Martes, 20 Nov,2018

Ciencia y Tecnología / AGO 06 2018 / Hace 3 Meses

Google vs tu página web

Google es el rey de un territorio del que no podemos escapar.

Google vs tu página web

Cuando se creó el universo digital, Google.com apareció como el todopoderoso para decirnos que quienes entran en su juego tienen dos posibilidades de subsistencia: ceñirse a sus normas o simplemente desaparecer.

En ese dilema entra de manera obligatoria tu página web, porque quiérelo o no, su nacimiento está supeditado a los designios de la ingeniosa, acaparadora, pero además mágica y sofisticada plataforma de internet.

¿De qué estamos hablando?

Cuando se crea una página web, con textos, fotografías, videos y otra serie de contenidos como infografías o audios, el objetivo principal es que el público de tu negocio o los clientes potenciales de tu negocio los vean, los compartan y los valoren. Ese ejercicio, que debe ser repetitivo, no solo podrá llevar a aumentar las ventas o a ser más notoria tu marca, sino que abrirá el camino de conceptos como la confianza y la fidelidad, dos factores de gran importancia dentro de ese mundo de las relaciones que ahora existen por causa y efecto de internet.

Recomendado: Imponen a Google una multa de 4.343 millones de euros por Android

En ese preciso instante entra Google como rey de un territorio del que no podemos escapar. Para cumplir con esos propósitos tan estratégicos que acabo de exponer, es necesario planear unas actividades que nos lleven a rebasar los retos de este gigante de la tecnología digital. 

Resulta que Google es como un universo donde tu página cae por defecto. Allí este todopoderoso la va a examinar y va a determinar cómo está hecho y de qué manera te puede ayudar para que cumpla con su objetivo de existencia, es decir, para que alguien desde un móvil, un computador o una tableta la pueda visualizar.

¿Y qué se evalúa?

Varios factores evalúa Google para condenar la infraestructura de tu página o para premiarla. La primera tiene que ver con un grupo de palabras que se esconder bajo lo que los ingenieros de sistemas llaman las etiquetas o los metadatos, se llaman palabras claves y consisten en vocablos que identifican tu negocio. Por ejemplo, si vendes flores, una palabra clave puede ser: las mejores flores de la ciudad; si ofreces gafas, puede ser: gafas cómodas y económicas. De tal forma que cuando una persona ponga el cursor en la barra de Google y escribe una frase similar, tu negocio salte como una posibilidad.

Le puede interesar: Descubriendo nuevas herramientas de mercadeo

Esa es tal vez la tarea más sencilla de cumplir. La siguiente es revisar la tecnología usada por el portal, los recursos tecnológicos incluidos como parte de su estructura y la disposición de los contenidos, es decir que las fotos no se demoren en aparecer, que los artículos no sean una copia, sino originales, incluso que esos textos se escriban bajo la ley de Google, porque por muy bien redactados que estén, es posible que no pasen bajo su rasero.

En una época, hace más de una década, era común que las páginas fueran hechas con una tecnología que se llama flash, una herramienta que le daba cierto movimiento a partes claves del portal como los avisos y los banners. Sin nos atreviéramos a poner flash ahora, Google lo asumiría como una mala práctica porque genera lentitud en la carga, algo que no existe en el manual de uso del impetuoso motor de búsqueda.

¿Qué sucede si ignoro a Google y sus prácticas?

Simplemente no existes. Este buscador, el más común en el occidente del mundo y en Europa, es un potente desarrollo tecnológico que lo tiene todo calculado. Si quieres hacer trampas, como poner tus palabras claves muchas veces en un artículo para que lo reconozca y te haga visible, te penaliza y te hace desaparecer del espectro digital. 
Si usas una tecnología vieja o desactualizada, te envía al cuarto de San alejo sin consideración, hasta que cambies.

Recomendado: Entre los mitos y temores que genera el marketing digital

¿Qué debo hacer?

Google plantea una serie de retos a las páginas web para tenerlas en cuenta como primeras opciones de visualización ante búsquedas. Cada vez más involucra nuevas exigencias, conforme el avance de internet, conforme los nuevos desarrollos que se alcanzan en el espectro virtual.

En ese sentido, ofrece dos alternativas definitivas, la primera la llamaremos SEO que significa optimizar el funcionamiento de la página de manera orgánica, es decir a través de prácticas gratuitas propuestas por Google. La segunda se denomina SEM, cuyo uso se encuentra en el desarrollo de campañas de publicidad a través de algo que conocemos como adwords o palabras claves.

Le puede interesar: Instagram quiere acabar con YouTube, los vídeos de larga duración podrían llegar pronto

¿Entonces hago una o las dos?

La mejor forma de subsistir es realizar ambas actividades. Si me enfoco solo en SEO, Google le dará prioridad a las campañas pagas, así haya emprendido muchos esfuerzos en este sentido, y si solo me dedico a SEM, el día que no lo haga, desapareceré de los primeros lugares de búsqueda. En estos casos el manual by Google invita a que se efectúe un trabajo complementario y permanente, así se mantendrá un equilibrio de beneficios para el portal web.
 

Algunos tips de SEO

Analiza factores como la velocidad de carga, un buen contenido, la estructura del sitio, la capacidad de compartir en redes sociales.Actualización de las palabras claves para que el sitio se reinvente y viva una renovación permanente.

  • Crea artículos de interés y valor para el lector.
  • Maneja  titulares de los artículos muy atractivos.
  • El video cada vez es más importante en el posicionamiento SEO
  • La página debe estar adaptada para que se vea muy bien en los móviles.
     

Algunos tips de SEM

  • Piensa bien donde poner el anuncio y por cuanto tiempo.
  • Ten en cuenta qué puede preguntarse el usuario para que encuentre tu página.
  • No inviertas en palabras claves con el nombre de tu empresa, a menos que tenga una imagen superlativa en el ámbito virtual.
  • Invierte en palabras claves con base en los productos y sus beneficios.
  • Reconoce todas las posibilidades que te ofrece SEM, antes de invertir.


Carlos Eduardo Alzate Ortiz
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net