Domingo, 18 Nov,2018

Economía / SEP 10 2018 / Hace 2 Meses

Conozca cómo multiplicar la rentabilidad agrícola por 10 con el ‘Modelo Sancocho’

Nelson Galindo Collazos, gerente técnico de Fedeorgánicos Nacional, es uno de los 35 conferencistas invitados a Colombia Orgánica Expo Internacional 2018, que comienza este lunes en Armenia.

 

Conozca cómo multiplicar la rentabilidad agrícola por 10 con el ‘Modelo Sancocho’

‘Modelo Sancocho’, en el que se aplica la siembra de varios cultivos asociados en el mismo lote. Se puede llegar a tener hasta 30 cultivos.

“Cada vez crece el entusiasmo y mejoran los resultados”, dice Nelson Galindo Collazos, ingeniero agrónomo egresado de la universidad de Tunja, con 28 años de experiencia profesional, quien actualmente es gerente técnico de Fedeorgánicos Nacional. Un innovador que multiplicó por 10 o más, la rentabilidad de 50 empresarios agricultores de Santander.

Además, es uno de los 35 conferencistas invitados a Colombia Orgánica Expo Internacional 2018, que comienza este lunes y va hasta el miércoles 12 de septiembre, un evento académico y feria de entrada libre, en el centro de convenciones de Armenia, organizado por Fedeorgánicos Nacional, que estrena presidente quindiano, Fabio Aristizábal Arango.

Sobre el proyecto para mejorar los ingresos de los 50 cultivadores, aseveró que entre todos suman 500 hectáreas de cultivo orgánico casi milagroso. Siembran 10 productos y cada uno produce igual o más —mucho más—, que si estuviera sembrado en monocultivo. Eso es multiplicar la tierra por 10, el que tiene una hectáreas produce lo de 10, y con cero agrotóxicos.

“El modelo que nosotros tenemos es agricultura de escala, semejando a la economía de escala, se fue dando a través del tiempo con la siembra de varios cultivos asociados en el mismo lote, hemos tenido hasta 10 cultivos, pero se puede llegar a tener hasta 30 cultivos. Hay uno principal, otros secundarios y puede haber unos cultivos para alimentación de animales. Siempre buscamos varias fuentes y creamos un flujo de caja. Recaudos a corto, mediano y largo plazo. Todo el proyecto es orgánico”, dijo Galindo Collazos.

Explicó que los cultivos se manejan de manera tecnificada. “No utilizamos semillas transgénicas. El proyecto tiene una gran sostenibilidad tanto social, como ambiental y económica. Se crea empleo y lo que hacemos es convertir potreros en bosques productivos. Mejoramos los suelos, recuperamos el agua y también rescatamos el tema de la soberanía alimentaria. Con la implementación de especies que ya casi no se cultivan como la achira, la arracacha, el guandul y diferentes variedades de fríjol, maíces criollos, etc. Nos ha ido muy bien con los maíces. La escogencia de qué cultivar depende de cada zona y todavía le estamos ingresando más diversidad al proyecto”.

Relató que ha tenido proyectos en muchos departamentos desde la Sierra Nevada de Santa Marta, el Cesar, Santander, Cundinamarca, Boyacá, Antioquia, el Huila… Los ha llevado a Ecuador, Perú y se ha ido internacionalizando la idea.

“Ha venido gente de México interesada en implementarlo. El proyecto ‘Sancocho’ se convirtió en una metodología, donde puede cambiar el cultivo principal. Puede ser cítricos, aguacate, palma africana, cacao…. También lo tenemos en diferentes pisos térmicos. Actualmente estoy manejando 500 hectáreas del modelo ‘Sancocho’ con certificación orgánica. Yo uso la certificadora francesa Ecosert”.

Agregó: “Son altamente rentables. La gente está muy contenta con los beneficios ambientales pero mucho más con los beneficios económicos. Empresarios del campo que tienen desde mil metros hasta 75 hectáreas. En el Quindío ya arrancamos el proceso en la finca Combia”.
 

La historia

“Hace 28 años iniciamos con el cultivo de plátano y lo asociamos, en diferentes densidades, con el café y cada año le anexábamos una cosita más, y observábamos las respuestas siempre positivas. Hacia el año 2000 le presentamos el proyecto a un empresario santanderiano, e hicimos un piloto de 3 hectáreas. Convencer luego fue muy fácil porque era solo traer al cultivador y mostrarle la experiencia. El apoyo ha sido de empresarios interesados en crear patria”, argumentó Galindo Collazos.

