Sabado, 20 Jul,2019
La Salida / OCT 04 2018 / hace 9 meses

Jairo Soto, un promotor del deporte en paz

Autor : Carolina Molina Marín

El quindiano, que lleva varios años en la gestión de obras sociales, promueve el Torneo Hinchas de Paz con niños de escasos recursos, donde se inculcan valores.

Jairo Soto, un promotor del deporte en paz

Jairo ha gestionado con entidades públicas y privadas los recursos para que se lleven a cabo sus labores sociales.

Jairo Soto tiene al deporte y la gestión social como su motivación diaria, es fotógrafo de profesión y se ha dedicado a dejar recuerdos y valiosos momentos en las mentes de niños de escasos recursos y abuelos, que encuentran en la actividad física su felicidad. 

¿Qué oficio tiene?

Soy fotógrafo profesional desde hace más de 20 años, me contratan para matrimonios, cumpleaños y aparte de eso, los domingos voy al parque recreacional Comfenalco y hago fotografías de cuenta mía y ya tengo mi clientela. Por otro lado, hago obras sociales con la ayuda de la Policía y de algunas entidades, llevo varios años con el Torneo Hinchas de Paz y el proyecto Canitas Verdes, con el que entregamos cada año un mercado a una familia necesitada y las novenas de aguinaldo.

¿Hace cuánto empezó a realizar obras sociales?

Hace 22 años vengo trabajando con la Policía, en ese momento era la comunitaria, que ahora es el Grupo de Prevención y Educación Ciudadana, de la mano con ellos, empecé haciendo novenas de aguinaldos y desde hace 10 años hacemos el reinado del Pesebre, donde entregamos regalos a niños de cualquier edad. Más tarde empezamos con Hinchas de Paz, que al principio consistía en llevar alrededor de 80 infantes a ver jugar al Deportes Quindío; yo les gestionaba el transporte, los refrigerios, entre otros gastos.

Vea también: Club Talentos, más que promocionar futbolistas forma personas de bien

¿Cuál es el ideal actual de Hinchas de Paz?

Queremos que los niños de poblaciones vulnerables aprendan a ver y a jugar el fútbol en paz y con respeto. Son equipos de fútbol conformados por jovencitos de 8 a 11 años, que no pertenecen a ligas ni a clubes deportivos, son simplemente niños de algunos barrios humildes que aman el deporte y que por sus condiciones económicas y sociales no acceden fácilmente a estas prácticas. Las reglas del torneo son sencillas, no debe haber gritos, no pueden decir palabras soeces, no se permite fumar cigarrillo ni consumir licor, por cualquiera de los anteriores motivos, pueden ser suspendidos de los partidos y reciben charlas para explicarles que el deporte no debe tener insultos o agresiones.

¿De qué organizaciones ha recibido ayuda?

Hemos sido afortunados y yo he gestionado muchas ayudas, me muevo bastante y tengo contactos, algunas empresas han sido un gran apoyo, LA CRÓNICA DEL QUINDÍO, Vea Pues, Seguridad Emmanuel, Indeportes, Imdera, la fundación Quindío con Corazón y por supuesto la Policía del Quindío, entre otros; cada una de las organizaciones mencionadas nos ha colaborado con las canchas, con la hidratación, los árbitros, los premios, los uniformes y los balones.

Le puede interesar: “El fútbol no da oportunidades a todos, hay que estudiar”: Carlos Torres

¿Qué ha sido lo más difícil de realizar con las gestiones benéficas?

He sufrido muchos percances, algunos funcionarios públicos que no colaboran, aparte de eso, padres de familia intolerantes, me pasó un caso de una persona que falsificó los documentos de su hijo para que pudiera participar, el joven tenía 15 años y ya no cabía dentro del rango de edad, la deshonestidad es recurrente y aparte le enseñan al niño a obrar mal desde pequeño y a decir mentiras, otra dificultad es que no sé escribir y tampoco manejar un computador, pero siempre he recibido ayuda de la Policía y actualmente del profesor Mauricio, del Rojas Pinilla.

¿Qué es lo mejor de la labor social?

Lo que más me gusta y me impulsa son los medios de comunicación, porque han sido una ventana para que la gente conozca a los niños, a los adultos mayores, y porque sin esa parte nada sería posible, por medio de estos me contactan para hacer ayudas a las comunidades. Esto ha sido una cuestión de liderazgo y de estar dispuesto a trabajar. 

¿Cómo se siente al saber que ha ayudado a tantas personas?

Es una labor que me ha dejado muchas bendiciones y reconocimientos, he sido condecorado por la gobernación del Quindío y he tenido el acompañamiento de muchos medios, que es lo que más me gusta, poder dar a conocer el trabajo que se hace aquí en el Quindío, que vean cómo la gente está disfrutando de estas oportunidades que se brindan.


Carolina Molina Marín
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net