Lunes, 24 Jun,2019
Judiciales / MAR 18 2012 / hace 7 años

Investigan muerte de tres personas en confusos hechos

Este fin de semana aparecieron en el río De La Vieja los cuerpos sin vida de Luis Fernando Díaz Pinto y Deybid Herrera Duque, quienes habían sido reportados como desaparecidos por sus familiares desde el día martes 13 de marzo.
Investigan muerte de tres personas en confusos hechos

Cristian Deybid Herrera Duque tenía 21 años de edad y era comerciante.

La Crónica del Quindío accedió al testimonio de Jorge Herrera Martínez, padre de Cristian Deybid Herrera Duque, quien narró su versión sobre la desaparición y búsqueda de su hijo de 21 años.
Los hechos son materia de investigación por parte de las autoridades.


Testimonio de Jorge Herrera


“El niño salió de la casa desde el domingo 11 de marzo en las horas de la mañana, se fue con el señor Luis Fernando, el le hizo una llamada donde le pidió que lo acompañara a recoger un dinero en una finca, el niño le dijo que no podía ir porque tenía que cumplir con horario de trabajo en un parqueadero —trabajo que le había ayudado a conseguir Luis Fernando— él le dijo que hablaba con el patrón para que pudiera ir sin problemas, además le pagaba 20 mil pesos por el día de trabajo, el se puso muy contento y salió con la idea de que regresaría al mediodía. La salida fue aproximadamente a las 7:00 a.m.

Entonces Cristian se montó a un carro marca Mazda 323 color rojo de propiedad de Luis Fernando, en compañía de este y otros dos ocupantes, un señor de apellido Rentería y otro llamado Elmer y se dirigieron hacia la finca. Llegaron las horas de la tarde y el no aparecía. Nos dimos cuenta porque una muchacha llamada Carolina, familiar de Luis Fernando se comunicó y dijo que el carro había aparecido volcado en el sector de Varallas por la vereda El Cusco, hacia las 10:00 p.m. del domingo. Mi hermano me llamó para avisarme que ellos estaban desaparecidos. Yo vivo en Pitalito, Huila, y decidí viajar esa misma noche para Armenia.

El lunes en la mañana dimos inicio a la búsqueda de Cristian y nos fuimos con un primo a buscarlo en el sector de Varallas. Llegamos hasta allá y le pedimos información a los agentes de Policía del puesto de control, con la familia de Luis Fernando, ellos nos dieron unas versiones donde afirmaban que el carro había sido volteado, que se metieron dentro del vehículo para mirar los documentos de propiedad, y cosa que se me hace muy extraño puesto que al ver el carro abandonado ellos deberían haber llamado a una dependencia específica que se encargara de hacer una investigación a fondo de lo sucedido en vez de manipular la escena. El carro se ve como si lo hubieran volcado adrede, puesto que solo se le dañó la parte de arriba y una puerta. No fue un choque.

La Policía no nos dejó bajar al sitio donde supuestamente se encontraban ellos, en una finca, argumentando cuestiones de seguridad porque por allá se oían disparos, entonces nos dirigimos al grupo Gaula de la Policía para instaurar la denuncia, ellos nos dirigieron a la Fiscalía. Eso fue el día martes 13 de marzo.

Nosotros manifestamos a la investigadora del CTI la preocupación que teníamos por la seguridad de mi hijo, puesto que las versiones que nos habían dado era que unos tipos armados con fusiles llegaron a la finca y los habían sacado por la fuerza, el señor Elmer logró huir, el dice que supuestamente se logró escapar, que se quedó escondido, hubo disparos y vio que un carro gris se llevó a Cristian, a Luis Fernando y Rentería.

Ellos habían ido a sacar una guaca a la finca, la versión que nos dio la Policía es que ese sitio era propiedad de un extinto narcotraficante y que ellos tenían temor de ir hasta allá por que integrantes de la banda de Los Rastrojos operaban por ese sector.

Viendo que el CTI se mostraba negligente para proceder en la búsqueda de mi hijo, nosotros mismos iniciamos la investigación, buscamos hasta el día sábado, cuando lo encontramos en el río De La Vieja en el sector de Puerto Alejandría, el cuerpo de Luis Fernando se encontraba aproximadamente a unos 7 kilómetros de distancia.

El cuerpo de Cristian presenta señales de tortura, lo abrieron desde el cuello y le sacaron sus órganos para que no flotara en el agua, también tiene heridas causadas con arma de fuego, cuando los encontramos estaban en avanzado estado de descomposición. El cuerpo de Luis Fernando solo tiene heridas de bala en la espalda.

El cadáver del señor Rentería apareció el día viernes más abajo de donde estaban ellos, su cuerpo estaba en condiciones muy similares al de Cristian”, terminó diciendo el padre de Cristian Herrera Duque.

Por su parte, miembros del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, entidad encargada de realizar la diligencia de levantamiento de los cadáveres, y que ha seguido el caso de cerca, continúan trabajando con base en los hechos registrados, con el fin de encontrar la información que permita esclarecer sus causas.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net