Sabado, 17 Nov,2018

Medio ambiente / JUL 16 2018 / Hace 4 Meses

En el Quindío BanCO2 protege 235 hectáreas de los bosques

Con una inversión de $90 millones de pesos, la Edeq es una de las mayores aliadas del proceso de protección en la región. 

En el Quindío BanCO2 protege 235 hectáreas de los bosques

La totalidad del área conservada en el Quindío con este programa es de 235 hectáreas en Génova, Filandia y Circasia.

El programa  BanCO2 es una iniciativa originada en Antioquia por una fundación que protege los bosques, debido a la necesidad de protección de las zonas ambientales. En el Quindío, a través de la propuesta, se salvaguardan 235 hectáreas.

Andrés Ospina, del área de gestión ambiental de la Empresa de Energía del Quindío, Edeq, destacó que en 2016, en convenio con la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques, Masbosques, puso en marcha el proyecto en el departamento, que consiste en un pago por servicios ambientales, con un reconocimiento económico a las familias campesinas que tienen predios en zonas de gran importancia ecosistémica, para que, en lugar de hacer uso de los recursos naturales, los cuiden y protejan.
 

$90 millones invertidos

Hasta el momento, la Edeq invirtió $90 millones para el pago por servicios ambientales de 14 familias que hacen parte del BanCO2; las cuales cuidan bosques que hacen parte de áreas protegidas y de gran valor ecosistémico, pues allí hay nacimientos de agua que surten acueductos de municipios en el Quindío.

De acuerdo con Ospina, para 2017 la empresa de energía destinó $45 millones para continuar mitigando su huella de carbono por medio del cuidado de bosques y promueve esta iniciativa para que personas y empresas compensen su impacto ambiental. 

En 2016, la empresa apoyó económicamente con $40 millones, equivalentes a 1,5 hectáreas de bosque por cada predio, para un tiempo de compensación de 12 meses. 
 

En Filandia está una de las experiencias

Una de las zonas custodiadas se encuentra en los terrenos de la finca La Semilla, de Daniel Escobar Arbeláez, un agricultor de Filandia, que hace parte de una de las 14 familias beneficiadas en el departamento, quien en conversaciones con LA CRÓNICA contó de qué se trata el programa.

“Yo me muevo en el ámbito natural, soy agricultor orgánico y me interesa el tema ambiental. En esta finca veníamos trabajando en ello, pero tuvimos un aliado estratégico. Se unieron varias fuerzas y se logró hacer este proyecto y fuimos un primer piloto”, sostuvo Escobar Arbeláez. 

La finca tiene una extensión de una hectárea, colinda con la zona del distrito de conservación de Barbas Bremen, “por eso es tan importante el sector, más abajo nace la cuenca del río Roble, así que se surte agua para Circasia, Montenegro y otros sectores aledaños”, argumentó el agricultor. 

De acuerdo con el relato del joven, la finca era un cafetal cuando la adquirieron, pero sustituyeron el cultivo para evitar el uso de químicos y sembraron hortalizas, con la acogida del programa, dejaron todo en área de conservación. “Hemos logrado que las personas vean los predios como un sistemas sostenible, en el que el bosque se puede explotar de manera que todos tengan beneficios”.
 

Se convierten en guardabosques

El agricultor, que vive con su esposa en el predio, destacó que con la iniciativa se rompen los modelos de producción, la gente les pregunta cómo es el sistema de conservación, y se ha elevado la inquietud por preservar.

Explicó que con el BanCO2 se firma un contrato donde se convierten en guardabosques, deben cumplir esta labor y permitir que se hagan muestras y verifiquen que están cumpliendo.

“Recibimos 300 mil pesos de mensualidad, que nos han servido mucho, porque antes el bosque no los generaba y ahora sí, por esto y mucho más vale la pena conservar”, indicó.

Sustentó que la realidad climática a nivel global es evidente y los efectos solicitan de manera urgente la preservación, no solo de los bosques, sino de la vida. 