Aseguró que el proyecto tiene los fundamentos de los agrosistemas forestales, de la agricultura orgánica y la agricultura por estratos.

“Estamos organizando una gira de productores quindianos para que visiten el modelo en Santander. Están muy interesados en participar y están convocando gente para que el proyecto se masifique en el Quindío. Nosotros hemos llegado a producir hasta 51 cargas de café por hectárea, el promedio a nivel nacional es muy bajo, así sea en las zonas óptimas. El promedio es 12 cargas. Las mejores han llegado a 35 o 40 cargas. En fríjol, hemos llegado a 4 toneladas, el promedio es tonelada y media. En maíz para forraje hemos llegado a 40 toneladas por hectárea, el promedio en terrenos mecanizables con alta tecnología es igual al nuestro. En asocio con otros cultivos, producimos la misma cantidad de maíz de forraje. Aguacate hass orgánico lo producimos bajo sombra en asocio con varietales de café como cobertura noble del aguacate”.

De acuerdo con el gerente técnico de Fedeorgánicos Nacional, no sufren de plagas ni enfermedades, “las que se dan son muy leves”. Al que no crea, Nelson Galindo lo invita a que “vaya y mire”. Le han pedido disculpas porque los agrónomos convencionales han quedado asombrados de la tecnología. “Los que visitan estos cultivos dicen que por fin entendieron la permacultura. Esto es permacultura pura, hecha realidad en grandes y pequeñas extensiones”.

 

Ahorro enorme para la avicultura

“La base de la fertilización son las gallinazas y las pollinazas. Santander es el mayor productor avícola del país y hemos logrado que esa industria modifique sus hábitos. Dejaron de utilizar los desinfectantes cuaternarios que están prohibidos y no se descomponen en el corto plazo. Hoy en día ninguno utiliza esos productos, utiliza microorganismos. Se ahorran muchísima plata. El hecho de que la materia orgánica se vaya descomponiendo, disminuye los niveles de amoniaco en los galpones. Y hemos disminuido el tema del polvo en suspensión, entonces las aves ya no se enferman de los pulmones ni se estresan con el amoniaco”, afirmó el agrónomo.

Relató que “cuando sacamos la gallinaza de los galpones va más o menos compostada en un 70%. Llevamos un control de temperaturas. Se calienta hasta 65 grados centígrados y cuando vuelve a estar en temperatura ambiente ya es hora de aplicarla. Para fertilización utilizamos el mineral Sulphomas, que es un sulfato doble de potasio y magnesio. Es un producto importado de dos minas, una en California y otra en Alemania. Parecido a la sal Epson o sal de Inglaterra. Se extraen de las mismas minas, es de excelente calidad, a un precio razonable y con muy buenos resultados en campo. Nosotros producimos maíz para alimentar pollos y gallinas para que la gente vuelva al pollo y a la gallina de campo”.

Señaló que utilizan pocos plaguicidas y todos son biológicos, lo que más utilizan son Bacillus subtilis, Beauveria bassiana, como herbicida usan uno orgánico, que se hace con base en un vinagre de frutas, de espectaculares resultados.
 

Sin ser folclóricos

“Tenemos que ser juiciosos y responsables en el manejo de la agricultura. Analizar y estudiar mucho. Es una agricultura exponencial. Hay unos 24 modelos de agricultura orgánica: regenerativa, natural, permacultura, agroecología, intensiva, etc. Creo que el ‘modelo Sancocho’ las incluye”, afirmó Nelson Galindo Collazos.

Según él, el principio real de todo es el sentido común, “que es el menos común de los sentidos. Los que ya hicieron el monocultivo tiene que convertirlo a Sancocho, porque si no, van a perder… siempre hemos escuchado en la agricultura convencional que lo mejor es el monocultivo. El ejemplo hoy en día es el Quindío, es la demostración de que la agricultura convencional colapsó. El modelo federación fracasó y tocamos piso. Por eso es que nos están llamando. Aquí ya se acabó la discusión. El Quindío lo demostró, los que sigan en agricultura convencional son unos necios, pues la naturaleza nos está enseñando cuál es el mejor modelo, solo que se nos olvidó escucharla”, concluyó.


Ana Catalina Velilla
Especial para LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net