Sabado, 22 Sep,2018

Economía / DIC 11 2017 / Hace 9 Meses

“El Quindío será pequeño, pero sus posibilidades son enormes”

El director del programa de Economía de la Uniquindío realizó una lectura del panorama actual del departamento. 

“El Quindío será pequeño, pero sus posibilidades son enormes”

Variación porcentual del Producto Interno Bruto, PIB, por grandes ramas de actividad económica del país.

Tras ser publicado el informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, que indica que la economía nacional creció 2% en el país durante el tercer trimestre de 2017, en entrevista con LA CRÓNICA el director del programa de Economía de la universidad del Quindío, Fernando Mejía López, señaló que no hay cifras específicas para ver la realidad del departamento, pero que es una región con grandes posibilidades.

“La región quindiana podrá ser pequeña, pero su ubicación, tradición, potencial y posibilidades son enormes. Está preparada para ser aprovechada como un excelente campo de crecimiento y desempeño empresarial, pero nos falta madurar cosas, encontrar liderazgos realmente efectivos y asociatividad, por lo demás tenemos el mismo problema del país”. 

El director dijo que el Quindío tiene ventajas como su excelente ubicación, el cruce de caminos, gente cada vez más preparada; desventajas como falta de asociatividad, emprendimiento, falta de competencias laborales específicas por parte de su población, que en gran parte lleva a que las oportunidades se estén desaprovechando. 

“Cada vez aparecen más casos que le hacen tener a uno esperanza de que el futuro del departamento va a ser bueno, me refiero a sectores que dado su esfuerzo y un poco de acompañamiento institucional han ido encontrando nicho en la economía local como los cafés de origen, especiales; ahora la gente del cuero, software, algo de turismo y la educación, donde en una ciudad tan pequeña como Armenia tiene tantas universidades como ciudades de mayor tamaño, y no significa que estudien mucho los quindianos, es que al departamento vienen muchas personas a estudiar”.
 

Cifras en los sectores del departamento

El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, Rodrigo Estrada Reveiz, precisó que el sector industrial creció 10,5%; agroindustria 9,8%, construcción 17%, inmobiliario 17, 3%, turismo 3%, el último impacta a otros sectores como gastronomía que creció 20,3% y cafés especiales, 25%.  

En el sector empresarial destacó que actualmente el departamento cuenta con un total de 18.500 empresas formalizadas y 18.229 establecimientos. 

“Entre el 2015 y el 2016 en el Quindío se evidenció un aumento del 20% en la creación  de nuevas empresas, 12,2% por encima de los departamentos vecinos. Las microempresas tuvieron un aumento del 5%, pequeña empresa 10%, mediana empresa 16% y gran empresa 75%”, indicó Estrada Reveiz. 

El presidente ejecutivo advirtió que todo el entorno empresarial, que en cifras es muy positivo, lleva a reflexionar sobre algunos aspectos como el desempleo, que según datos del Dane, aunque ha disminuido, ocupamos los primeros lugares del país. La informalidad ha bajado en la región, pero es un tema en el que se debe seguir trabajando y la supervivencia empresarial es otro factor en el que hay que fijarse.  

El director de economía de la Uniquindío manifestó que no hay información específica en el departamento, pero lo que se nota es que hay un creciente número de empresas que se están radicando en la región, pero no de quindianos sino de personas que han encontrado aquí un buen sitio para montar negocios por cercanía, disposición, porque es un lugar amable y porque se cuenta con la capacidad y el empuje. 

“El ranking Doing Business da cuenta de que es una buena región para crear empresas, pero es muy malo el clima de negocios, cosa distinta a que sea una ciudad donde se hacen negocios. La ciudad tiene todavía talanqueras gravísimas, básicamente en talento local, formación por competencias y perfil laboral, es el momento de que la ciudad le ponga cara a eso. El gran problema del Quindío es su falta de competitividad, capacidad para la asociatividad, una falta de liderazgo y de modelos a imitar”, precisó el director. 

Mejía López advirtió que el Quindío en los próximos años tendrá un repunte desde el punto de vista económico. “Pienso que la construcción ya está llegando al límite, aunque el país entero se quiera venir a vivir aquí no podemos expandir y pavimentar todo el departamento”. 

“En materia industrial no creo que haya grandes desarrollos, en lo que pinta bien el departamento es para servicios. Creo que Armenia en particular, en los próximos años va a ser un sitio donde las familias enviarán a sus hijos a educarse porque es tranquilo con economía aceptable y oferta interesante”, dijo Mejía. 

Agregó: “En turismo nos falta todo por mejorar, aunque hemos hecho cosas buenas. Comercio está creciendo como lo está haciendo la población, pero mientras no tengamos brechas de seguridad los empresarios no vendrán a trabajar”. 

Según el economista, todo indica que el 2017 fue un periodo malo, pero el 2018 podría ser el año del inicio del repunte porque podría resolverse el tema de precios del petróleo y la minería, que son factores importantes que inyectan a la construcción de vías, educación y demás.
 

Informe de la economía 

En el tercer trimestre de 2017 la rama de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca presentó un crecimiento de 7,1%. El sector de establecimientos financieros y seguros creció 3,2%. Servicios sociales, comunales y personales creció 3,2%; suministro de electricidad, gas y agua, 1,9%; comercio, reparación, restaurantes y hoteles, 1,4%; transporte, almacenamiento y comunicaciones, 0,2%.

Las ramas de actividad que tuvieron variaciones negativas durante el tercer trimestre de 2017 fueron: Industria manufacturera, -0,6%;  explotación de minas y canteras, -2,1% y construcción, -2,1%.

Fernando Mejía Lópéz dijo que “las cifras actuales en el país pueden dar para todo, para decir que está en crisis o en decrecimiento, pero depende del analista que las vea. Los números son malos en general y el país tiene que crecer. El otro año si nos va muy bien, crecemos el 3% y si crecemos el 2% nos daremos por bien servidos, pero no solucionaremos nada”.

Resaltó que el Quindío no es un fiel reflejo de las cifras. “Para el país lo que más ha crecido es agricultura y en nosotros no es eso, lo que específicamente está creciendo en nuestro caso es en agricultura de precisión, es decir, más de nichos específicos; en cambio en construcción dice que el país está decreciendo, para nosotros el caso no es ese, para nosotros ha sido una obra de crecimiento exponencial”. 


El país de la esperanza

El director del programa de Economía manifestó que Colombia necesitaría crecer otras dos décadas a una tasa del 5% y ojalá del 7%, “lo que es un sueño, porque el país está lejos de crecer más arriba del 4%, lo cual significa que los grandes problemas de la nación, asociados al desempleo, déficit de vivienda y cobertura están lejos de ser solucionados, pero es positivo en el sentido de que todavía queda espacio para crecer”. 

“Naciones Unidas y el Banco Mundial dicen que Colombia es el país de la esperanza y el Quindío podría ser el departamento de la esperanza, es decir, que en ausencia de crecimientos estructurales durante décadas, la nación puede crecer mucho porque está muy lejos de superar las brechas del desarrollo y cabe todo el crecimiento en agricultura, pero una que sea asociada, que sea capaz de fijar costos, calidades y orientarse al mercado de forma ordenada. Ahí está la clave del futuro”.  

Se espera que el próximo año Colombia sea miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde, con lo cual entraría al grupo de los países con mayor crecimiento y desarrollo económico. 

“Si bien no es algo que nos va a cambiar del día a la noche, sí abre unas oportunidades y probablemente hagan de la Colombia del futuro, una con mejores oportunidades” señaló Mejía López.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net