Miércoles, 17 Ene,2018

Educación / ENE 14 2018 / Hace 4 Dias

¿Educar para la vida o para el trabajo?

“La clave de la enseñanza sigue siendo el desarrollo del pensamiento crítico y esa es la labor esencial del profesor”: Laura Morillas.

¿Educar para la vida o para el trabajo?

Los niños leen con atención el texto donde aprenden por parejas. No están distraídos con tablets o celulares.

En vísperas de iniciarse las actividades escolares, es pertinente plantear lo que expresan los expertos sobre la educación que, como se viene afirmando desde hace varias décadas, está en crisis. Y un elemento que debiera respaldar el mejoramiento de la calidad como es la tecnología —por su mal uso— la afecta. Así también hay otro factor que incide en la calidad y que tiene que ver con el marketing: ¿Se educa para la vida o para el trabajo? 

Qué tipo de educación deben recibir las nuevas generaciones, es algo que tiene que ver con las políticas de los gobiernos, la familia y la escuela. En esta ocasión haré alusión a los dos aspectos señalados arriba, y para ello resaltaré lo que dicen los peritos. Asimismo, presentaré algunas ideas extraídas del ´Informe Delors´, producto del estudio sobre la educación del siglo XXI, por encargo de la Unesco.

Lea también: ¿Cuál es el impacto de los medios digitales en los alumnos?

Inicio con lo afirmado por Nuccio Ordine —N.O—, profesor de literatura italiana en la universidad de Calabria, que está en el sur de Italia, quien también es asiduo invitado por universidades de EE. U. y Europa. Además, es un reconocido escritor y filósofo.  

Atendiendo una entrevista que le concedió a la periodista Luz Sánchez-Mellado —​L.S.— y que publicó el periódico El País de España este año, respondió a temas relacionados con la educación. Resalto las preguntas que tienen que ver con la tecnología y con un tema que está muy de moda: ¿Estudiar para el trabajo? 
 

Los chicos y adultos no se concentran

L.S.: “Antes de los móviles inteligentes, me bebía tochos de 600 páginas y ahora se me hacen bola tres párrafos. ¿Qué me pasa, profe?N.O.:Si no te paras y te recoges, no reflexionas, no piensas, no puedes aprender. Tanto ruido, tanto estímulo, nos impide recogernos y pensar. Los chicos no se concentran y los adultos tampoco”.

L.S.: “El verdadero lujo sería, entonces, poder pararse y pensar”. N.O.: “Y leer, y hacer lo que te gusta. Los chicos han de entender que hay cosas que se hacen por el placer de aprender y sirven para entender la vida. Facebook ha paralizado las relaciones. Uno es rico si tiene tres amigos, no 3.500”.

Recomendado: Amenazas, riesgos y ventajas de las tecnologías

L.S.: “Los jóvenes reciben mucha presión familiar y social para estudiar lo que demanda el mercado. ¿Cómo pueden rebelarse?” N.O.: “Elegir carrera basándose en el mercado es la muerte de la universidad. Si voy a la escuela ha de ser para convertirme en una persona mejor, no para aprender un oficio. También hay una razón práctica. Quien estudia por pasión, será un buen profesional y un tipo feliz y encontrará trabajo”. 

L.S.: “Pero hay que comer, témome”. N.O.:No solo está el pan del cuerpo, sino el del espíritu. Y si no alimentamos el espíritu tendremos directivos que evaden, destruyen sus empresas y destruyen empleos. Eso es pensar solo en el propio pan. Y lleva a la barbarie”.
 

Los clásicos nos ayudan a entender la vida

L.S.:” Hay chicos a quienes les piden leer La Celestina, ven un vídeo y aprueban. ¿Qué hacemos mal?” N.O.: “Los padres tienen una responsabilidad limitada. Ahí se han equivocado la escuela y la universidad que formó a los profesores que piensan que pueden atraer el interés de los jóvenes por los clásicos con un vídeo o Internet. Y eso es una mentira enorme. Si el vídeo sustituye al clásico es la muerte. Tenemos muchas herramientas, pero solo leyendo a los clásicos te puedes enamorar de ellos y pueden servir para entender la vida”.

Por otra parte, la periodista Alba Moraleda, quien también escribe para El País de España, publicó un artículo que tituló Innovación educativa: ¿preparar trabajadores eficientes o ciudadanos libres? En el documento se presentó la opinión y experiencias de expertos en educación. 

