La Salida / Julio 06 de 2017 / Comentarios

En Mercedes del Centro, 125 niños se dedican a ‘Soñar y Crear’

En Mercedes del Centro, 125 niños se dedican a ‘Soñar y Crear’

La fundación Fortalecer, una entidad que nació hace aproximadamente 5 años, lucha por la formación y el bienestar de por lo menos 125 niños en situación de vulnerabilidad de Mercedes del Centro de Armenia.


Ganadora de varios proyectos con el misterio del Interior y el de Cultura, tiene como propósito intervenir a niños hasta los 12 años no solo de Armenia sino de los municipios del Quindío  para aportar en su desarrollo integral. Johan Ramín Redondo Bonivento, director ejecutivo de la fundación, dialogó con LA CRÓNICA acerca de la labor social que vienen cumpliendo con la población infantil y su entorno familiar.


¿Qué es la fundación Fortalecer?

Es una entidad sin ánimo de lucro que se creó con el objetivo de un programa bandera que se llama Soñar y Crear integrado por niños entre los 0  y 12 años en situación de vulnerabilidad. 


¿Cuál es el objetivo general?

Trabajar por la comunidad de niños y jóvenes a través de derechos humanos. Lo que hacemos es formarlos y capacitarlos para que sean emprendedores y se  vuelvan productivos.


¿Con qué niños trabajan ustedes, de qué estrato, de qué sector?

De  varios sectores, pero hemos trabajado mucho con Mercedes Centro, una zona deprimida de Armenia donde sus habitantes viven en situación de vulnerabilidad. A través del ministerio del Interior y el de Cultura hemos sido ganadores de dos proyectos con los que hemos podido llegar a esa población.


¿Qué es lo que en la práctica hacen con esa comunidad?

Primero, los tenemos censados, los intervenimos en los diferentes eventos del año, el día del niño, del padre, de la madre, buscamos que estas actividades no pasen desapercibidas. Empezamos como un programa navideño, Una luz en Navidad  y como nos vinculamos con el sector privado muchas empresas y personas nos apoyaron.


¿Cuál fue el proceso para convertirse en programa de formación?

Dar un regalo no era el objetivo, no queríamos ser asistencialistas sino que empezamos a ver que había una necesidad de formación, los niños son nuestro futuro, si trabajamos con ellos podemos garantizar una generación mucho más sana. Pero además se volvió una obligación trabajar con los padres de familia, porque a veces hacíamos intervención con los niños, talleres de derechos humanos, de creatividad, a través del arte, de la música, del teatro, de la danza, y cuando llegaban a casa se perdían.


¿Trabajan solo con los niños de ese sector?

Lo hacíamos de manera aleatoria pero decidimos, desde hace cuatro años, ubicarnos solo con ese sector para poder dar un resultado real, hoy tenemos 125 niños y jóvenes. Pero asimismo con los proyectos del ministerio de Cultura y del Interior que ganamos, hemos venido desarrollando continuidad con 6 municipios del departamento con intervención en zonas necesitadas.


¿En qué consisten esos proyectos que otorgan los ministerios?

El del Interior se llamaba Mi derecho a los derechos, a través de derechos humanos intervenimos esos 6 municipios con lúdica y  herramientas artísticas. Con el ministerio de Cultura nos ganamos uno que se llama Formando para la vida y el arte, formando para la paz, este año es la segunda versión, nos hemos desplazados también a las instituciones educativas con danza, música y teatro, enseñándoles valores.


¿Cuando habla de vulnerabilidad a qué se refiere?

Son personas en una situación económica deprimida, la parte de valores no la tienen construida, vienen de un entorno familiar donde hay violencia, no tienen a los padres  o muchos de ellos están en una cárcel, donde los niños no tienen con qué comer las tres veces al día, llegan a los talleres sin desayunar, sin almorzar, hemos hecho mucha gestión con empresas y con personas a título privado para darles el refrigerio.


¿Qué se ha logrado?

Hemos podido cambiar en más de un 60% los valores de esa población. Tenemos niños que han estado desde los cero años hasta los cuatro, hemos intervenido a los papás y han sido receptivos al programa, hoy contamos con 10 madres cabeza de hogar que ya son líderes en ese sector, estamos buscando apoyo con el Sena para capacitarlas y aunque nuestro objetivo son los niños y los jóvenes ya nos estamos involucrando con su entorno familiar.


¿Quiénes integran la fundación ?

Está integrada por un programa de desarrollo humano y acción social que se llama Soñar y Crear del que hacemos parte varios profesionales. Es importante aclarar que esta iniciativa la desarrollamos desde hace 12 años, 5 de manera oficial.


¿Qué los impulsa a hacer el trabajo social?

Comenzamos con Una luz en Navidad, cada quien desde sus recursos comenzó a recoger regalos y llevarlos a las poblaciones, después entendimos que ellos no estaban buscando un regalo, uno a veces quiere ayudar pero no sabe cómo hacerlo, empezamos a formarnos yo particularmente y mi compañera en direccionamiento y liderazgo integral.


¿Se capacitaron para poder llegar a las comunidades?

Estas comunidades necesitan adquirir herramientas para salir adelante, no darles el pescado sino enseñarles a pescar. Nos capacitamos con una fundación internacional donde fuimos a aprender, llegamos y nos dimos cuenta que no es una población fácil pero que se les puede llegar, nosotros también tenemos hijos y sabemos que son la prolongación de nuestro futuro y cómo no ayudar a esa población sabiendo que nadie la interviene. Tuvimos la experiencia de que muchos de los entes que publicitan sus programas, los censan, se toman la foto con ellos y no vuelven.


¿A nivel gubernamental cuenta con apoyo?

Queremos tocar la puerta a ver si le damos continuidad al proyecto del ministerio del Interior. En 2014 hicimos el Primer Foro Departamental de Derechos Humanos Niños para Niños, donde la Unicef nos premió por ser uno de los mejores a nivel nacional.


¿Cuál es futuro de la fundación?

Que más personas conozcan nuestro programas, sabemos que no podemos vivir de donaciones por eso nunca pedimos y por ello creamos una líneas productivas dentro de la fundación. Tenemos un programa de bienestar que lo que hacemos es apoyar a las personas en general, creamos como una especie de fondo de empleados, donde  les damos beneficios en educación, salud, créditos y con los recursos apoyamos directamente ese programa.


Germán Rojas Arias
LA CRÓNICA

PUBLICIDAD

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados