La Región / Enero 17 de 2016 / Comentarios

En el Quindío un colegio rural le apuesta a la investigación para optimizar el campo

En el Quindío un colegio rural le apuesta a la investigación para optimizar el campo

Caso 1. Proyecto ganador del concurso: Diseña el Cambio, de la Fundación Terpel. Se utilizaron residuos de la industria del café para elaborar los leños.

Niños de Quimbaya crean leños ecológicos que disminuyen la  contaminación ambiental

Se trata de una verdadera innovación, que realizaron cuatro estudiantes de la Institución Educativa Naranjal de Quimbaya con la asesoría de dos docentes.

El leño ecológico creado es un producto artificial que puede reemplazar la leña que es utilizada como fuente de energía en la preparación de los alimentos.  

Para la elaboración de este leño ecológico se hizo  un reconocimiento de información acerca de las posibles materias primas que se van a utilizar,  encontrando que los residuos de la industria del café, como son: el mucílago, la cascarilla de café seco, y el residuo de la bebida (borra) pueden ser una alternativa atractiva desde su poder  de combustión y amigable con el medio ambiente. Sumado a que al elaborar un leño tipo briqueta se puede usar como aromatizante y para repeler plagas.

Este trabajo ha sido ganador del concurso: Diseña el cambio 2015 con la Fundación Terpel. La invención del leño ecológico ha generado un impacto positivo en casi 40 caficultores que mediante un procedimiento natural en campo con la reutilización de los residuos descritos, han seguido los pasos y utilizados los materiales y técnicas para la fabricación de  estos leños y briquetas, logrando impactar ambiental y socialmente sus predios rurales.

Durante el desarrollo de este proyecto se realizó una exploración teórica mediante la búsqueda de información; seleccionando los datos más adecuados y pertinentes. Este proceso se ha complementado con un ejercicio práctico, con los estudiantes y los campesinos del área de influencia de la institución educativa.

“Si logramos fabricar este tipo de leños para suplir las necesidades de los productos de síntesis natural se puede generar un beneficio para los recursos naturales o el medio ambiente en general, además de obtener productos ecológicos, los cuales tienen una demanda alta en estos momentos”, explica el profesor Roosevelt Ramos. 

“Se debe evitar el impacto negativo en el medio ambiente como en las fuentes o afloramientos hídricos, contaminación del aire, el suelo y en los ecosistemas rurales, porque si evitamos que el mucilago, que es un ingrediente de los leños, contamine las aguas se va a ser amigables con el medio ambiente”, señala el docente Isnardo Rivera

A Singapur
Sumado a que en la zona rural  se realiza poca investigación aplicada a la realidad del contexto,  el proyecto busca generar unas prácticas diferentes con relación al manejo de los recursos naturales y fomentar el emprendimiento en ideas de negocio que fortalecen el área rural.  Todos estos procesos son pertinentes para la modalidad agropecuaria de la Institución y su apuesta investigativa como modelo educativo.

Ésta propuesta ganó a nivel nacional concursando con más de 130 proyectos de Instituciones educativas del país y representará a Colombia en la feria internacional Desing of Change 2016 a realizarse en Singapur donde se concursará con proyectos de todo el mundo.

“Es un orgullo llevar el nombre de la Institución Educativa, el municipio de Quimbaya y el departamento del Quindío, porque se está generando nuevos conocimientos  y rompiendo paradigmas para la juventud rural y el relevo generacional que el campo necesita”, ha dicho el rector de la entidad Gerardo Burgos.

 

Caso 2. Ganadores del concurso Yo Amo las Ciencias 2015, en la Categoría Juvenil del Programa Ondas de Colciencias.

Los estudiantes Miguel Ángel  Giraldo yJefferson  Montoya, de 8 grado, explicando el proyecto Hidrolizas.

 

Tilapias y hortalizas viven del agua del mismo estanque

El proyecto se llama Hidrolizas y busca integrar cultivos de tilapias (peces) y hortalizas para aprovechar al máximo el agua.

“Los cambios climáticos han demostrado su fuerza con la sequía. No hay suficiente agua para regar los cultivos, ni para hacer recambios en los estanques.

Con la sinergia entre peces, bacterias nitrificantes y cultivos hidropónicos, una hortaliza consigue su alimento ayudando a filtrar y mejorar el agua que los peces requieren para su producción”, explica el estudiante Miguel Ángel Giraldo de grado 8°, de la Institución Educativa Naranjal del municipio de Quimbaya. Con este proyecto de acuaponía denominado Hidrolizas, el semillero se ha propuesto integrar cultivos de tilapias y hortalizas para aprovechar al máximo el agua. 

