Martes, 20 Ago,2019
Deportes / JUL 22 2019 / hace 4 semanas

“Este deporte reta a superar límites”, Jorge Luis Montealegre, hapkidista

Autor : Miguel Jaramillo Ángel

El deportista alcanzó títulos mundiales, panamericanos y en The World Games. Actualmente ocupa la posición más importante entre los jueces.

“Este deporte reta a superar límites”, Jorge Luis Montealegre, hapkidista

Jorge Luis Montealegre ganó oro en hapkido en The World Games 2013, en Cali.

Jorge Luis Montealegre, campeón mundial de hapkido —2005— y panamericano —2011—, además de medallista de oro en The World Games 2013 —celebrados en Cali—, es uno de los referentes más importantes del hapkido en el Quindío. 

Actualmente es jefe de árbitros, máxima posición entre los jueces de esta modalidad. Además, entre el 25 y el 27 de julio, liderará a los árbitros de hapkido en los Juegos Departamentales del Valle del Cauca, en Buenaventura. Desde 2011, año en que la disciplina ingresó como deporte en estas justas, ha sido invitado para cumplir este rol.

Recomendado: En selectivo de hapkido, Joongdo Kwam ganó de manera apretada

Montealegre nació en Bucaramanga el 17 de agosto de 1975 y llegó con su a familia a Armenia cuando apenas tenía dos años, por lo que se considera quindiano, tierra donde se desarrolló como persona y deportista.

Entre risas, recuerda que desde niño veía películas de artes marciales de Bruce Lee, Jackie Chan, Chuck Norris y Jean Claude Van Damme, quienes lo inspiraron a practicar a los 13 años taekwondo y posteriormente hapkido.

El final de la década de los 80 e inicios de la de los 90 estuvo marcado por títulos de cine como Operación dragón, El juego de la muerte, Furia oriental, Fuerza delta, Marcado para morir, Invasión a los Estados Unidos, entre otras, que se quedaron en la retina de Montealegre y que lo engancharon, como dice él, por la acción, los golpes y las patadas. 

Lea también: Con 17 deportistas, Quindío en Juegos Nacionales con hapkido

“Lo más importante de las artes marciales es el crecimiento que genera interiormente. Los golpes y las patadas fue lo que me atrajo en un principio, pero en el fondo, con los años y con la práctica, se generó un proceso de maduración que me formó como ser disciplinado, tolerante, paciente, entregado y dedicado; cualidades que son duraderas y aplicables a diferentes situaciones de la vida y que superan el simple hecho de saber defenderse”, afirmó Montealegre, quien practica hapkido desde hace 30 años.

Al consultarlo por su proceso de consolidación deportiva, el deportista y actual jefe de árbitros de hapkido recuerda que fue clave pertenecer a la selección de taekwondo en la Fundación Universitaria de Popayán, donde cursó sus estudios de pregrado en ecología.

“Mis primeras participaciones fueron en torneos regionales, pasé a nacionales y así fui escalando hasta lograr cupos en panamericanos de hapkido, mundiales y en The World Games. En estas logré grandes resultados y superé las metas que me propuse”, agregó.


Técnica y juzgamiento

Montealegre le explicó a LA CRÓNICA que en las competencias deportivas de hapkido no se pueden implementar todas las técnicas de defensa personal porque ciertas maniobras podrían comprometer la integridad de los deportistas y ese no es el objetivo. 

“En competencia, las técnicas están reguladas y se cuenta con la protección adecuada, entre estas está golpear con el pie y con el puño. Las patadas se pueden pegar de la cintura hacia arriba, incluyendo la cabeza y la cara. Los puños solamente se pueden dar en el tronco. Aparte del golpeo están permitidos los derribos y las inmovilizaciones”, dijo Montealegre

En el juzgamiento de hapkido participan cinco jueces, cuatro que intervienen con banderas en la parte exterior y el juez central. Estos, por mayoría otorgan los puntos. Una de las formas de ganar es marcando la mayor cantidad de puntos, también se puede ganar o perder por las faltas cometidas o recibidas; y a través de knockout.

Contexto: El sueño olímpico de Styven Rutchell Palacio

Actualmente, Jorge Luis sigue entrenando y practicando hapkido, pero está dedicado al arbitraje y forma parte de los equipos encargados de los juzgamiento de la disciplina a nivel local, nacional y mundial. En la Liga Quindiana de Hapkido lidera el arbitraje.

“El proceso para ser árbitro empieza con algo tan sencillo como es acercarse a las personas que anotan los puntos y manejan las planillas en los torneos, posteriormente se es árbitro lateral, con el paso de los años y la experiencia adquirida se comienza la formación como juez central, luego se asciende a juez de modalidad, hasta llegar al cargo más alto, que es jefe de árbitros, posición que desempeño”, expresó Montealegre.

La institución que forma, certifica y escoge a los árbitros, es la International Sport Hapkido Referee College. Para llegar a ser juez se debe realizar una formación teórica y práctica a través de esta organización en Colombia.


Miguel Jaramillo Ángel
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net