Miércoles, 26 Sep,2018

General / ENE 05 2014 / Hace 4 Años

El Papa Francisco y san Francisco de Asís

Cuando dimitió el papa Benedicto XVI, en el Vaticano circulaba una serie de rumores que reflejan el estado de putrefacción en que se halla la Santa Sede. 
El Papa Francisco y san Francisco de Asís

También varios columnistas de periódicos del mundo han estado escribiendo sobre los pecados que enlodan a la iglesia Católica.

En 2012, el periodista Eric Frattini, dio a conocer su libro Los cuervos del Vaticano -Benedicto XVI en la encrucijada- en el que narró la serie de episodios oscuros que han venido sucediendo en el Vaticano en las últimas décadas: intrigas, lavado de dinero, asesinatos, filtraciones de documentos, pugna entre grupos de poder y desobediencia a las directrices del papa.
La lucha por controlar la principal casa del Dios de la iglesia Católica es de tal magnitud que en febrero de 2012 los principales periódicos del mundo destacaban el siguiente titular: ¿Existe un complot para matar al papa?

La dimisión de Benedicto XVI ya estaba anunciada
Información que resaltaba Eric, como también la noticia de esa época del periódico italiano IL Fatto Quotidiano, ‘Conspiración contra el papa: Benedicto XVI va a morir dentro de doce meses’. Las riendas del poder del Vaticano las sentía tan flojas el papa que ya se rumoraba en 2010 que él mismo pensaba en su renuncia, como aconteció a principios del 2013.

Pero ¿por qué hay conflictos en el Vaticano? Sencillamente porque el dios santo, benévolo, honesto tiene su contrincante en el dios dinero que no tiene escrúpulos para aumentar sus dividendos. Y la manzana de la discordia en la Santa Sede está en el árbol que da los frutos económicos y que es el Instituto para las Obras de la Religión (IOR) o Banco vaticano.

Al IOR, en nombre de Dios, lo convirtieron en un paraíso fiscal donde las mafias lavan su dinero y no es raro que la mafia colombiana también se haya beneficiado con esa bendición. Este banco ha sido uno de los cánceres de la Santa Sede desde la siniestra época de Michele Sindona, Roberto Calvi y Paul Marcinkus, hasta las actuales relaciones con Matteo Messina Denaro, el todopoderoso jefe de la Cosa Nostra, el ‘capo dei capi’ de la mafia siciliana.

El papa critica el manejo económico actual
En ese ambiente se ha movido el papa Francisco, quien por su actitud modesta, se ha ganado el aprecio de muchos creyentes católicos. También por sus afirmaciones a favor de una nueva iglesia ha generado muchas expectativas.
En su primera exhortación apostólica, Evangelii Gaudium —La alegría del Evangelio—, defiende una conversión del papado y una descentralización de la iglesia, así como por aumentar la responsabilidad de los laicos.

Entre sus frases destacables de La alegría del Evangelio se tienen: “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada”

En otra frase dijo: “Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención en las normas que nos vuelven jueces implacables”.

Refiriéndose al mar de injusticias en el que navega la sociedad afirmó: “Hemos creado nuevos ídolos. La adoración del antiguo becerro de oro ha encontrado una versión nueva y despiadada en el fetichismo del dinero y en la dictadura de la economía sin un rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”.

Aludiendo las guerras expresó: “La paz tampoco se reduce a una ausencia de guerra, fruto del equilibrio siempre precario de las fuerzas. La paz se construye día a día, en  la instauración de un orden querido por Dios, que comporta una justicia más perfecta entre los hombres”.

Renovar la iglesia

Queriendo revivir la figura de san Francisco de Asís, quien también buscó una iglesia nueva, Jorge Mario Bergoglio decidió llamarse `Francisco`, evocando la figura del hombre de la pobreza y de la paz.

De san Francisco puede haber muchas versiones pero quiero destacar dos: la de la iglesia católica y la que sigue la corriente de Darío Fo, Premio Nobel de Literatura 1997. Él muestra un santo juglar y rebelde en su obra de teatro “Lu santo jullare Francesco”, estrenada en 1999. Allí desmitifica la vida de san Francisco vendida por la iglesia y nos enseña a un hombre místico dotado de una voluntad extraordinaria y, como dice Fo, en él hubo un humorista que usó el lenguaje popular como ningún otro lo ha hecho y fue un personaje incómodo para todos.

La obra de teatro inicia con el discurso que san Francisco pronunció en Bolonia en 1222, ante unas cinco mil personas. Fue una alocución contra la guerra que se desarrollaba en la región de Romania. Sus palabras fueron una sátira sobre la retórica de la patria, de las madres sin hijos, de las muertes gloriosas.


Por Diego Arias Serna
Madrid (España)
Presidente Fundación Semillero Científico EAM
[email protected]
[email protected]

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net