Lunes, 24 Sep,2018

La Salida / MAR 09 2018 / Hace 6 Meses

“Estoy en la BBC de Londres gracias a la divina providencia”: Pablo Arias

El comunicador quindiano contó a LA CRÓNICA cómo llegó al medio de comunicación europeo y su paso por otros centros de noticias.

“Estoy en la BBC de Londres gracias a la divina providencia”: Pablo Arias

Pedro Pablo Arias, periodista quindiano en la BBC.

Pedro Pablo Arias es un periodista quindiano que desde hace más de 30 años se fue para Inglaterra a aprender el idioma y se quedó trabajando en la BBC de Londres. 

Cuéntenos sobre su recorrido por medios internacionales. 

No he estado de planta en la BBC, pero he hecho trabajos como free lance, estuve en los juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 como reportero de la BBC, a la vez trabajando para otros medios de comunicación, en las finales del ATP en Hannover, Alemania, también estuve como corresponsal del medio y de la Voz de los Estados Unidos, en esa misma época.

¿Cómo llegó a la BBC de Londres?

Creí que era muy fácil, pero no lo es. Hacer los contactos, presentar una audición, realizar una especie de texto, como cuando el ministerio de las Comunicaciones en Colombia hacía en Bogotá un examen de cultura general y uno se devolvía a la ciudad a esperar el resultado y si uno pasaba volvía para el siguiente paso, donde se evaluaba la dicción, la voz, improvisación y la lectura, algo más o menos así en la época en que quise ingresar.

Pero era muy limitado, en ese entonces había dos departamentos de español, la BBC tenía muchos programas en diferentes idiomas patrocinados por el gobierno local, pero eso ya no existe. Hoy en día solo hay un departamento de la BCC en español en internet. Lo que es radio, ya se acabó.

Antes estaba el área para España y otra para América Latina y el mundo hispano de Estados Unidos y creo que en Guinea de habla española, infortunadamente ya no existen. A mí también me tocó llevar artistas, hacía algunos trabajos para ellos y los llevaba y los grababa allí.

Lea también: Yoana Arenas, una periodista del ‘Más allá’

De su experiencia profesional en el Quindío ¿qué nos puede contar?

Comenzamos en esa universidad llamada Radio Ciudad Milagro, por muchos años permanecí allí. Empecé como todo el mundo, haciendo los primeros pinitos. En ese entonces, que era importante la licencia de locución, yo no la tenía y me dijeron que no me podían pagar lo mismo que a los otros, así que me di a la tarea de conseguirla. En ese proceso, Medardo fue importante, ha sido el principal de los mentores en mi labor.

Él me llevó a varias casas disqueras, me acuerdo de muchas. Eran cinco, ahí promocionaba la música de Luciano Pavarotti, Richard Clayderman, un trompetista Jean Claude Borelly, Patricia González del Ecuador, que era música muy popular. La Fania también estaba allí. En ese proceso logré conseguir la licencia de locución.

Hice un programa de vallenatos, que no gustaba mucho pero lo logramos y en esa época trajimos a Otto Serge y Rafa Ricardo. A pesar de mi juventud hice programas como Buenos días Quindío, compitiendo con don Wilson Rúa Bedoya. Logramos traer a Darío Gómez, en varias ocasiones. 20 super éxitos de la semana y todo eso sirvió.

Me fui a Inglaterra a estudiar inglés, con el propósito de regresar a los seis meses, a los tres meses me quería devolver, no aguantaba el clima. Ahora mismo estamos bajo cero, tampoco hablaba inglés, la comida... Hoy en día ya se consiguen frijolitos, en ese tiempo era imposible. Todo era distinto.

Mi esposa me dijo aguanta, y mira ya llevo 31 años. He hecho trabajos de televisión he sido editor de noticias, continúo con la cabalgata deportiva Gillette en la que desde hace 20 años soy el presentador, otro programa que le da la vuelta al mundo.

Inició en Radio Ciudad Milagro, hoy en día la emisora cerró, ¿qué significa eso para usted?

Eso fue una sorpresa lamentable, me puse muy triste, porque ha sido la escuela de muchos de nosotros. Quedé anonadado. Tantos millones que valía la licencia, algo que era casi imposible.

Vea también: “Mensaje esperanzador, el reto de los periodistas hoy”: José Navia

Su enfoque periodístico ha sido deportivo, ¿qué tipo de disciplinas ha cubierto?

En general, como venía cubriendo la cabalgata deportiva Gillette, que integra muchos deportes. Comencé a ir a los Olímpicos después de los juegos de las universidades en el año 1991 en la ciudad de Sheffield, ahí comenzaron a conectarme. Me dijeron que necesitaban a alguien que supiera de deportes y español para programas en este idioma. A partir de ese momento y hasta ahora he ido cada cuatro años a los juegos Olímpicos en todos los países que ha estado.

¿Cómo hizo para que esas 900 emisoras donde se escuchaba su voz se entendiera el español con el sentido que usted le daba? ¿Qué consejo le daría a los nuevos comunicadores al respecto?

Leer, la buena dicción es muy importante, yo hago trabajos desde Londres, hago comerciales para empresas multinacionales que hacen programas específicos para enseñarles a sus empleados, estamos hablando de mil empleados alrededor del mundo y generalmente, como cosa curiosa, siempre escogen al locutor colombiano, es apetecido el locutor colombiano, por el nivel de dicción, los acentos, a los ingleses no les gusta el argentino porque es muy marcada la diferencia del idioma de nosotros.

Recuerdo que la cadena radial en español de la BBC contrataba, porque era su política, periodistas de diferentes países suramericanos, como chilenos, venezolanos, pero siempre preferían colombianos.

Hoy en día, las empresas de periodismo están dando más prioridad a los comunicadores profesionales que a los empíricos ¿qué piensa al respecto?

Tengo una pequeña anécdota. Yo he sido empírico creo que de las últimas generaciones, pero me acuerdo que hacía trabajos de los estudiantes de los últimos semestres de la universidad del Quindío. Les grababa los programas, iban a la emisora a que les hiciéramos eso, esta es la importancia de la práctica. Por supuesto, hay que estudiar, prepararnos, leer mucho, pero más allá de la parte teórica, está la práctica. 
No sé como será ahora pero había un gran valor por el empirismo. Y además no había un área de periodismo en el Quindío.

A propósito de anécdotas, ¿cuál es la que más recuerda en estos años de labor periodística?

Muchas embarradas, una vez transmitiendo un partido aficionado desde el barrio La Isabela, me corrigieron desde el estudio cuando dije la postrimería y el partido apenas empezaba. 

¿Y en la BBC?

Me llamó un amigo argentino, Pedro Pablo y me dijo, “yo sé que usted es periodista, yo tengo un artista muy famoso para que lo entreviste” y yo le dije, ¿quién es? Y me contestó “Cacho Tirado”, me quedé pensando en quién sería, yo no lo conocía. Entonces yo le dije deme 10 minutos y le averiguo, entonces llamé a la BCC y le dije a Xavier, el encargado: le tengo un personaje, Cacho Tirado, y me dijo “dame un minuto”, antes de ese tiempo me dijo que lo llevara, resulta que sí era famoso, un hombre de guitarra clásica, ahí me gané unos pesos, famosísimo pero no lo conocíamos, sin embargo lo pasaron.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net