Martes, 21 May,2019
En profundidad / ABR 21 2019 / hace 3 semanas

El fallido paso del ferrocarril por la depresión de Navarco-Calarcá

Autor : Álvaro Hernando Camargo

De las cinco nacientes poblaciones en la ubérrima hoya del Quindío, en esa época, la más importante y más moderna era Armenia. 

El fallido paso del ferrocarril por la depresión de Navarco-Calarcá

Con la obra se iban a beneficiar poblaciones del Quindío, Tolima y Valle del Cauca. Foto : Archivo particular

Cuando se pensó en empalmar el ferrocarril del Tolima con el del Valle del Cauca, que partiendo de Ibagué se pudiera unir con Buenaventura, se dispuso a nombrar una comisión de ingenieros para que hicieran las exploraciones y estudios necesarios a efectos de determinar la ruta más conveniente para la construcción del Ferrocarril del Pacífico en el tramo comprendido de Girardot a Palmira, —Ley 129 de 1913—.

El punto de inicio de las exploraciones fue Ibagué, y dicho trabajo se empezó desde el puente sobre el río Combeima en la vía nacional del Quindío que parte de esta población.

Vea también: El siniestro del tren del Quindío, una tragedia nacional

Tres meses de labores les llevó a los comisionados atravesar desde Ibagué, el río Combeima, El Boquerón, el río Coello; la confluencia del Anaime con el río San Juan o Toche; continuando por la margen derecha del Anaime hasta la confluencia con el río Bermellón. Prosiguiendo la hoya del Bermellón hasta en el punto denominado San Miguel —hoy Cajamarca—, continuando por la depresión del Bermellón hasta el filo más alto de la cordillera del Quindío. De la cresta de la cordillera se pasó a la hoya del Quindío por el estribo que separa los ríos Santo Domingo y Navarco. En la depresión de la cordillera se procedió a hacer el estudio para calcular la cota roja de un túnel.
 

Los cuatro pasos posibles
de la cordillera del Quindío

Varias elecciones viales se hicieron posibles, a saber:
 

1. La del páramo del Chili, tomando el curso del río Anaime hasta el nacimiento en dicho páramo de las quebradas que lo forman. 

2. La de la depresión de Calarcá, siguiendo por el río Bermellón hasta su origen, y trasmontando la cordillera por la garganta conocida con el nombre de depresión de Calarcá y desde allí bajando hacia la hoya del Quindío por el río Navarco. 

3. La de Volcancito, tomando primero el curso del río Coello, siguiendo luego por el río Toche hasta su confluencia con Tochecito —en Toche— y continuando por este último hasta trasmontar la cordillera para salir a Salento.

4. La del páramo del Quindío por el cauce del río Combeima hasta pasar por las poblaciones de Armenia y Calarcá.
 

De archivo: El nombre de La Línea

Estos datos fueron adquiridos por los prácticos y las exploraciones de los doctores Fortunato Pereira Gamba, Braulio Rentería, Benjamín Dussán Canales, Rafael Álvarez Salas y José M. Rivera E.; por la comisión integrada por Aquilino Aparicio, ingeniero Jefe; Pablo E. Lucio, segundo ingeniero; Joaquín Buenaventura, tercer ingeniero; y Julio Fajardo, ayudante, quienes conceptuaron que —dadas las condiciones de altura de las depresiones en la cordillera del Quindío, para el trazado del ferrocarril—, las opciones quedarían limitadas a estas tres: 

1. Depresión de Calarcá, por Bermellón y Santo Domingo hacia la hoya del Quindío:

2. Depresión de Chili, por el río Chili y el Bugalagrande hacia el Valle del Cauca.

3. Depresión de Las Hermosas, por el valle del mismo nombre, y el río Amaime hacia Palmira —procediéndose a realizar los estudios respectivos para la primera de estas vías—.
 

Argumentos para decidir la vía
por la depresión de Calarcá

Por supuesto que, en aquel entonces, las poblaciones que directamente se beneficiarían en 1913 con el ferrocarril entre Ibagué y el Valle del Cauca, serían las siguientes: Calarcá, con 13.000 habitantes; Armenia, con 14.000; Circasia, con 6.000; Montenegro, con 5.000; Salento, con 4.000; Filandia, con 11.000; y La Balsa, con 2.000 habitantes.

De las cinco nacientes poblaciones en la ubérrima hoya del Quindío, en esa época, la más importante y más moderna era Armenia. También se beneficiarían por el ferrocarril poblaciones de reciente fundación como: San Luis —Sevilla—, Caicedonia y Génova, en la región del Quindío; Anaime y Cocora —Coello—, en el Tolima.

Recomendado de archivo: Armenia: trenes, industrias y café
 

El café, cultivo de preferente laboreo

Las cinco poblaciones mencionadas de la hoya del Quindío produjeron, en el año de 1913, 50.000 cargas de café cuyo valor se calculó en $ 1.500,000 —en moneda de la época—, además de suponerse un aumento del 25% en el incremento anual de la producción.

Además, se sabía de otros productos como:

Plátanos: producción en un semestre, 5.190.000 kilos por valor de $31.140 oro.
Maíz: producción en un semestre, 139.550 kilos por valor de $10.112 oro.
Yuca: producción en semestre, 229.850 kilos por valor de $965 oro.
Tabaco: con exportación de 170.693 kilos por valor de $17.671 oro, y su consumo de calculaba en 56.987 kilos por valor $5.899 oro.

Le puede interesar: Armenia, en un balance desfavorable de su patrimonio cultural

De igual manera se contabilizaban otros productos regionales como

Cueros: cuya era de 10.914 kilos; su valor $4.787 oro, y su consumo, 2.809 kilos por valor $1.120 oro.
Ganado vacuno: se registraban en el municipio 8.908 cabezas por valor de $179.925 oro. Su consumo era de 2.835 cabezas por valor $56,930 oro.
En el caso de las mercancías: entraron en un semestre 179.350 kilos por valor de $416.196 oro, y un consumo de 89.675 kilos por valor de $ 205.046 oro.
Sal de Zipaquirá: consumo en un semestre 1.300 cargas. Se introducía también una buena cantidad de batán.
 

Condiciones geográficas

En consecuencia, el paso de la cordillera por la depresión de Calarcá era la mejor solución para sortear el problema de la altura. Se calculó en 3.288 metros sobre el nivel del mar, y con el túnel proyectado se reduciría en 160 metros quedando, por tanto, como máxima altura, la de 3.128 metros. Las citadas circunstancias, la comisión determinó finalmente que la ruta proyectada por Calarcá recorría una región muy poblada y cultivada, con la perspectiva de un desarrollo mucho mayor que las otras rutas consideradas.


Informes. Comisión técnica encargada del estudio y trazado de la sección entre Girardot y Palmira. Edición Oficial. Ibagué, imprenta Departamental, 1914


Álvaro Hernando Camargo
Miembro de la Academia de Historia del Quindío
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net