Jueves, 19 Abr,2018

Ciencia y Tecnología / NOV 12 2017 / Hace 5 Meses

El planeta seguirá moviéndose, mientras la humanidad se extinguirá

El planeta seguirá moviéndose, mientras la humanidad se extinguirá

El globo terráqueo “pide a gritos” que no lo sigan destruyendo y población consciente protesta en Bonn, ciudad donde se realiza el COP23.


“Nos enfrentamos con un brebaje infernal de violencia étnica, nacionalismos insurgentes, dirigentes ineptos, educación inadecuada, familias que no funcionan, degradación ambiental, extinción de especies, exceso de población, y un número cada vez mayor de millones de personas sin nada que perder. Parece más apremiante que nunca comprender cómo nos metimos en este lío y cómo vamos a salir de él”.

El párrafo anterior pudo ser expuesto al inicio de la vigésima tercera Conferencia de las partes -COP23-, de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático –Unfccc- que empezó el pasado 6 de noviembre  en Bonn, Alemania. Pero no fue así. Lo escribieron Carl  Sagan y Ann Druyan, en junio de 1992, como parte de la introducción al libro: “Sombras de antepasados olvidados”.

Vea también: La dramática predicción de Hawking

En el texto se formulan preguntas como: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Cuál será el destino final de la humanidad? ¿Por qué tenemos inclinación a la violencia? etc. Preguntas que al intentar responderlas podrían dar luz sobre cómo salvar la humanidad; porque la Tierra se podría recuperar sola, después de que los humanos nos hubiésemos auto-destruido. 

Así que, el futuro de nosotros ha sido la preocupación de los encuentros de la ONU con dignatarios del mundo. En la reunión en Canadá, conocida como “Protocolo de Montreal de 1987”, se planteó que los estados miembros estaban obligados a actuar en interés de la seguridad humana, incluso a falta de certeza científica.


Futuras generaciones

La COP23 se inició oficialmente con el mismo planteamiento de 1987: “Salvar nuestro mundo para futuras generaciones”. La diferencia está en que, a la fecha, hay muchas más evidencias científicas sobre el estado agónico del planeta propiciado por los humanos. El evento lo preside Frank Bainimarama, Primer Ministro de Fiji. Siendo la primera vez que un pequeño estado insular desempeña este papel. 

Esta edición 23 cuenta con más de 20 mil delegados y visitantes de todas partes y se extenderá del 6 al 17 de noviembre. Y es válido preguntar: ¿Será necesaria la asistencia de tanta gente? ¿Cuánto más se contaminará Bonn y el planeta durante el desarrollo de esa reunión? ¿Cuál será la huella de carbón que quedará con el transporte de tanta participación?

Vea también: El agujero de la capa de ozono es el más pequeño desde 1988, según la Nasa


Es una perogrullada afirmar que ralentizar el cambio climático es un asunto de conciencia de gobernantes, empresarios y toda la sociedad. Además, es un asunto de la investigación científica, que así como verifica la realidad del deterioro del planeta, hace descubrimientos que coadyuvan a que se contamine menos, como por ejemplo, la optimización de las energías renovables. 

De los gobernantes no se puede esperar mucho, ya que -sino todos - la mayoría le ha “vendido el alma al diablo”; y los empresarios, pocos tienen políticas medioambientales. Y la otra parte de la sociedad, sobre todo los que pueden, están dedicadados al consumismo: comprar cosas no esenciales que en pocas horas se convierten en chatarra. 

También la sociedad es ‘feliz’ consumiendo comida chatarra, lo que genera una cadena de enfermedades. La industria al producir esos alimentos, contamina el planeta y la gente intoxica su cuerpo. Además, cuando la comida es sana se cocina en excesos y lo que sobra se bota, aumentando la contaminación. Homo-Consumus.


2017 uno de los años más calurosos

¿Qué información le aportan los expertos a los responsables del COP23? La Organización Meteorológica Mundial –OMM-, informó que “2017 será probablemente uno de los años más calurosos, entre los que se poseen registros”. Agregó que “los indicadores a largo plazo del cambio climático, como el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos, no han disminuido”.

Le puede interesar: La Tierra se satura y acelera su calentamiento global


Según el organismo, “la temperatura global media de enero a septiembre de 2017 fue de casi 1,1°C por encima de la era preindustrial. Como consecuencia de un fuerte episodio del fenómeno El Niño, el año 2016 continuará siendo el más caluroso jamás registrado, seguido por el 2017 y el 2015 ocuparía la tercera posición”.

Asimismo, el presidente de la COP23, Bainimarama, habló por su parte de “hacer todo lo posible por hacer avanzar” el Acuerdo de París y “elevar la ambición”, con el objetivo de frenar el calentamiento global. “Si no estamos a la altura del reto, fracasaremos”, advirtió el jefe de gobierno del país que preside el evento.

Igualmente, António Guterres, Secretario General -SG- de la ONU, esta semana expresó durante el Simposio sobre Interconexión Global Energética, evento de alto nivel en el Consejo Económico y Social de la ONU, que  “el mundo aún está lejos de alcanzar la visión del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7, cuya meta es energía limpia y asequible para todos”.


Sin acceso a electricidad

En ese simposio se debatieron alternativas para acelerar el progreso de la implementación de energías renovables, y el SG expresó: “Alrededor de mil millones de personas en el mundo no tienen acceso a ningún tipo de electricidad y 3.000 millones todavía cocinan y calientan sus casas sin energía limpia o tecnologías más eficientes”. Son entonces, unas 4.000 millones de personas que por su situación económica están contaminado el planeta y afectando la salud, ya que si cocinan con leña, el humo afecta los pulmones y los bronquios.

Vea también: Las consecuencias del calentamiento en el mar pueden superar las expectativas


Guterres aseguró: “La energía es el hilo conductor de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y que esta es crítica para la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria, la salud y la calidad de la educación. Hay que asegurarnos que para 2030, todas las personas, sin importar donde están o qué tan lejos vivan de la ciudad, tengan acceso a servicios de energía modernos, asequibles y confiables”. A 12 años de esa fecha va a ser imposible cumplir ese objetivo. 

Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud -OMS-, usando un estudio reciente, señaló que el riesgo general de enfermedades o muertes relacionadas con el calor, ha aumentado de forma constante desde 1980, y actualmente cerca del 30% de la población mundial vive en condiciones climáticas que provocan olas de calor extremas prolongadas.

Entre 2000 y 2016, el número de personas vulnerables expuestas a episodios de olas de calor se ha incrementado en aproximadamente 125 millones.

No solo las guerras generan desplazamiento de la población, el cambio climático también lo hace. Y sobre ello dice la OMS: “En 2016 se desplazaron 23,5 millones de personas como consecuencia de desastres de origen meteorológico. En línea con años anteriores, la mayoría de esos desplazamientos internos estuvieron relacionados con crecidas o tormentas y se produjeron en la región de Asia y el Pacífico”.

Vea también: “En 2030, podríamos tener 2,4 grados centígrados más”


La sequía es otra expresión del cambio climático y África la zona más afectada. La FAO informó recientemente que en Somalia, en junio de 2017, más de la mitad de las tierras de cultivo estaban afectadas por la sequía, habiéndose reducido los rebaños entre un 40 y un 60% desde diciembre de 2016. De acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos, desde febrero de 2017 en Somalia se ha duplicado el número de personas que se encuentran al borde de la hambruna hasta alcanzar las 800 mil, por lo que la mitad del país necesita algún tipo de asistencia.

 

Por Diego Arias Serna (*)
Profesor-investigador universidad del Quindío
[email protected]

[email protected]
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net