Miércoles, 16 Oct,2019
La Salida / FEB 07 2019 / hace 8 meses

Diego Palacio dirigió el ensamble musical de la conmemoración a los 20 años del terremoto

Es además músico y docente del instituto de Bellas Artes y tiene una amplia trayectoria artística.

Diego Palacio dirigió el ensamble musical de la conmemoración a los 20 años del terremoto

Diego Palacio es trompetista, director de bandas de marcha y docente de solfeo.

Diego Palacio Alzate, músico, docente del instituto de Bellas Artes y director de bandas, fue el encargado del ensamble musical para la conmemoración de los 20 años de la tragedia que cambió la historia de Armenia y el Quindío. El montaje artístico tuvo además un grupo base dirigido por Déiner Hurtado. Las interpretaciones musicales fueron cantos típicos de la región quindiana como el bambuco, dos de ellas, compuestas y dirigidas por el docente de Bellas Artes.

Recomendado: 
Especial, 20 años de terremoto

¿Cuál fue su papel dentro de la conmemoración a los 20 años del terremoto de Armenia?

Lo que queríamos era hacer un performance que agradeciera a todo Colombia y al mundo el apoyo que hubo desde ese momento tan trágico del 25 de enero de 1.999, hasta el día de hoy, y además mostrar que el Quindío está vivo, que la gente tiene esperanza, amor y sobre todo, muchas ganas de salir adelante.

¿Cómo llega a ser parte del equipo del evento?

El secretario de Cultura departamental, James González, me contactó para invitarme a que fuera parte del ensamble musical con motivo de la conmemoración de los 20 años del terremoto. Primero iba a trabajar con las bandas de marcha, con las que tengo una trayectoria. Junto con el profesor Wilton Marín de la Ciudadela del Sur, consolidamos el ensamble musical. Posteriormente, a medida de que se iba consolidando ese proceso artístico, me hicieron otros encargos de hacer unas composiciones y unos arreglos musicales y además, estar a cargo de la dirección de la Orquesta Filarmónica del Café.

Le puede interesar: Las coincidencias del terremoto que un científico tiene por resolver

¿Qué géneros interpretaron el show musical?

Interpretamos dos canciones mías, una que era una especie de bambuco con componentes afro latinos y otra que sí era propiamente un bambuco. También hicimos adaptaciones de una obra del maestro Fernando Torres y otras composiciones del repertorio quindiano que generan un recuerdo de esta difícil época.

¿Cómo fue el recibimiento de las personas?

Uno muchas veces desde arriba no se da cuenta de eso, pero luego de que uno se baja de la tarima y le dicen, luego le escriben y lo llaman, empieza uno a notar que fue una cosa bien hecha y que se logró lo que se quería, que era tocar el corazón de la gente. Muchas personas lo recordaron con lágrimas, otras incluso me llamaron a decirme que habían llorado y ese era el objetivo, que la gente se conmoviera.

Vea también: Ángela Marulanda vio la luz 17 horas después del sismo, tras su rescate

¿De qué manera se prepararon para el evento?

Sería muy pretencioso de mi parte decir que hice todo el trabajo solo, pues hubo personas que ayudaron mucho y estuvieron a cargo de gran parte del evento: profesores de danzas; Victoria Sur, quien estuvo en cabeza de la parte vocal; el maestro Déiner Hurtado dirigiendo el ensamble musical de todo el proceso, y el profesor Milton Marín y el doctor James González Mata, que fueron vitales para que todo saliera bien.

¿Cuál fue el primer acercamiento que tuvo con la música?

Me enamoré de la música cuando iba pasando un día por el parque de mi pueblo, Pácora, Caldas, y vi una banda tocando. Recuerdo que el director era muy bueno y desde ese día me enamoré de la dirección orquestal, no recuerdo qué edad tenía pero era un niño. Estuve en la banda del colegio, hice parte de varias bandas sinfónicas y tuve directores muy buenos, que me invitaron directa o indirectamente a involucrarme con esa linda labor de la dirección. Luego hice un perfeccionamiento de la técnica en el Conservatorio del Tolima y ahora tengo la fortuna de practicar siendo el director de la banda sinfónica de la universidad del Quindío.

Aparte de la dirección también ejerce la docencia ¿dónde lo hace?

La experiencia más larga que he tenido ha sido dirigiendo bandas de marcha y con varias orquestas del departamento, y desde el año 2.010 soy parte del Instituto de Bellas Artes de la universidad del Quindío, en el que tengo la responsabilidad de la cátedra de solfeo y trompeta. Además soy docente de primaria artística de la gobernación, en varios municipios del departamento.

Le puede interesar: Saldo del terremoto: pérdidas vs. ganancia espiritual

Entre la docencia, la dirección y la trompeta ¿cuál es la que más le apasiona?

Soy hijo de una profesora, toda mi familia está compuesta por docentes y me siento muy bien ejerciendo la docencia. La trompeta es el instrumento que me acompaña desde muy pequeño y no me imagino dejándola ni tocando otro instrumento; aunque tengo conocimiento en varios de ellos, la trompeta es la que me hace feliz, pero definitivamente con la dirección hay un vínculo especial, es algo en lo que siempre busco mejorar y me esfuerzo mucho, es lo que siempre había soñado hacer.

¿Cuáles son sus proyectos ahora?

En la dirección tengo un objetivo y es llevar a la banda sinfónica de la universidad a algún festival nacional. En la docencia, un logro personal es que mis niños aprendan a amar la música, ese es el honor más grande que puede tener un docente y en la trompeta estoy pensando en grabar y además con un objetivo, tratar de promover el festival quindiano de jazz y seguir trabajando en la composición.


Carolina Marín
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net