Martes, 16 Ene,2018

En profundidad / DIC 17 2017 / Hace 29 Dias

Jerusalén: tres religiones, 3000 años de guerras

Los pueblos cristianos, musulmanes y judíos, si reflexionaran sobre cómo los gobernantes los han utilizado, podrían alcanzar la paz por encima de sus dirigentes

Jerusalén: tres religiones, 3000 años de guerras

Los niños, sin saber por qué los asesinan, han llevado la peor parte en el conflicto judío-palestino. Los padres con rabia, dolor y sed de venganza, los llevan a la sepultura.

La Academia Española de la Lengua define a hombre o mujer de Estado, como quien tiene actitud reconocida para dirigir acertadamente los negocios políticos de una nación. Por otra parte, José Ortega y Gasset (1883-1955), en su libro “Mirabeau o el político”, clasifica a los gobernantes en estadistas escrupulosos y pusilánimes. Para el filósofo español, el hombre de Estado debe tener virtudes magnánimas.

Infortunadamente la democracia está llena de ejemplos de presidentes pocos generosos y nobles para dirigir un país. Peor aún, el gobernante no es hombre de Estado cuando sus declaraciones generan escozor e incitan a la violencia. El ejemplo más preclaro es Donald Trump, que poco le ha importado ser quien dirige los destinos de la máxima potencia del mundo.

En contexto: Indignación entre los ciudadanos y gobiernos árabes por la decisión de Trump

¿Acaso solo le interesa el negocio de las armas? Porque desde que asumió el mando de EE.UU. ha entrado a competir con Rusia a ver cuál de los dos países vende más arsenales de guerra. Tal vez ‘cansado’ de azuzar a Japón y Corea del Sur para que se armen y se defiendan de Corea del Norte, ahora busca otro escenario: los países árabes e Israel.

Con su reciente declaración de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, ha instalado una ‘bomba’ o varias, en esa zona tradicionalmente convulsionada por el conflicto judío-palestino y la participación de todo el mundo árabe. ¿Será que ese “gran estadista” no sabe que desde hace muchas centurias en esa ciudad, de unos 866.000 habitantes, han convivido judíos, musulmanes y católicos?

 

Por la Ciudad Santa han deambulado la oración y la guerra 

La capital de las tres religiones más importantes de la humanidad, desde sus orígenes hace ya cerca de cinco milenios, no ha tenido tranquilidad, y la ‘fe’ religiosa de unos y otros ha garantizado que en la Ciudad Santa, como se le conoce, deambulen a lo largo de la historia tanto la oración como la guerra.

Como cada religión ha elaborado lo que considera la historia de la ciudad, no es fácil acertar en la verdad. Lo que sí se sabe es que a momentos de esplendor y tranquilidad, le siguen pasos de destrucción absoluta; y los periodos de júbilo religioso se han alternado con matanzas despiadadas.

Vea también: Colombia cree que traslado de embajada de EE.UU. a Jerusalén afecta opciones de paz

Así que, siendo la zona más atacada, incendiada y destruida, se levantan tres lugares sagrados, para cada religión: el Muro de los Lamentos – lugar sagrado de los judíos-, la Iglesia del Santo Sepulcro – espacio santificado para los católicos- y la Cúpula de la Roca – monumento sacrosanto para los musulmanes-. Sitios que desde hace muchos siglos, miles de peregrinos visitan con fervor.

 

Monumentos sagrados rodeados de sangre

Cada monumento, adorado por las tres religiones, ha estado rodeado de momentos sangrientos desatados por las espadas de ejércitos bárbaros que, en nombre de su dios, han asesinado sin piedad a los fieles que no han creído como ellos. 

Según la historia, cuando las legiones del General Tito Flavio Sabino Vespasiano, hijo del Emperador Tito Flavio Vespasiano (9 -79 de nuestra era) destruyeron el templo, apenas una parte del muro exterior quedó en pie y se permitió que quedase así para que los judíos tuvieran el agrio recuerdo de que Roma había vencido a Judea; por eso el nombre de Muro de las Lamentaciones; y los judíos han orado frente a él durante los últimos dos mil años, convencidos de que es el lugar más sagrado de la Tierra.

