Jueves, 21 Mar,2019
Región / ABR 25 2017 / hace 1 año

Denuncian mala atención médica a profesora que murió en Semana Santa

Durante cuatro meses, los familiares de María Zenaida Ríos Cardona, de 60 años, lucharon con diferentes médicos e instituciones para exigir un trato digno para la paciente, pues desde enero de este año fue diagnosticada con cáncer. La profesora falleció el pasado 12 de abril.

Denuncian mala atención médica a profesora que murió en Semana Santa

María Zenaida Ríos Cardona, de 60 años, falleció el pasado 12 de abril en el hospital San Juan de Dios de Armenia.


“La primera vez que mi mamá fue a consulta en Cosmitet, por el dolor que tenía, le dijeron que era la vesícula, sin hacerle ningún examen ni nada. Como nosotros vimos que seguía mal, decidimos ir a donde un médico particular, él le hizo una ecografía de abdomen y ahí apareció el tumor. Eso fue en enero y desde ese día empezamos a voltear con ella de un lado para otro”, dijo Beatriz Milena Serna Ríos, la hija.

De esta forma, durante los meses siguientes al primer diagnóstico, los familiares se trasladaron a Pereira para hacer los estudios correspondientes, esto por medio de la Unidad Oncológica del Eje Cafetero, IPS con la que tiene convenio la EPS del magisterio. 

“Nos demoramos casi un mes en este proceso, pero finalmente logramos el servicio y la cita con el especialista, donde nos informó que necesitaba quimioterapia. Mi mamá siempre sufrió de un estreñimiento severo, pero nadie le puso mucho cuidado a eso. Nosotros empezamos a notar que se quejaba de dolor de estómago cada que comía y, cuando le informamos al médico, él solo nos contestó que era por el cáncer, pero no se tomó el tiempo, ni siquiera, de revisarla”.

El 1 de marzo, doña María Zenaida tuvo su primera sesión de quimioterapia, sin embargo, este procedimiento solo logró empeorar su condición, ya que presentó un cuadro de diarrea severa, vómito y deshidratación.

“Cuando la llevamos a la IPS, porque ella se sentía muy mal, nos dijeron que ellos no podían hacer nada, que no tenían médicos ni implementos para atenderla, entonces que la lleváramos a urgencias. En el San Juan de Dios tampoco nos pusieron mucho cuidado, la hidrataron y nos dijeron que pidiéramos una cita, porque eso no era una urgencia. Entonces nos la llevamos para la casa”.

Unos días después, al ver que la diarrea no paraba, los parientes volvieron al hospital de zona y allí se dieron cuenta que tenía una obstrucción intestinal que le había causado una infección.

“Nos dijeron que era ocasionada por la quimioterapia, la cual, combinada con el problema intestinal, había colapsado el sistema digestivo. Ahí ya la hospitalizaron y nos dijeron que la tenía que ver el oncólogo, pero el señor no hace visitas domiciliarias, sino que, en ese estado en el que estaba mi mamá, nos hicieron llevarla hasta el consultorio”.

En la cita, el profesional afirmó que la situación crítica de la paciente no tenía nada que ver con el cáncer que padecía, sino que se debía a la infección.

“Cuando me vio, me dijo que mi mamá se estaba muriendo y que teníamos que internarla en la Unidad de Cuidado Intensivos, UCI, pero, según el informe, el tema oncológico se encontraba estable y la gravedad se debía a la infección. Yo le dije muchas veces a ese médico que ella tenía problemas intestinales, pero a mí nadie me prestó atención y por eso pasó lo que pasó”.

Tras varios días en la UCI del San Juan de Dios, la maestra murió por una infección que terminó causando fallas en sus órganos vitales.

“El oncólogo de esa IPS es muy inhumano. Nosotros fuimos varias veces a pedirle que fuera a ver a mi mamá, pero el señor se negó. Fue grosero y no nos prestó la atención que requería. Él nos dejó morir a mi mamá”.

Finalmente, Serna Ríos cuestionó el contrato que tiene Cosmitet con este centro, ya que aseguró que no presta el servicio adecuado, no tiene los equipos necesarios y le falta personal idóneo para atender a los pacientes.

“No entiendo por qué el contrato no se hace con Oncólogos de Occidente, que son los que cuentan con todo lo necesario para este tipo de casos. Conocemos varias personas con situaciones similares a la de nosotros, donde los maestros se mueren por una atención inoportuna o la falta de compromiso por parte de los médicos. Ahora, lo que queremos es reunir a los profesores que se encuentren en una situación similar, para que juntos hagamos un grupo de apoyo y podamos extender nuestros casos a instancias nacionales, para que no sigan muriendo por negligencia”. 


“Prestamos el servicio”

Por su parte, el director médico de Cosmitet, Julio César Mendoza, explicó que se cumplieron todos los protocolos de atención en el caso de la señora Ríos Cardona.

“Ella ingresó por una infección, no por el tema del cáncer. Cuando el médico tratante solicitó la valoración por el oncólogo, se dio a tiempo, tanto que la trasladamos al consultorio respectivo. Nosotros cumplimos con todo lo que nos pidieron, se dieron las autorizaciones, los medicamentos y todos los análisis requeridos”. 


Tatiana Palacio Mejía
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net