Be sure to provide your own site attribution and content.
La Salida / Febrero 13 de 2017 / Comentarios

Cuencos tibetanos, terapia alternativa

Cuencos tibetanos, terapia alternativa

Estado de relajación para estabilizar los órganos y el sistema nervioso.

Cecilia Kersting Aguirre Hernández, bioenergética y acupunturista colombiana que hace más de treinta años emigro de su país a Europa en busca de un futuro para ella y su familia, se radicó en Alemania y en sus correrías tuvo la oportunidad de conocer la cultura asiática, en especial la tibetana, donde le llamó la atención una forma de relajación, la terapia alternativa de los cuencos. LA CRÓNICA la encontró en el centro de meditación Ashram el Edén.

¿Qué es la terapia de los cuencos tibetanos?
Es un arte milenario, practicado por los tibetanos, donde en un estado de completa relajación se busca el encuentro con ese yo interior, y a la vez que el ser humano pueda trascender a otra dimensión de la conciencia.

¿Qué buscan las personas que se hacen estas terapias?
Quien toma una terapia de estas, entra en vibración y en resonancia con lo que somos, así como las plantas vibran, la naturaleza, todo lo que nos rodea, de esta manera encontramos que los niños son muy alfa son muy despiertos ya que viven en completa vibración y a nosotros los adultos nuestras emociones nos han llevado a ser muy bajos de energía, desconectados de su propio ser, de ese niño interior; entonces cuando una persona se realiza una terapia de cuencos, llega a un estado donde deja de pensar e incursiona en un sueño profundo de relajamiento que hace que nuestros órganos y nuestro sistema nervioso se estabilice.

¿Cuándo podemos decir que el ser humano ha logrado el relajamiento total?
Es el momento en que una persona logra la catarsis y se acuerda de muchas cosas que tiene que cambiar, sucede que muchas veces algunos seres humanos tienen muchas cargas emocionales y en este momento cumbre de su concentración, entran en lágrimas y manifiestan el deseo de hablar, de contar eso que llevan dentro y los está atormentando, un gran secreto, un pecado capital o una enfermedad terminal que el médico le ha diagnosticado y no le da probabilidades de vida. Es en este momento de la terapia cuando se debe tener mucho cuidado con el paciente ya que en ese instante está logrando ese encuentro con el otro yo y su mente está trascendiendo a otra dimensión.

¿Es posible que un paciente con una enfermedad delicada pueda curarse?
Sí, muchas veces han llegado personas con enfermedades como cáncer, a quienes los mismos médicos les han dicho que las terapias son buenas, muy paliativas, entonces con estos pacientes hemos entrado al punto donde empezó la enfermedad, porque un cáncer es una enfermedad que lleva un proceso, uno no se enferma de ayer para hoy, entonces logramos que la persona entre en un sueño profundo de sanación donde nutrimos todos los órganos y nos hacemos conscientes que no solo de pan vive el hombre, sino que somos algo más, somos una dimensión más de vibración.

¿Cuándo se tienen los sueños profundos, se llega a otras dimensiones?
Sí, de hecho el maestro que me enseñó en Alemania lo realiza con frecuencia, e incluso yo cuando me siento muy baja de energía, me siento confusa o me disperso mucho, toco una terapia y eso me ayuda a salir de las malas energías aquí en la tierra y por medio de las vibraciones en esa otra dimensión todo mi ser vuelve a recobrar la vida plena en ese yo interior.

¿Cuánto tiempo puede durar una terapia de cuencos?
Como mínimo puede durar una hora, en algunas ocasiones hasta hora y media, dependiendo, porque si el paciente se encuentra muy relajado yo debo sacarlo de esa dimensión y para ello le doy quince minutos y si no se sienta entonces debo empezar a llamarlo por su nombre para así hacerlo volver.

¿Cada cuánto se recomienda que una persona se haga una terapia de cuencos?
En los casos de cáncer o de locura que se ve mucho hoy en día, se recomienda tres por semana y se va bajando hasta llegar a solo una, y a la vez se van realizando otras terapias homeopáticas.

¿Otras personas realizan estas terapias en el país?
Si las pueden haber, pero no realizan las terapias con los trece cuencos completos, la cama musical, el feng gong y los dos gong gong, como se realiza en el Tibet.

¿Cuánto tiempo va a estar en el país?
Por ahora llevo seis meses y estoy pendiente de regresar a Alemania, donde estaré haciendo una especialización con mi maestro que llega de la India, pero estoy haciendo todo lo posible por radicarme del todo aquí en Colombia, para ello ya he construido mi casa en un lugar alejado en las montañas de Marquetalia Caldas, donde solo tengo contacto con la naturaleza y se me va a facilitar para realizar mis terapias.
Invito a todos los quindianos a tomar conciencia, les deseo mucha felicidad y que le den apertura a su corazón, no duden cuando tengan oportunidad, hacerse una terapia de cuencos tibetanos que es muy buena para el cuerpo, el alma y el espíritu.

Raúl Tiberio Forero Cortés
LA CRÓNICA

PUBLICIDAD

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados