Sabado, 21 Jul,2018

Salud / JUL 10 2018 / Hace 10 Dias

El suicidio ha aumentado un 22,2% en el Quindío; en Armenia un 30%

De acuerdo con el informe presentado por el Instituto Nacional de Salud, en el primer semestre de 2018, con respecto al año 2017, los intentos han disminuido.

El suicidio ha aumentado un 22,2% en el Quindío; en Armenia un 30%

Foto de referencia, Pixabay.

De acuerdo con la cifra en la que cerró el primer semestre del año 2018, en comparación con 2017, el fenómeno de suicidio en el Quindío aumentó 22,2%, En cuanto a las cifras de Armenia, el incremento fue del 30%.
 

De enero a junio del año pasado, se registraron 27 suicidios en el departamento, mientras que en el mismo periodo de esta anualidad van 33 casos.


Fernando Vivas, secretario de Salud de la capital quindiana, aseveró: “En los últimos años ha sido muy estable la cifra, hay momentos en los que desciende, pero con respecto al año anterior, en el primer semestre de 2018, Armenia ha reportado un aumento de 30% aproximadamente”.

Precisó que en la capital quindiana se han presentado 16 casos en los primeros seis meses de este año, de los que dos son mujeres, mientras que en 2017 fueron 9.

Recomendado: Depresión, drogas y desempleo factores de suicidio en Quindío

Indicó que se debe trabajar con los jóvenes, ya que de acuerdo con el resumen del suicidio por grupos etario y sexo, en la ‘Ciudad Milagro’, en el último año, la edad en la que más se suicidan es entre los 15 y 25 años, seguido de los 45 y 59 años, 46 y 44 años, mayores de 60 años —15%—, y por último, los menores de 14 años con un 6%.

Explicó que se está ejecutando el Plan de intervenciones colectivas, en el que se aborda a estudiantes para entregarles herramientas y combatir situaciones de riesgo.

“En el plan tenemos fortalecimiento de factores de resiliencia en adolescentes, a través de obras de teatro. Les entregamos herramientas para que manejen situaciones de adversidad como el bullying, baja autoestima, entre otras”.

Vea también: El suicidio: ‘cáncer del alma’

Afirmó que la familia ha perdido fuerza y capacidad de protección y que se debe mejorar esa situación para combatir el suicidio.

Las familias casi siempre son dispersas, los padres trabajan y el muchacho queda solo a expensas de la calle, el colegio o el trabajo, por lo que tenemos procesos de involucramiento parental en las instituciones, en los cuales se compense la importancia de comprometerse en la educación para la vida y que identifiquen riesgos en cuanto a comportamientos autolesivos, muchachos que se aíslan,  se ensimisman, o que pueden estar usando drogas”.

Vivas manifestó que muchos han sido los casos en los que familiares o allegados no percataron los signos.

“Son personas que muchas veces no reciben atención médica y no son protegidos. Estamos fallando en eso, ya que detectamos, pero no logramos que accedan a las redes de salud y sitios siquiátricos a los que tienen derecho”.
 

“Las familias casi siempre son dispersas, los padres trabajan y el muchacho queda solo a expensas de la calle”.

 

 

Fenómeno multicausal

Fernando Vivas manifestó que el suicidio es un fenómeno multicausal, es decir, que tiene varios factores condicionantes de tipo social y económico que hacen que se presente. “En los adultos el que más se presenta es el económico, problemas de pareja, inconvenientes sociales. En adolescentes, algunas causales pueden ser problemas de autoestima, matoneo y también presión social”.

Indicó que se implementó un proyecto denominado Más salud mental y convivencia, con el objetivo de obtener fortaleza mental y disminución de eventos de riesgo. “Se desarrollan en diversos contextos desde la promoción y la prevención. En la línea de promoción incluimos estrategias para el favorecimiento de factores protectores en el entorno familiar, en la comunidad, en los centros de educación y en los espacios laborales”.

Lea también: Prevención del suicidio, responsabilidad de todos

Precisó que el riesgo se puede generar en la familia, comunidad, colegio y entorno laboral, y que por tanto se deben empoderar actores institucionales frente a la situación. (Vea: “La familia, un elemento importante a la hora de prevenir el suicidio en el Quindío”)

Asimismo, indicó que se debe cambiar el imaginario con respecto al bienestar mental, para prevenir la no consulta. “Las personas no acuden al siquiatra o al sicólogo porque no están locos, lo que no entienden es que están deprimidos y debe suministrárseles ayuda”.
 

Intentos de suicidio han disminuido

El Instituto Nacional de Salud, INS, en el último registro acerca de la tasa de incidencia de intento de suicidio, señaló que la cifra en el Quindío ha disminuido. 

 


Con un consolidado de 113 casos en lo que va corrido del año, se notificó que la incidencia es del 19,7 por cada 100.000 habitantes, por encima de la media del país que está en 13,8.

Según el mismo informe, el departamento se encuentra en el sexto lugar a nivel nacional y aunque se está en el mismo puesto que el año pasado, los intentos de suicidio han bajado.

Vea también: Niños de 10 años, entre los 515 intentos de suicidio de 2017 en el Quindío

Por encima del Quindío se encuentran los departamentos de Vaupés, Putumayo, Huila, Caldas y Risaralda —orden de mayor incidencia a menor—.

César Rincón, secretario de Salud departamental, señaló que se están realizando intervenciones para disminuir la problemática, en conjunto con la secretaria de Educación, de Familia y del Interior.
 

La tasa de incidencia de intento de suicidio en el Quindío es de 19,7 por cada 100.000 habitantes; la media a nivel nacional es de 13,8.


Agregó que las familias se deben fortalecer, ya que son parte fundamental en el proceso de reducir la cifra. “Si no impactamos el núcleo familiar, no disminuimos los casos de suicidios”.

Le puede interesar: El “club de los suicidas” de Armenia y su publicación en el registro histórico

Álvaro Arias Velázquez, secretario de Educación departamental, dijo que se necesita del apoyo de orientadores escolares y del programa Escuela de padres.

“Adelantamos talleres en las instituciones educativas, donde profesionales de la secretaría convocan a los acudientes y adelantan encuentros que tienen que ver con las relaciones internas de las familias, además, se tocan varios temas de complejidad y trascendencia, por ejemplo, el consumo de psicoactivos, situaciones de educación sexual y para la sexualidad, convivencia familiar y escolar”.

Lea también: La desesperanza hace vulnerable al Quindío en el riesgo de suicidio

Arias Velázquez indicó que estas acciones se realizan con esfuerzo para lograr una educación apropiada con respecto a los vínculos familiares, ya que algunos padres no desean asistir a las iniciativas participativas.

“Encontramos que en ocasiones los adultos que tienen dificultades, son los más reacios a participar en este tipo de convocatorias, pero mantenemos el compromiso en ese sentido”.
 

Factores para estar alerta

  • Cambio emocional
  • Aislamiento
  • Signos y síntomas de depresión 
  • Actitudes autolesivas 
  • Negación a consultar profesionales 
  • Abandono
  • Agresividad
  • No se asean
  • Callados
  • Llanto
  • Negativismo
     


Líneas prevención del suicidio

Se recomienda a las personas que noten alguno de los factores antes mencionados en personas allegadas, contactar a los siguientes números de atención: línea de emergencia 123.

  • Línea antisuicidio 018000113113.
  • Secretaría de Salud departamental 7412188/7417700 ext. 224.
  • Secretaría de Salud de Armenia 741 7100 ext. 139


Brianna Márquez C.
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net