Le puede interesar: 
Producción y productividad, retos en la educación y las empresas

Destacó que hay una corriente dentro del mundo educativo que critica la inclinación de la enseñanza hacia las demandas del mercado y presentó lo que expresó Andrés Dancausa, quien tiene una web para conectar profesores y estudiantes de todo el mundo, conocida como CEO de Sofía Square. 

Él expresó: “Hay que educar para vivir no para trabajar. Aunque las empresas son una parte importante de la vida, hay muchas más cosas a las que tendrá que enfrentarse un niño cuando crezca”. Con Andrés coincide Laura Morillas, directora del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado, dependiente del Ministerio de Educación de España. 
 

La tecnología no puede ser la protagonista

La experta destacó que la tecnología no debe entenderse como la protagonista de la educación, sino un medio para mejorarla, y manifestó: “La clave de la enseñanza sigue siendo el desarrollo del pensamiento crítico y esa es la labor esencial del profesor. El conocimiento es ahora accesible a todos en la red, pero el trabajo del docente es fomentar que el alumno piense por sí mismo y se haga preguntas”. Bueno, lo que hay en la red es información y no son muchas las personas que las transmutan en conocimiento.

Continúo con el ´Informe Delors´. Jacques Delors, político europeo de nacionalidad francesa y presidente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995, presidió también la comisión que originó el informe que estudió la ´Comisión Internacional sobre la Educación del siglo XXI´, publicado en 1996 por encargo de la Unesco, con el título: ´La educación encierra un tesoro´. Entre sus objetivos, se señaló el papel de la educación como vía para llegar a construir una sociedad que pueda progresar con los ideales de paz, libertad y justicia social.

Recomendado: 
La calidad de la educación superior: ¿un eslogan?

Destaco unos pocos puntos que deberían ser misión del escenario educativo, de acuerdo con dicho informe: 1- El estudiante debería convertirse poco a poco en ciudadano del mundo sin perder las raíces y participando activamente en la vida de la nación. 2- Los programas escolares cada vez están más recargados, por lo tanto, será necesario escoger una clara estrategia de reforma, pero a condición de preservar los elementos esenciales de una educación básica que enseñe a vivir mejor mediante el conocimiento, la experimentación y la formación de una cultura personal.

Como punto tercero he seleccionado: “La educación tiene la tarea de suscitar en cada persona la elevación del pensamiento y el espíritu hasta lo universal y a una cierta superación de sí mismo, con valores morales”.
 

La educación encierra un tesoro

El tercer punto es prácticamente función del docente, pues no es con los programas de estudio que se logra ese objetivo. Es la preparación del profesor, su actitud, el amor con que asume su misión, lo que coadyuva a la formación de un estudiante que piense críticamente, no solo frente al conocimiento, sino también con lo que pasa en su entorno: La escuela, su pueblo, el país, el mundo. Y los valores morales no se dictan en clase, se enseña con el ejemplo, como decía Albert Einstein.

Es conveniente resaltar lo expresado en el Informe acerca del fortalecimiento de la educación básica, en particular la enseñanza primaria, porque es allí donde se siembra la semilla del problema que florece en la universidad. Dice la Comisión que se debe realzar la enseñanza primaria y el aprendizaje de base, es decir, leer, escribir y calcular, pero también saber expresarse en un lenguaje propio para el diálogo y la comprensión. ¿Saben leer, escribir y calcular la mayoría de quienes llegan a la U?

Le puede interesar: 
“El conocimiento de la historia puede cambiar la actitud ante la Nación”: Jaime Lopera

Para titular su informe, la Comisión recurrió a una de las fábulas de Jean de La Fontaine, “El labrador y sus hijos”: “Guardaos (dijo el labrador) de vender el patrimonio, /dejado por nuestros padres, /veréis que esconde un tesoro”. La educación es todo lo que la Humanidad ha aprendido sobre sí misma. Imitando al poeta, que elogiaba la virtud del trabajo, podríamos decir: “Pero el padre fue sabio /al mostrarles, antes de morir, /que la educación encierra un tesoro”.


Diego Arias Serna ([email protected] / [email protected])
Profesor-investigador universidad del Quindío
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net