Martes, 18 Sep,2018

Economía / AGO 22 2017 / Hace 1 Año

En el mercado quindiano, entre el 80% y el 90% de la miel es falsa

En entrevista con LA CRÓNICA  el apicultor quindiano, Abdón Salazar Méndez, reveló que en el departamento las mieles falsas en el mercado oscilan entre un 80% y un 90%.

En el mercado quindiano, entre el 80% y el 90% de la miel es falsa

En el departamento solo hay una empresa productora de miel vigilada por el Invima.

 


“Las mieles adulteradas son fabricadas por los derretidores de azúcar o panela, quienes  diluyen el azúcar y le dan saborizantes artificiales, les ponen una etiqueta y las meten en el mercado”. 


Dijo que ante el fenómeno, debido a que en la región no existe actualmente una asociación, se encuentran en el proceso de conformar un colectivo con cerca de 88 apicultores de la zona. “Hemos hecho reuniones y esperamos pronto encontrar una solución”.

Recomendado: Cerca de 1.000 colmenas se perdieron en el departamento por fumigaciones


Según el registro del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, seccional Armenia, en el departamento solo se encuentra vigilada la empresa productora de miel Apícola Oro. En el Eje Cafetero solo hay cuatro más en el registro. 

Según los funcionarios, es difícil establecer vigilancia sobre el producto pues la resolución 2674 de 2013 establece que alimentos como la miel no necesitan registro sanitario y son de libre comercialización, por lo que las visitas de inspección que la entidad hace son porque van detectando casos en el mercado o reciben denuncias de la ciudadanía.


Cómo identificar miel falsa

Salazar Méndez explicó que identificar el producto adulterado es difícil, debido a que los químicos muchas veces logran buenos resultados dándoles un buen color, sabor y olor.

“Una miel pura solo se reconoce por personas que saben del tema, se hace por experiencia identificando su pureza en el olor, sabor, el color es muy variable, pero con el aspecto físico uno puede determinar si es falsa o no”. 

Agregó: “La forma más certera es la prueba de laboratorio donde se determinan los niveles de sacarosa o azúcar. Si son superiores al 5% son adulteradas porque la natural no tiene un porcentaje muy bajo de sacarosa que puede estar entre el 1% y el 3%”.

Dijo que para comprar miel pura debe hacerse con empresas reconocidas o directamente con los apicultores. “Muchas personas incluso se casan con esas marcas y le siguen comprando al mismo, debido a que la mayoría de las mieles son adulteradas en el mercado, entonces lo más factible es comprar una falsa”.


Beneficios de consumir miel pura

El apicultor destacó que la miel pura es buena para la salud porque tiene propiedades antibióticas, ayuda a las vías respiratorias, es un edulcorante por excelencia y contiene vitaminas.

Recomendado: Productores de plátano atraviesan crisis por caída de precios


“La falsa tiene varios problemas, si usted le ingresa a su organismo sacarosa pura le hace daño.  Una persona diabética, por ejemplo, tiene el riesgo de sufrir un coma diabético por consumir sacarosa creyendo que está consumiendo miel pura que no le haría daño a su organismo por tener en su mayoría fructosa y glucosa”. 


Colectivo Abejas Vivas

A través del colectivo Abejas Vivas, los apicultores del Quindío y otras 12 regiones de Colombia hacen un llamado a la ciudadanía para que denuncie a los adulteradores de miel o los productos falsos en el mercado para así tratar de contrarrestar la problemática. 

“El colectivo actúa en pro de la defensa de los polinizadores en Colombia y hemos dividido algunas secciones para trabajar. El primer factor por el que se formó el grupo fue por el envenenamiento de abejas por el uso indiscriminado de agroquímicos, seguido a esto algunos se han encargado de la parte de adulteración”, indicó Salazar Méndez. 


Mortandad de abejas en el Quindío

Jorge Sánchez, apicultor de Génova, hizo un llamado a las autoridades competentes y a todos los actores involucrados que con sus acciones están llevando a que las abejas mueran masivamente. 

“Se sabe que están utilizando venenos para el control de la broca en el caso del café y para el control de algunas plagas que aparecen en los cítricos. Desafortunadamente están fumigando en tiempos de floración. Esto es muy grave porque antes de fumigar los cultivos se debe guadañar para que la abeja no muera ahí”. 

Agregó: “Los apicultores estamos aportando con las abejas desde un 15% hasta un 70% en la producción del café, los cítricos y el aguacate en el departamento y desafortunadamente la paga que estamos recibiendo es la intoxicación de los apiarios. Cada que uno va no encuentra sino el reguero de las abejas muertas, esto es permanente debido al uso de los pesticidas”. 

Sánchez indicó que este problema lo enfrentan los apicultores desde hace aproximadamente 10 años y no es un asunto de la región, sino del país y del mundo.
 

“En América Latina no decimos nada y tenemos este problema tan grande. En Estados Unidos y  algunos países de Europa han restringido el uso de estos pesticidas”. 


Carlos Alberto Soto Rave, secretario de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Quindío, destacó que la administración departamental, de la mano de autoridades como el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, los productores de los agroquímicos y los campesinos productores se adelanta un trabajo para promover el uso racional de los plaguicidas. 

“Desde el año pasado he liderado una estrategia que denominamos Campo Sano e inició su implementación en el mes de julio. Consiste en promover el uso racional de los plaguicidas químicos de uso agrícola en cuanto a la cantidad, el tipo de producto y el momento de aplicarlo. Desafortunadamente nuestros productores muchas veces aplican el producto por si de pronto llega una plaga y lo hacen de manera indiscriminada en todo un lote”.

Vea también: Pequeños mineros quindianos atribuyen ilegalidad a constantes cambios en requisitos

El secretario resaltó que la estrategia busca sensibilizar todos los técnicos de los diferentes gremios del sector público del departamento y llegar hasta los vendedores de almacén con el propósito de ir transformando la cultura de producción, lo cual va de la mano de promover cultivos orgánicos. 

“Creo que hay un nivel muy bajo todavía de conciencia de la relación que hay entre las abejas y la productividad agropecuaria. Hay que valorar el trabajo polinizador que hacen y tener el mínimo de precauciones necesarias para evitar que se puedan contaminar los apiarios por fumigaciones excesivas o en los tiempos incorrectos para terminar con la mortandad de abejas que finalmente les va a afectar el bolsillo”, concluyó. 


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net