Tecnonaranjal no sólo busca integrar los cultivos de hortalizas y tilapia, sino también involucrar la tecnología por medio de la automatización y generación de aplicaciones para dispositivos móviles con los cuales se pueda controlar y monitorear el sistema, mejorando la producción por medio de las TIC.

“Este proyecto ha sido reconocido a nivel nacional  por el Programa Ondas de Colciencias, siendo uno de los siete ganadores en la categoría Juvenil en la Feria Yo Amo las Ciencias 2015, dándoles la oportunidad de asistir a una de las ferias de la ciencia más importante del mundo, la Feria Internacional Intel Icef que se realizará en el mes de mayo de 2016 en Virginia, Estados Unidos”, explica el docente orientador del proyecto José Noé Sánchez.

 

Caso 3. Con once rincones temáticos, los estudiantes recorren el PCC, donde se ofrece una completa información sobre la cultura de la región.

Esta idea nació en la mente de un profesor, el docente Jairo Rendón Restrepo. Se propuso recrear en un aula de clases todo el Paisaje Cultural Cafetero, como un elemento de la identidad cultural de la zona, y tras el reconocimiento que hizo la Unesco del paisaje como patrimonio de la humanidad.

“Ante la pérdida de los valores y símbolos que definen la identidad cultural de la zona cafetera y el  reconocimiento por parte de la Unesco del Paisaje Cultural Cafetero como patrimonio de la humanidad (Resolución 35 de 2011), vimos la posibilidad de proponerles a los estudiantes  de los grados 6° a 9° que asisten a las clases de ciencias sociales crear un aula, que sirviera como escenario pedagógico para  este paisaje en sus distintos atributos y permitiera el rescate, protección y apropiación social  de los valores que dan identidad a la región”, afirma el docente Rendón Restrepo.

 

¿Cómo se hizo?
Motivados por el profesor Rendón, en la Institución Educativa Naranjal de Quimbaya se conformó el grupo Aromas de mi Tierra, (diez estudiantes en total),  que se planteó la  pregunta problema: ¿Cuáles son los atributos o aspectos que dan identidad al Paisaje Cultural Cafetero? Para resolver esa  pregunta problema se decidió convertir a los jóvenes en reporteritos y a través de preguntas  más sencillas organizadas con base a las referencias de los atributos del Paisaje Cultural Cafereto, entrevistar a familias  campesinas y residentes de los pueblos para rescatar los saberes ancestrales que dan identidad a la región y con ello enriquecer el aula de ciencias sociales. Dicho trabajo se complementó con consultas bibliográficas y conversatorios donde se socializaba el tema de investigación. 

“Con base en estos elementos los estudiantes participan en la organización del aula y desarrollan la capacidad de responder por el atributo o rincón temático que le correspondió”, explica el profesor, metido en esta aula, con el entusiasmo mismo de los muchachos. 

Los rincones temáticos construidos con los estudiantes y personas de la comunidad son: Arquitectura de la región, Riqueza arqueológica, Mitos y leyendas, Juegos tradicionales, Colonización de la región, Geografía del P.C.C, Patrimonio mueble, Símbolos agropecuarios, Los saberes de  mi abuela, Gastronomía e identidad, Reporteritos del café y un mural con los símbolos del Paisaje Natural y Cultural Cafetero. 

 

Impactos del proyecto
El profesor Rendón dice que el proyecto ha permitido que los estudiantes no solo se acerquen a  nuevos conocimientos sobre las temáticas desarrolladas, sino que ha  propiciado espacios de identidad y rescate del patrimonio natural y cultural de la región.  

“El desarrollo del aula: ‘Recreando el Paisaje Cultural Cafetero’, aunque tiene un aporte esencial que parte de lo pedagógico,  termina siendo un poderoso instrumento que intenta evitar que la cultura local sea arrollada por culturas extrañas y ajenas a nuestras historias y tradiciones.  

Además se puede convertir en un modelo de aula para ser replicado en los distintos municipios que hacen parte del P.C.C”, puntualiza este maestro que ha rescatado de cada finca un elemento que simbolice nuestra cultura cafetera. Vale la pena visitarla e imitarla.

 

 

PUBLICIDAD

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados