Domingo, 23 Sep,2018

Economía / SEP 05 2018 / Hace 18 Dias

“En cadena de valor del café, menos del 2% es para los productores”: sec. de Agricultura

Este martes y miércoles los cafeteros quindianos se sumaron a la convocatoria nacional para no vender el grano como protesta a la caída del precio.

“En cadena de valor del café, menos del 2% es para los productores”: sec. de Agricultura

Este martes los cafeteros del país pararon la venta de café pergamino seco colombiano como señal de protesta debido a la caída del precio del grano, que continúa estando por debajo de un dólar la libra. Los productores quindianos se sumaron a la iniciativa que concluirá este miércoles.

La secretaría de Agricultura del Quindío destacó que la ganancia en la cadena de valor debe equilibrarse, pues el productor se lleva menos del 2%.

Vea también: “Por fondos de inversiones, hace 20 meses cae el precio de café”: FNC

Según explicó Mauricio Ruiz, director de desarrollo rural de la cartera departamental, una carga de café —10 arrobas— costaba este martes $706.500 y al realizar la conversión al valor de venta de tazas, equivaldría a $37,8 millones, es decir, 54 veces más del precio pagado al productor

De cada carga se podrían servir 9.000 tazas al público y un tinto en promedio en Estados Unidos vale 1,40 dólares —$4.200—. Si se hace la conversión, de cada carga de café se podrían sacar 12.600 dólares. En conclusión el productor está ganando menos del 2% de ese valor final”.

Lea también: Carlos Cardona: “El aporte que anuncia gobierno a los cafeteros es solo el primer paso”

Agregó: “A ningún consumidor en el exterior le ha bajado el precio de la taza de café. Se está presentando una desigualdad muy marcada y sigue bajando el precio del grano. Lo que se quiere con este llamado es unir voces, tener un mayor eco, no solamente en Colombia, sino con otros país productores para trabajar en que haya unos precios más justos para toda la cadena productiva”. 
 

20 departamentos y cinco países protestan

Carlos Alberto Soto Rave, secretario de Agricultura del Quindío, señaló que 20 dependencias del ramo de los departamentos productores de café del país están apoyando la iniciativa que “tiene el propósito de hacer un veto a las cinco empresas multinacionales que fijan el precio y que están empobreciendo cada vez más a nuestros productores, que son los que hacen el mayor esfuerzo, tanto económico como físico, para sacar una buena taza”. 

A la estrategia que busca movilizar a todos los productores para que no vendan café, para que la noticia de que no hay precio justo llegue a los compradores y los consumidores, se suman Guatemala, Costa Rica, Salvador y Brasil.

Le puede interesar: FNC solicita medidas que garanticen mejor precio para el caficultor

El secretario precisó: “Se estima que las multinacionales cuentan con una reserva de seis millones de sacos. En una semana en el mundo se consumen tres millones, entonces si durante dos semanas no se vendiera el grano, quedarían sin reserva y obviamente cambiaríamos la película, porque tendrían que venir a buscar el café a las regiones”.
 

“La invitación es a consumir café origen Quindío”

Según el secretario de Agricultura, una de las estrategias para contribuir a solventar la crisis del sector es que se promueva en los consumidores de la región y el país que cada que vayan a comprar café busquen uno que beneficie a los productores de la región y el país.
 

“En el Quindío, por ejemplo, hay 300 marcas. El 10% del grano que se produce se comercializa como especial. La idea es aumentar el consumo del origen Quindío”.


Lea también: Quindío busca posicionar café de origen y mejorar ingreso de los productores

La gobernación y la Cooperativa de Caficultores del Quindío realizaron el fin de semana el lanzamiento de la primera marca comercial de café de productores quindianos, que busca satisfacer el consumo local a través de tiendas, supermercados, entre otras cadenas de distribución.

“El mayor beneficiario va a ser el productor quindiano, el sector turístico, comercial industrial e institucional va a tener un café de calidad producido en el Quindío a un valor cercano a los $8.000 la libra, un precio competitivo. Estamos incentivando el consumo del producto local y garantizando beneficio a los productores de café en el departamento”.
 

Los caficultores quindianos opinaron

Fáber Buitrago, productor de Circasia

“Es una iniciativa de los productores de base, frente a los precios ruinosos por  las transacciones por debajo del dólar, hoy ya van a 99 centavos con un precio interno de $68.000. Eso tiene un efecto dominó en el mercado internacional porque se está sentando una voz de protesta a nivel mundial y el consumidor final se está dando cuenta que el precio que está pagando por la taza de café poco revierte al ingreso del productor primario”. 

Gustavo Chacón, integrante de la asociación quindiana de cafés especiales

“Estamos de acuerdo con que parar la venta de café es una buena señal. El mercado es imperfecto, un oligopólico que juega con el sueño de más de 25 millones de familias cafeteras alrededor del mundo. La mayoría de los productores son pequeños e individualmente no tenemos cabida en la bolsa de valores, pero sí podríamos llegar a tener una fuerza muy importante si damos señales como las que estamos planteando”. 

David Pineda, representante de la Corporación de Caficultores Cordilleranos del Quindío

“Hemos tenido unas crisis duras, pero esta ha sido una de las peores. No vender café durante dos días es una forma de protesta pacífica y pienso que va a tener más efecto que salir a marchar o cerrar La Línea. 

Mauren Juliana Gómez, integrante de la Asociación de Mujeres Cafeteras de Filandia

“La situación por la que atraviesa la caficultura actualmente nos preocupa. Para poder ganarle a un kilo de café, lo mejor es venderlo maquilado, si se vende en pergamino no da rentabilidad de nada. Si una arroba deja $256.000 vendiéndolo en libras, cómo voy a pretender vender una arroba de pergamino en la cooperativa, eso no da”.

Jhon Jairo Salgado, productor de Sevilla

“Tenemos tres problemas básicos: el relevo generacional, las fluctuaciones del mercado, que no nos permiten tener una certeza de si vamos a poder vender o no la próxima cosecha, y la mano de obra. En general, en campo se está dando esta situación, pero lo que nos ataña hoy es el sector cafetero. En la medida en que esto se vuelva buen negocio todos estos problemas los podemos solucionar y en la medida en que entendamos que somos productores y empresarios, la cosa va a ser muy diferente. La iniciativa de no vender café por dos días genera un impacto social donde el cliente se va a dar cuenta de que algo está pasando. La apuesta es seguir haciendo presión para que el precio sea justo”.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net