Lunes, 14 Oct,2019
Judiciales / MAR 08 2019 / hace 7 meses

Hotelero se salvó de ser extorsionado; Gaula militar dio a conocer modalidad

El comandante de la Octava Brigada, coronel Richard Osvaldo González Vera, detalló cómo sucedió el caso. 

Hotelero se salvó de ser extorsionado; Gaula militar dio a conocer modalidad

Coronel Richard Osvaldo González Vera, comandante de la Octava Brigada del Ejército.

A finales del mes pasado, un hotelero del Quindío y su familia estuvieron a punto de caer en la trampa que le puso un extorsionista para que su esposa, bajo intimidaciones, le consignara $10 millones. 

El coronel Richard Osvaldo González Vera, comandante de la Octava Brigada del Ejército, reveló que los delincuentes están llamando a empresarios a proponerles negocios. “Al hotelero lo llamaron y le dijeron que si él podía alojar a 15 personas entre ingenieros, geólogos y tecnólogos, que estaban trabajando en unas exploraciones en la región. El señor les dijo que sí”.

El militar explicó que el sujeto le pidió al hotelero que necesitaba que los recogiera porque estaban en unas exploraciones en una de las áreas de la jurisdicción. “Le preguntó a la víctima si tenía vehículos para ir por ellos y este le dijo que los conseguía. El hombre le aseguró que necesitaba que los funcionarios fueran cómodos porque eran de alto perfil”. 

Vea también: Policía y Ejército hicieron campañas de prevención contra la extorsión

“Le puso la cita en un sitio en el que él sabía que no había señal de celular y le dijo: ‘Como esto es una multinacional y hay gente que tiene conexiones con el extranjero, necesitamos que usted nos dé la garantía de que la actividad se va a realizar. Deme unos contactos de gente allegada o personal de referencia suya, porque necesitamos saber si en verdad usted puede con esta necesidad que le estamos planteando’. Le dio al antisocial el contacto de la esposa, del hermano y de otro empresario que lo conocía”. 


El extorsionista tenía un cómplice en la zona 

El coronel Richard Osvaldo González Vera añadió que cuando el señor se fue a recoger a los supuestos ingenieros y a todas estas personalidades que le habían descrito, “llegó allá entusiasmado con su vehículo y con un carro que alquiló. En la zona, muy cerca, había un cómplice, quien al ver que la víctima arribó al lugar le avisó al extorsionista para que procediera con la otra parte del plan, que era llamar a uno de los números celulares que el hotelero le dio, en este caso el de la esposa”. 

De acuerdo con el alto mando militar, el delincuente le dijo a la señora: “Tenemos a su esposo secuestrado”. Dio todas las características de cómo estaba vestido y las de los automotores, el que conducía y el que rentó. “¡Si no nos consigna en menos de dos horas 10 millones de pesos, lo vamos a matar y vamos a quemar los carros!”.

Lea también: Detienen a alias Pipe por extorsionar a una ciudadana

La señora colgó y empezó a llamar a su esposo al celular, pero no obtuvo respuesta. 

Después de una hora, el extorsionista la volvió a llamar y le preguntó: “¿cómo va con la plata y con el encargo? ¡Necesitamos que sea rápido porque no tenemos tiempo!

El comandante de la Octava Brigada aseveró que la ciudadana, antes de acceder a las pretensiones del hombre que la intimidaba, decidió llamar al Gaula del Ejército a la línea 147 a contar todo lo que le estaba pasando. 

“Inmediatamente le dijimos: cálmese que a su esposo no le está ocurriendo nada, esto es una llamada extorsiva de tipo carcelario”. 

Los militares se trasladaron al sitio en el que se encontraba la dama y le preguntaron por el lugar donde estaba su esposo. 

Una tropa operativa llegó hasta el punto al que habían citado al empresario y lo encontró desesperado porque llevaba hora y media esperando la gente y no llegaba. 

Los uniformados le explicaron que eran tropas del Gaula militar del Eje Cafetero, que estaban allí porque su compañera sentimental los había contactado y relatado que estaba siendo extorsionada con engaños. 

Este es uno de los dos casos, que bajo esta modalidad, han ocurrido en el Quindío en lo corrido del año, en el otro, la víctima fue un comerciante.

Le puede interesar: Aceptó que extorsionaba a dueña de la finca que administraba

“Las llamadas extorsivas están disparadas y siempre las están haciendo desde las cárceles Doña Juana en La Dorada o de La Picaleña en Ibagué. La invitación a la gente es a que no caiga en estas trampas y verifique bien si la empresa de la que dicen llamarlo existe, antes de hacer cualquier negociación por teléfono”, dijo el coronel del Ejército. 

Explicó que en este caso el extorsionista ofrecía pagar 15 habitaciones, cada una a 200 mil pesos, cuando el precio real era de 170 mil pesos. “De eso tan bueno no dan tanto”, puntualizó González Vera. 


Las cifras del Ejército 

En lo corrido de este año el Gaula del Ejército ha capturado a siete personas por extorsión, situación que ha contribuido a que las víctimas hayan dejado de pagar 160 millones de pesos en el Quindío, según el coronel González Vera.  

En el año 2018 esta unidad militar capturó 106 extorsionistas en el Eje Cafetero, con lo que evitaron que se pagaran más de 800 millones de pesos”, aseguró el oficial. 


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net