Recomendado: La tríada fatal: Suelos destruidos, genocidios y corrupción

Pero la leyenda de ese templo es más antigua. El primer templo, el de Salomón, se construyó en el siglo X a. C. y fue destruido por los babilonios en el 587 antes de nuestra era –ANE- El segundo templo fue construido en el año 536 ANE por los líderes Zorobabel, Esdras y Nohemias, después de regresar del exilio en Babilonia. 

Por otra parte, la Iglesia del Santo Sepulcro, también llamada Gólgota, es el punto exacto donde -según los evangelios - se dio la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo. Está ubicada en la línea de confluencia entre la Jerusalén oriental o árabe y la occidental o judía. Es uno de los centros más sagrados del cristianismo, y la peregrinación se hace desde el siglo IV.

 

Las cruzadas sembraron el terror

Asimismo, la Cúpula de la Roca tiene su ‘aureola’. Según la creencia de los musulmanes, la roca que se encuentra en el centro de la Cúpula, es el sitio desde donde Mahoma ascendió a los cielos para reunirse con su dios, acompañado por el ángel Gabriel. Para honrar dicho episodio Abd al.Malik (646-705), construyó el edifico entre los años 687 y 691, y sin cambios esenciales desde su construcción, es considerado uno de los tesoros arquitectónicos del mundo. 

Vea también: ¿Política posverdad o perversa?

La consolidación de los musulmanes en este lugar considerado sagrado, despertó la reacción de los cristianos quienes con Las Cruzadas, emprendieron el reto de reconquistar Jerusalén. Pero no todo era fervor religioso. Se argumenta que fueron motivadas por los interese expansionistas de la nobleza feudal, el control del comercio con Asia y la pretensión del papado de controlar las monarquías y las iglesias de oriente.

La toma de Jerusalén es una de tantas muestras de la brutalidad y la sevicia con la que actuaron los cruzados en nombre de su dios. Una vez realizada la procesión alrededor de la ciudad y por el monte de Los Olivos, Tancredo y Godofredo de Bouillón iniciaron el asalto el 15 de julio de 1099. La matanza de musulmanes fue horrible durante una semana entera y la orgía de sangre ‘inspiró’ a un cruzado quien escribió: “En verdad, fue un juicio de Dios justo y espléndido”. ¡Qué maravilla de dios tenían!

Le puede interesar: La violación de la tierra y las mujeres incrementan los refugiados

Los santos lugares habían sido rescatados y se constituyó un Estado Cristiano. Este triunfo fue considerado por occidente como la victoria definitiva sobre el Islam. Pero casi 1000 años después sigue el conflicto entre pueblos hermanos, que por interpretaciones amañadas de la historia y por intereses económicos, se forman fanáticos para que maten y mueran.
 

Jerusalén capital de Israel, un peligro

Uno de los casos más recientes de manifestación de ese odio, sucedió en julio pasado. Tres árabes israelíes dispararon contra dos policías en la ciudad vieja de Jerusalén. Fueron perseguidos y abatidos en la Explanada de las Mezquitas. Según Israel, las armas utilizadas se habían escondido en esa llanura, así que tomó la decisión de cerrar durante dos días el acceso, lo cual generó la protesta de palestinos y de Jordania, guardiana de los lugares santos de Jerusalén.

Recomendado: Barrio en Caracas crea su propia moneda ante crisis venezolana

Los palestinos han considerado que Israel está intentando ampliar su control de la zona y de las mezquitas administradas por los musulmanes. Ellos también defienden que Jerusalén Este sea la capital de su futuro Estado, mientras que la comunidad internacional no avala la reclamación de Israel sobre la totalidad de la ciudad.

Recomendado: El 33% de suelo del mundo sufre erosión, alertó la FAO

Es entendible que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, haya valorado como “justo y valiente” el arbitraje tomado por Trump y expresó: “La decisión del presidente es un paso importante para la paz porque no hay paz que no incluya Jerusalén como capital del Estado de Israel”. Si persisten en ese traslado de la capital a Jerusalén, será a un precio muy alto de víctimas. Y ese centro turístico religioso se verá muy afectado.


Diego Arias Serna ([email protected] / [email protected])
Profesor-investigador universidad del Quindío
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net