Martes, 20 Ago,2019
La Salida / ABR 23 2019 / hace 3 meses

El idioma, un patrimonio en crisis

Autor : Carolina Marín

Orlando Llamas Mendoza, lingüista y exdocente de las universidades Nacional, Andes, Externado y Javeriana, habló con LA CRÓNICA sobre la conmemoración al día del idioma.

El idioma, un patrimonio en crisis

Piensa apoyar dos proyectos culturales en el Quindío, uno con la UFM de la universidad del Quindío y un diplomado en construcción de textos orales y escritos.

Orlando Llamas dialogó con LA CRÓNICA sobre la conmemoración del día del Idioma con el homenaje a Don Quijote de la Mancha, obra maestra de Miguel de Cervantes Saavedra, y algunos aspectos importantes de las lenguas habladas en Colombia, además de unos proyectos que tiene en el departamento, como lo es un diplomado en producción de textos orales y escritos con una universidad del departamento.

¿Qué se conmemora el día de hoy?

Este martes, 23 de abril de 2019, conmemoramos la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra, esa paradoja hace que su obra trascienda a la eternidad y como homenaje a ella, rendimos culto a lo que ha sido la obra maestra de nuestra lengua: Don Quijote de la Mancha. Nuestro idioma es un patrimonio no declarado por ningún documento oficial o privado pero inherente a nuestro ser humano; y como tal, tiene vida, nace, crece, se reproduce pero no muere porque se convierte en la más rica herencia que recibimos y que pasa de generación en generación, cada vez más fortalecido, siempre cambiante, pero capaz de unificarse y unificarnos. Es el vehículo que nos permite vivir en sociedad, nos convierte en el homo loquens. Hablamos, nos comunicamos, estrechamos lazos familiares, compartimos afectos y expresamos amores. El idioma es el oxígeno de la paz, de la convivencia pacífica. La palabra permite que la unión de una pareja nos crean y con ello se crea un nuevo universo. Los padres se vuelven abuelos, los abuelos se vuelven bisabuelos y esa cadena interminable es la historia de la humanidad, no hay historia posible sin el idioma, aunque en este momento estamos transformando ese mismo idioma en antivalores.

¿Qué piensa de los valores y antivalores de la sociedad?

Percibimos lo que nos rodea, vemos, oímos, olemos, palpamos, pero todo es traducible con la palabra, así narramos y describimos. El homo loquens se convierte en homo sapiens. Lo perceptible se problematiza y así elaboramos textos, discursos orales y escritos. Exponemos y argumentamos. En ese intercambio comunicativo, escuchamos, hablamos, leemos y escribimos. En las dos primeras actividades aprendemos. En las segundas creamos y recreamos. He ahí la importancia de la lectoescritura. Es importante también hacer énfasis en esas habilidades, así se forma el lector crítico y el pensador crítico. En la medida que avanzamos en las etapas del aprendizaje, iniciamos ese viaje de curso en curso, ese largo viaje de la primaria a la secundaria y seguimos en ese largo transcurso que nos permite llegar a las etapas de la productividad. Nuestra vida es como el río, avanzamos y la palabra se convierte en el remo para navegar. Siempre queremos llegar mar adentro, hasta las profundidades, pero en ese largo viaje, quienes hacemos de la palabra un oficio debemos acompañarnos a manera de botiquín o de caja de herramientas de varios elementos indispensables. El primero, el diccionario, fuente de enriquecimiento léxico y conceptual; al lado de ese texto de lógica y otro de gramática, llegamos así a la producción de textos cohesivos y coherentes.

¿Cuántas lenguas se hablan en Colombia?

Además del español, se hablan 65 lenguas nativas, dos criollas y dos gitanas. Hay que tener en cuenta que en este país no hablamos castellano, como se expresa en un artículo de la Constitución Política de Colombia.

¿Cómo llegó al Quindío?

Llegué al Quindío hace más o menos 10 años, con interrupciones breves para ir a Bogotá a terminar algunos proyectos y luego vi que esta era una tierra atrapadora, me quedé aquí y encontré gente muy amable, gente con mucho interés en las actividades que desarrollo y gente con quien todavía converso, hacemos reuniones y tertulias con poetas, escritores. Tengo que recordar un lugar que para mí es muy importante, el café cultural La cabra loca, porque el propietario es una caja de música, allí vamos a organizar una tertulia muy importante, ahora también vamos a hacer en la UFM el programa tertulia cultural, con dos pilares, el humanístico y el lingüístico.

¿Qué otros proyectos culturales tiene en el departamento?

Estoy en un proyecto que está avanzando gracias al apoyo de LA CRÓNICA y por una importante universidad de la región, el diplomado en producción de textos orales y escritos, que será de interés para periodistas, abogados, docentes, publicistas, gestores de paz y todos los que quieran conocer sobre textos. El proyecto tendrá una duración aproximada de 100 horas, todavía no se ha establecido con exactitud, estamos adelantando conversaciones, pero esperamos empezar en menos de dos meses.


Carolina Marín
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net