Miércoles, 17 Ene,2018

La Salida / DIC 29 2017 / Hace 19 Dias

Francisco Javier González Ortiz, abogado defensor de los pinceles

En su primera exposición tuvo gran acogida.

Francisco Javier González Ortiz, abogado defensor de los pinceles

Francisco Javier González Ortiz, abogado y artista que expone en la galería colectiva del parque De la Vida de Armenia.

El abogado y artista plástico quindiano Francisco Javier González Ortiz realiza su primera exposición en las instalaciones del parque De la Vida de Armenia, en conjunto con siete pintores más que ocupan el espacio con su arte, color y creación para el disfrute de propios y de los turistas que por esta época de vacaciones visitan la ciudad.

González Ortiz, en diálogo con LA CRÓNICA, narró su inicios con los pinceles y la combinación con su carrera profesional. 

¿De dónde es Francisco Javier González Ortiz?

Nací en Armenia, Quindío, el 26 de mayo de 1972.

¿Cómo está conformada su familia y dónde vive?

Mi familia está conformada por mi madre Nelly Ortiz de González, por mi hija Isabela González Sánchez y cinco hermanos. Mi papá José González Hernández falleció en 1995.

Recomendado: Fernando López Yepes, cubismo y arte contemporáneo

¿Dónde adelantó sus primeros estudios?

Mis primeros estudios los hice en Armenia, terminé el bachillerato en el Rufino J. Cuervo y soy abogado de la universidad La Gran Colombia de Armenia.

¿Cómo se inicia en la pintura?

Eso viene de sangre, desde los 7, 8 años he demostrado ese afecto hacia el arte. Digo que viene en la sangre porque tengo un tío en Risaralda, Leonel Ortiz, que también es pintor por eso creo que es hereditario.

¿Qué lo inspira a pintar?

Primero yo hacía dibujos, rayas, lo que hace todo niño, pero muchas personas me decían que tenía tendencia  a la pintura porque hacia cosas bonitas, de esas obras no me queda ninguna porque  todas las he regalado a la familia, a los amigos como detalles para los seres queridos.

Cuando usted sintió que tenía esa aptitud, ¿se matriculó a estudiar o qué hizo para perfeccionar?

No, siempre he sido empírico, yo creo que autodidacta, he recibido sí apoyo de algunas personas que me han dado como el valor para afrontar las obras que estoy haciendo, darle más volumen pero siempre eso ha sido innato, es decir que nunca estudié pintura.

Usted después del bachillerato estudia leyes en La Gran Colombia y sale de abogado, ¿en algún momento abandonó la pintura o cómo hizo ahora para surgir?

Lo que me llevó a surgir, creo que todo lo que se ha suscitado con el mismo derecho, el estar  tan tensionado lo que me lleva a una relajación, medito y hago lo que hago gracias al derecho.

Le puede interesar: Quindiano Andrés Skull y sus murales, en Ecuador

¿Es decir que usted siempre está pintando?

Sí claro, este año que termina realicé ocho obras. Las anteriores las iba regalando porque no pensé que fuera para  negocio, yo pinto simplemente porque me gusta y ahora el maestro Yamil Sánchez Saleg vio mis obras, le gustaron y entonces me invito a presentarlas con él y otros artistas. Con Yamil tengo un agradecimiento muy especial por darme la oportunidad.

¿Qué otro tipo de obras tiene en mente realizar?

Quiero inventar otro tipo de situaciones que creo que las tengo muy vírgenes en mis manos pero están prostituidas en mi mente porque de tanto darle vueltas y vueltas, creo que van a salir buenas cosas, es decir buenas obras.

¿Cuántas obras ha realizado desde que está pintado?

No es solamente pintura, también he hecho talla en madera, escultura, dibujos a carboncillo, esas fueron las primeras etapas con las que me inicié en el arte.

¿Cuál es la técnica que maneja el maestro Francisco Javier González?

En este momento es óleo mixto que consiste en óleo y ponerle al cuadro otros elementos que ayudan a que la pintura sea más explosiva.

¿Cómo ve su futuro en la pintura?

Intento que me reconozcan no por Francisco Javier González hacer un cuadro sino porque la pintura deje una enseñanza, el que vea diga: este artista tiene plasmado en su sangre lo que está pintando, simplemente es eso y si me pueden reconocer después de muerto con un cuadro, sería fabuloso.

¿Y esa combinación de las leyes con la pintura no es un poco fuera de lo común?

Es algo bonito, tengo varias obras que precisamente hacen referencia a las leyes, el último que hice se titula El iletrado y el hombre está en una biblioteca, indica que todos los días tenemos que aprender más y más a pesar de lo mucho que se estudie.

Vea también: En Circasia, mural rindió homenaje al poeta Noel

¿Piensa vender sus cuadros, ya ha vendido algunos?

No he vendido ni uno solo, todos han sido regalados, pero pienso empezar a ponerle precio a mis obras.


Germán Rojas Arias
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net