Sabado, 22 Sep,2018

Salud / MAR 06 2018 / Hace 6 Meses

Compuesto 516, el fármaco que promete otorgarte los mismos beneficios del ejercicio

Una pastilla que imita los beneficios del ejercicio, como tener más resistencia o controlar el peso.

Compuesto 516, el fármaco que promete otorgarte los mismos beneficios del ejercicio

/ Pexels

Un sueño para muchas personas con problemas de salud relacionados al peso parece estar cerca. Hasta dos equipos de científicos afirman estar cerca fabricar una pastilla que imita los beneficios del ejercicio, como tener más resistencia o controlar el peso, sin que la persona en realidad tenga que hacer el ejercicio físico.

"Nuestro objetivo es comprender estos circuitos. Estamos tomando este concepto e intentando desarrollar un fármaco que pueda ayudarnos a jugar con el sistema que se activa naturalmente durante el ejercicio", dice al The Washington Post, Ronald Evans, director del laboratorio de expresión genética en el Instituto Salk de Estudios Biológicos en La Jolla, California.

Los científicos del Instituto Salk han estado trabajando desde 2007 en un compuesto químico, conocido como 516, que imita los efectos producidos por el ejercicio al activar un circuito genético específico, "una puerta de atrás en la red genética del ejercicio", dice Evans.

Recomendado: La obesidad también debe ser tratada con psiquiatría, dice experto

Los investigadores se basaron en trabajos anteriores que identificaron un mecanismo genético que alienta a los músculos a quemar grasa, en lugar de carbohidratos, de la misma manera que lo hacen los atletas de élite.

"Hay muchas razones por las cuales las personas no pueden correr, caminar o hacer ejercicio", dice Evans. "Si puedes darles una molécula pequeña que pueda transmitir los beneficios del entrenamiento, realmente puedes ayudar a mucha gente".

Cualquier medicamento de este tipo requeriría una licencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), pero la FDA no reconoce "la incapacidad de hacer ejercicio" como una enfermedad que necesite un medicamento. Así que Evans se ha enfocado en probar el compuesto 516 para tratar jóvenes con distrofia muscular de Duchenne, un enfoque tiene una mejor chance de ser aprobada por la FDA. "Esta [enfermedad] afecta a los niños que no pueden hacer ejercicio y finalmente mueren de desgaste muscular, a menudo a una edad relativamente temprana, a los 15 o 16 años", dice Evans. "Es una enfermedad con una gran necesidad médica no satisfecha".

Pero el medicamento, que ahora se somete a un pequeño estudio de seguridad humana, tiene "una aplicación potencialmente amplia", dice, incluso para la esclerosis lateral amiotrófica, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Huntington, y para "personas en sillas de ruedas".

Además de personas que desarrollan una lesión renal aguda, un efecto secundario potencialmente mortal de las cirugías cardiacas, que suele resultar en un daño irreversible a los órganos. "El órgano o tejido cambia sus propiedades metabólicas y comienza a quemar azúcar, y porque ocurre rápidamente, es muy difícil de detener", dice Evans. "Nuestro medicamento ayuda a devolver el tejido a un estado más saludable, regresándolo de un estado inflamatorio crónico. Si lo hace con cuidado y rapidez, puede anular la respuesta al daño".

Vea también: 
Científicos avanzan en uso de células madre para tratar enfermedades incurables
 

Otros esfuerzos

Sin embargo Evans no es el único que está trabajando en este esfuerzo. Varios otros científicos están estudiando compuestos que funcionan de forma diferente a 516, pero con el mismo objetivo: dar los beneficios del ejercicio a personas que no pueden hacerlo. Ali Tavassoli, profesor de biología química en la Universidad británica de Southampton, descubrió una droga conocida como compuesto 14 que funciona "engañando a las células para que piensen que se han quedado sin energía", dice Tavassoli al medio estadounidense. Lo hace a través de una serie de acciones moleculares que estimulan a las células a metabolizar el azúcar, que produce energía, dice.

Debido a que el compuesto descompone el azúcar, Tavassoli dice que lo ve como un tratamiento potencial para la diabetes o el síndrome metabólico, un grupo de condiciones que incluyen obesidad, hipertensión, niveles altos de azúcar en sangre, triglicéridos elevados y LDL elevado, el colesterol "malo".

"Los resultados más sorprendentes han sido el efecto de la molécula sobre la tolerancia a la glucosa y el peso corporal en un modelo de obesidad inducida por la dieta en ratones", dice. "Mejora la tolerancia a la glucosa y reduce la masa corporal". Aunque advierte que aún no se ha probado en humanos. "Si bien nuestros resultados son prometedores, estamos bastante lejos de las pruebas clínicas", dice Tavassoli.

Le puede interesar: Científicos descubren un nuevo mecanismo implicado en el alzhéimer
 

Un avance que no está libre de riesgos

Cualquiera de estas drogas podría ser usada de manera indiscriminada. Los atletas aficionados pueden querer volverse más rápidos o más fuertes, los de élite pueden usarlas para engañar al sistema (aunque el compuesto 516 ya está prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje, según Evans), e incluso las personas sedentarias podrían buscar una forma fácil de "hacer ejercicio" sin tener que esforzarse.

Evans reconoce que una vez que un medicamento tiene licencia, "las personas que no están enfermas lo querrán", dice. "Todo el mundo sabe que cualquier ejercicio que hagan probablemente no sea suficiente. Pero no estamos desarrollando una droga como esta para hacer que alguien corra más rápido", aclara.

Tavassoli está de acuerdo. "Desafortunadamente, como con todos los demás productos farmacéuticos, no hay forma de prevenir el abuso, pero el beneficio potencial para millones de personas que padecen enfermedades supera cualquier preocupación sobre el abuso por parte de los atletas", finaliza.

Si bien estos nuevos fármacos ayudarán a personas con problemas de movilidad, lo ideal siempre será que las personas sanas hagan de ejercicio de manera regular. Ya se ha establecido que un poco de ejercicio a la semana tiene beneficios como ayudar a combatir la depresión o ayuda a extender varios años de vida.


Victor Román
*Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net