Aunque el programa para ellos cumple todas las expectativas, Escobar señaló que hace falta un factor que permita la duración en el tiempo del proyecto, “más allá del pago es la capacitación que necesitamos para aprender a manejar el bosque y no depender de ese dinero”.
 

Las familias beneficiadas

El proyecto beneficia a 14 familias del Quindío, ubicadas en los municipios de Génova, Filandia y Circasia. Cuentan con aproximadamente 200 hectáreas de bosques, convirtiéndose en protectores de las fuentes hídricas y hábitats de fauna con categoría vulnerable, según la clasificación del acuerdo internacional de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, Cites.
 

BanCO2 a nivel nacional

La estrategia BanCO2 tiene como finalidad valorar la conservación de los ecosistemas estratégicos de Colombia, los cuales han estado en manos de la población rural, que presenta un alto grado de vulnerabilidad.  Los dueños de la estrategia son las comunidades rurales que poseen y habitan las zonas de interés ecosistémicos y a través de esta reciben recursos de personas naturales y empresas que de manera voluntaria compensan su huella ambiental. 

Funciona mediante la plataforma web www.banco2.com, la cual propone una transacción directa entre los ciudadanos y los habitantes de los ecosistemas —previamente vinculados—, asegurando así la conservación de los recursos naturales y el no desplazamiento de la población rural.
 

¿Qué tipo de familias se vinculan?

Familias campesinas de escasos recursos que viven en ecosistemas estratégicos de diferentes regiones del país, que por su riqueza hídrica y biodiversidad, deben ser protegidos. Para comprobar que efectivamente las personas están cumpliendo con su labor de protección, se realiza un seguimiento del estado en que se encuentran los ecosistemas para verificar que cada compensación que hagan, tanto empresas como personas, se vean reflejadas en el compromiso de la familia comprometida a cuidarlos.

El programa no tiene un límite estipulado, por el contrario, la intención es hacerlo sostenible para que sea perdurable en el tiempo. Incluso para el año 2020 la visión de BanCO2 es ser el principal esquema de pago por servicios ambientales de Colombia y llegar así a 20.000 familias distribuidas a nivel nacional.

Según Franco Alexánder Piza Rondón, director corporativo de sostenibilidad de Bancolombia, principal aliado del programa, “las diferentes zonas y regiones tienen sus propias particularidades, sin embargo, podemos mencionar como casos de éxito las 13.423 hectáreas de bosques naturales que se han conservado con 459 familias del Oriente Antioqueño y 60 de Urabá”.

El directivo añadió que dentro de los logros de la propuesta está que 150 hornos alfareros y caleros fueron apagados en Sogamoso y Nobsa en el departamento de Boyacá, evitando la emisión mensual de casi 6.000 toneladas de CO2.

Piza Rondón explicó que la entidad bancaria está vinculada al proyecto porque  está alineado con su modelo de sostenibilidad y ayuda a cumplir con el propósito de contribuir a mejorar la vida de las personas para transformar de manera positiva la sociedad y perdurar en el tiempo sin poner en riesgo el bienestar de las generaciones futuras.

“Existe la obligación de mejorar las condiciones ambientales de los ecosistemas y mitigar los efectos del cambio climático, algo que nos preocupa como organización y en lo que trabajamos desde nuestro sistema de gestión ambiental”, aclaró el ejecutivo.
 

Nuevo convenio

La CRQ viene vinculada con el proyecto BanCO2 desde el año 2016 y tiene 14 familias subsidiadas por la Edeq. “Estamos pendientes por firmar un convenio con Efigas para que se vincule y abarcar más familias”, sostuvo Luis Gabriel Mejía Montes, biólogo ambiental de la subdirección de gestión ambiental de la Corporación Autónoma Regional de Quindío, CRQ.

Indicó que el programa busca incentivar a los campesinos y familias que viven y protegen los recursos naturales como es el agua y la biodiversidad y con estos recursos mejorar su calidad de vida. “A cambio, todo nuestro departamento se ve beneficiado en la obtención de estos recursos naturales. Muchas personas no saben que existen familias que protegen los recursos naturales para el beneficio  y disfrute de todos. 


Lily Dayana Restrepo​
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net