Variedades / Mayo 20 de 2010 / Comentarios

Hipertensión arterial, enfermedad silenciosa

Hipertensión arterial, enfermedad silenciosa Llevar una dieta sana, hacer ejercicios y no fumar, además de evaluarse la tensión desde edad temprana y llevar un estilo de vida sano son las recomendaciones entregadas por los especialistas.

Esta dolencia es más frecuente en hombres hasta los 50 años, después de esta edad las mujeres se vuelven mucho más propensas a sufrirla por la menopausia.

Por: Luisa Fernanda Narváez Marulanda

El pasado 17 de mayo se celebró en el mundo el día de la Hipertensión Arterial, conocida por los especialistas como una enfermedad silenciosa por ser asintomática.
Por esta razón, durante la conmemoración recalcaron que se deben tener cuidados especiales como tomarse la tensión periódicamente, medida que se debe seguir con más juicio si hay herencia familiar, es decir, si genéticamente hay mayor posibilidad de sufrir de tensión arterial alta la cual se presenta cuando las arterias oponen resistencia para que el corazón envíe sangre a los tejidos.

Según el cardiólogo Enrique Melgarejo “la hipertensión arterial es una de las enfermedades más frecuentes en el mundo occidental, afecta cerca del 25% de la población y aunque es asintomática se sabe que puede presentarse por factores genéticos, es decir por herencia y más cuando el padre y la madre han padecido la patología. Otros factores detonantes de esta enfermedad se presenta al tener un estilo de vida inadecuado, con sobrepeso, comidas demasiado saladas y estrés mal manejado”.

La hipertensión arterial es más frecuente en hombres hasta los 50 años, después de esta edad las mujeres se vuelven mucho más propensas a sufrir de hipertensión por la menopausia. Generalmente las mujeres no padecen hipertensión arterial a temprana edad, salvo en los casos de preeclampsia gestacional que es la tensión arterial alta durante el embarazo. “Las mujeres, por sus estrógenos, están protegidas contra los problemas vasculares hasta la menopausia, momento en que empiezan a perder estrógenos por lo que se vuelven vulnerables al daño vascular”, afirma Melgarejo.

Al ser una patología que no tiene síntomas claros y evidentes, merece mayor atención porque cuando hay un alza en la tensión sin control se puede presentar un infarto, pérdida de visión, un derrame cerebral e incluso la muerte. “Algunos pacientes presentan dolores en la parte trasera de la cabeza, otros no sienten nada y es cuando la enfermedad se agrava, sin embargo es importante tener en cuenta que es normal sentirse bien, ese es el riesgo de las enfermedades silenciosas, atacan y en muchos caso terminan en muerte del paciente”, señaló Melgarejo.


El Diagnóstico

La tensión arterial ideal debe estar en 120-80, por encima de 140 se considera que hay hipertensión, por otro lado, los diabéticos deben tener la tensión entre 130-80, si tiene la tensión más alta puede ocasionar daños.
El diagnóstico es realmente sencillo, lo único que se requiere es un tensiómetro adecuado y en caso de que se presente un cuadro de tensión arterial alta el especialista deberá recomendar al paciente un tratamiento con medicamentos especializados.

La principal consecuencia en caso de que no se realice un tratamiento oportuno es el daño de todas las arterias que irrigan el organismo, entre ellos cerebro, retina, corazón y riñón, los más afectados, lo que puede ocasionar trombos, fallas cardiacas, daño renal, ceguera y disfunción eréctil.


Recomendaciones

En general a mayor edad, mayor hipertensión esto a causa de la rigidez arterial ocasionada por el envejecimiento, es por esto que especialistas como el doctor Enrique Melgarejo recomienda llevar una dieta sana, hacer ejercicio y no fumar.
Adicionalmente, las personas que tienen padres hipertensos deben evaluarse la tensión desde edad temprana y llevar un estilo de vida adecuado con ejercicio, evitar el sobrepeso y cuidarse al comer sal, así mismo, después de los 40 años deben tomarse la tensión constantemente ya que es durante esta época cuando se presenta más el problema.

La hipertensión es prevenible si se detecta a tiempo, y hay que tomar consciencia del problema. “La hipertensión es un asesino silencioso, todo el mundo debe conocer su tensión y tener buena adherencia a los tratamiento que es una gran falencia en nuestra sociedad”.

Existe una creencia en que la tensión baja (diastólica) es la más peligrosa, no es cierto, la más alta (sistólica) es la que más daño hace en todas las arterias, dañando la retina, cerebro, corazón, disfunción eréctil y problemas en el riñón.


Recomendaciones

El doctor Enrique Melgarejo recomienda tres puntos básicos para controlar la hipertensión:

-El enfermo debe sacar la sal de su dieta alimenticia diaria.

-Mantener un peso adecuado a través de dieta y ejercicio.

-Cumplir con los tratamientos que son recomendados por el médico. Si la persona es hipertensa, toma medicamentos y cambia su estilo de vida, la tensión se controla hasta un 50%.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2014 todos los derechos reservados