Lunes, 19 Ago,2019
Medio ambiente / ABR 11 2019 / hace 4 meses

Cuatro regiones unidas por la protección de la palma de cera

Autor : Lily Dayana Restrepo

Las corporaciones autónomas regionales se reunieron en la lucha contra el tráfico ilegal del árbol nacional, en especial cuando se aproxima el Domingo de Ramos.  

Cuatro regiones unidas por la protección de la palma de cera

Las corporaciones autónomas regionales de Risaralda, Cundinamarca, Tolima y Quindío se unieron contra el tráfico de la palma de cera. El encuentro, que se realizó en Salento, contó con representantes de cada una de la entidades, alcaldes y la Policía Ambiental. 

Dentro de las conclusiones del evento, el director de la CRQ, Juan Manuel Cortés, señaló que aunque en el departamento la situación está controlada, ya que el año anterior no hubo incautaciones por tenencia del árbol, las campañas continúan y con esta integración se fortalece el objetivo.  

“El mayor indicador de que sí hay conciencia sobre la no utilización de la planta, es que el año pasado la CRQ no incautó una sola palma de cera, pero no por eso se baja la guardia, hay que seguir con el control de seguimiento, la autoridad ambiental está haciendo una labor adecuada al respecto”, sostuvo el directivo quindiano.

Recomendado: Sembrarán 3.000 palmas de cera en Peñas Blancas
 

Trabajo articulado

La articulación entre las cuatro corporaciones busca tomar medidas conjuntas de prevención para que el daño ambiental no se genere, a puertas de una de las celebraciones más amenazantes para la especie, “queremos demostrarle a todo el país que estamos realizando un trabajo articulado, tal y como lo quiere todo ciudadano colombiano, que todas las entidades focalicemos acciones encaminadas hacia el mismo objetivo y más aún ahora que se llega el Domingo de Ramos”. 

En el Quindío, en alianza con la administración municipal de Salento, la Policía y Ejército Nacional, realizan recorridos por los sectores donde hay palma de cera. Adicionalmente hay un retén en el sector de La Playa y en la parte alta de Cocora, en el sector  de El Planchón, donde hay personal de la entidad y acompañamiento de la fuerza pública, para que no se dé la extracción ni erradicación de este material vegetal importante para esta zona.

Como alternativa para los feligreses, Cortés expresó que existen muchas especies como el pino, eucalipto y araucaria, que si se extrae una rama no provoca un problema para la vida de la planta, mientras que con la palma de cera, si se arranca el cogollo, se muere. 

Sumado al daño anterior, Martha Mónica Restrepo Gallego, directora de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Carder, indicó que los animales que habitan la planta también se afectan. “Sabemos que el árbol es el hábitat de varias especies importantes como el loro orejiamarillo, por eso queremos construir un trabajo en equipo nacional, para evitar que ese ecosistema no se destruya”. 

Agregó que el mensaje es que no utilicen el árbol nacional, ya que este se demora 100 años para ser adulto, “es un llamado como corporaciones y que integra el mensaje encíclico del papa cuando inquirió que no es solo un conflicto, sino ambiental donde se están destruyendo muchas especies y hay que cuidar el hábitat”.

Jorge Enrique Cardoso Rodríguez, director de Cortolima, coincidió con la importancia del árbol explicando que hay que enseñarle a todos los colombianos que vengan a visitar esta región, que lo hagan en paz con la naturaleza. “La palma es muy importante para la cordillera central, tenemos los último relictos boscosos, que los descubrió el profesor von Humboldt en 1803. En el Tolima está prohibido movilizar, talar y traficar la palma de cera”.

Le puede interesar: “Quindianos no saben nada de su flora y fauna”: presidente Jardín Botánico

Añadió que la tarea de estar trabajando conjuntamente con la Policía y las cuatro corporaciones, significa que se está controlando adecuadamente los últimos relictos. “Decirle a los quindianos y tolimenses que la especie es única en el mundo y la tenemos solo aquí en el territorio”. 

La unificación de las corporaciones busca blindar el área donde está sembrada la palma, una campaña que se realizaba de manera individual por cada entidad en sus regiones y que espera ser más fuerte de manera conjunta, así lo informó Néstor Guillermo Franco González, director de la corporación de Cundinamarca, quien invitó a la reflexión respecto a cómo nos relacionamos con el medio ambiente. 
 

Delito ambiental

La mayor Paula Ortiz, jefe de la Policía Ambiental de la dirección de control y servicios especiales, aseveró que la institución no puede ser ajena a este compromiso y por eso están articulando esfuerzos para hablar con la comunidad, “sensibilizarla un poco en esta fecha tan especial en donde se aumentan los casos por tráfico de especies, especialmente la palma de cera”.

Vea también: 1,6% de las hectáreas del valle de Cocora son de cultivos de aguacate hass

Adicionó que para la prevención se van a realizar actividades de control donde se dirá a la gente que no trafique. “Es un delito en el país y es el aprovechamiento de los recursos naturales, quien trafique y comercialice especies tendrá una pena de seis a nueve años de prisión”. Quienes deseen informar sobre un caso de estos puede llamar a la línea 123.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net