Lunes, 24 Sep,2018

La Salida / MAY 21 2018 / Hace 4 Meses

“Ese periodismo para ya, hay que tratar de dignificarlo como sea”: Cristian Valencia

El periodista Cristian Valencia dijo que el gran peligro de la internet son las noticias falsas y el error en el que caen algunos comunicadores es el de no corroborar la información con alguna fuente. 

 “Ese periodismo para ya, hay  que tratar de dignificarlo como sea”: Cristian Valencia

, escritor y periodista, ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

Cristian Valencia es un periodista, escritor y crítico literario, que nació en Santa Marta. Sus crónicas han aparecido en el periódico El Tiempo y en las revistas  Soho,  Credencial, Gatopardo, Cromos, Semana y otros medios independientes. Ha publicado las novelas El rastro de Irene y Bitácora del dragón.

En el 2007 apareció su libro de crónicas Hay días en que amanezco muerto. Se encuentra preparando otros escritos. Su columna de opinión en El Tiempo ganó en 2016 el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, en la categoría de opinión y análisis. En su visita a la biblioteca pública municipal de Armenia, para hablar sobre literatura y periodismo, dialogó con LA CRÓNICA sobre este y otros temas periodísticos, de actualidad y su vida personal.

En la historia se han conocido periodistas que se convirtieron en grandes escritores ¿existen casos al revés?

Sí claro, hay escritores periodistas como periodista escritores. El periodismo narrativo como la crónica son lo mismo. Uno no puede decir que una persona como Jon Lee Anderson, Alberto Salcedo, Joan Didion o Leila Guerriero no son escritores, ellos practican un género literario que es la crónica.

Ahora que todo esté anclado a la realidad es otro tema. Gabriel García Márquez es otro ejemplo de ello. El mejor lugar donde puede estar un escritor es en un periódico. Se ayudan muchísimo y se prestan cosas.

¿Cuáles son las cualidades que cada uno se puede prestar?

El periodismo le regala al escritor la concisión, porque en el periodismo escrito eso tiene que empezar, desarrollarse y terminar en un espacio determinado, y eso por lo general los escritores no lo tienen en cuenta porque no saben cuándo culminar y llegan a un tema y le dan largas. La literatura le regala al periodista la cantidad de recursos que hay con el lenguaje para que sus textos sean más emocionantes y comprendibles. 

El periodismo en la actualidad tiene un nuevo ingrediente con la tecnología, que lo hace más inmediato, ¿qué consejos le daría a los comunicadores para que no desinformen por la rapidez noticiosa?

Es un asunto difícil para los periodistas de este siglo el no tener tiempo de pensar, ese periodismo para ya, hay que tratar de dignificarlo como sea, ser lo más ecuánime posible y trabajar mejor con el lenguaje. El gran peligro del periodismo digital son las noticias falsas y el error en el que caen los periodistas es el de no corroborar la información con alguna fuente.

¿Qué acontecimiento ha cubierto que lo haya impactando más? 

Colombia me impacta desde el periodismo y los colombianos me producen una infinita solidaridad y ternura, porque es un pueblo que le ha tocado sufrir muchísimo, tanto de los asesinos como de sus víctimas. Y me doy cuenta que a veces el periodismo no es suficiente, para retractar esa realidad y toca echar mano de la ficción para mostrarlo como es. 

Porque incluso la crueldad tiene que estar estéticamente escrita para transmitirse en toda su dimensión y que las personas entiendan de qué tamaño es.

¿Cuál cree que son las cualidades fundamentales que debe tener un periodista?

Ser simpático decía Kapuscinski, porque si no lo eres quién va a conversar contigo. Tener un interés real por el entrevistado. Mirar con los cinco sentidos, sí hay que estar atentos, pero ver más allá, una foto con toda la familia, ¿y quién la tomó?, y la casa, ¿dónde estaba?, todas las preguntas que se construyen a partir de allí, hacen una gran historia.

Su periodista favorito.

Hay muchos, los he leído tanto que dicen lo mismo. Pienso que el periodismo de opinión al final no termina sirviendo para nada, porque el establecimiento termina apropiándose incluso de los críticos, como Antonio Caballero. Admiro mucho a los periodista regionales porque se tienen que defender solos y pueden ejercer de una manera diferente a como los de Bogotá. Me gusta mucho Joan Didion y Kapuscinski, este último se educó en ciencias sociales e historia. Pienso que las ciencias sociales son el nicho donde debe reposar el periodismo.

Su escritor favorito.

Margarita García Robayo me gusta mucho, tiene una pieza magistral que es Hasta que pase el huracán, que ya tomará su lugar en la historia de la literatura colombiana, está al lado de El coronel no tiene quién le escriba.  Daniel Pennac y su saga El hada carabina o La felicidad de los ogros. Me gusta la ciencia ficción de Douglas Adams.

¿En qué proyectos se encuentra trabajando actualmente?

Estoy trabajando en una novela que sucede en el Chocó, estoy puliendo un guión que escribí el año pasado y se ganó una distinción. Voy de correría con la Biblioteca Nacional con el programa Escritores en la biblioteca y estoy afinando unos apuntes de un par de libros que voy a empezar a escribir el próximo año. Para ganarme la vida hago una columna en El Tiempo, desde hace muchos años y hago asesorías económicas de comunicación al Dane y acabo de terminar un libro de los festivales al parque en Bogotá.

¿Qué opinión tiene sobre los hechos de corrupción que golpean actualmente al Quindío?

Que son el reflejo de lo que le pasa al país. 

La realidad es que los encargados de mantener este establecimiento son ratas que se han comido la plata de nuestros  impuestos y que ya es hora que vaya cambiando ese asunto no sé cómo, pero es que vivimos en la desesperanza, como que ¡oh!, este se robó al Quindío, y uno voltea a mirar y está a los años comprando en los supermercados. No hay siquiera un castigo moral, un señalamiento de la sociedad.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net