Lunes, 25 Jun,2018

La Salida / ENE 13 2018 / Hace 5 Meses

La Chamaca quiere grabar su primer tema

Su vida ha sido dura y frente a la adversidad sale a flote como si nada. Ayuda a otros a vivir mejor. Canta para traer recuerdos al presente.

La Chamaca quiere grabar su primer tema

La gente pide siempre las mismas canciones de despecho y no la dejan variar el repertorio.

Una artista popular hecha a pulso, quien vibra cuando la gente canta al unísono los temas musicales que interpreta. Hace obras sociales entre la comunidad Lgtbi. Para ella no todo es dinero con el cual comprar algo para echarle a la olla. Anhela tener grandes éxitos profesionales.

¿Nombre de pila y desde cuándo está en el Quindío?

Soy Esperanza Martínez, nací en la capital del Valle y desde los tres años mi tía materna, quien ya falleció, se encargó de mi crianza y me trajo a Armenia, donde he vivido hasta el día de hoy. Crecí en el barrio Modelo.

¿Cómo se compone su núcleo familiar?

Soy madre de dos hermosas princesas, Daniela de 22 años y Valentina de 19. La primera vive con su padre en España y estudia. La menor reside conmigo en un pequeño apartamento en el centro de Armenia y con su actividad laboral como programadora de software, me apoya económicamente.

¿Cuáles trabajos diferentes a la música ha desempeñado?

Fui secretaria de un grupo de mariachis y empleada en una empresa de la familia.

¿Cuenta con estudios musicales?

No, ninguno. Me he desarrollado desde lo empírico y así me defiendo, gracias al don divino que recibí del Creador.

Vea también: Jenny Milena Yusti Delgado, componer, regalo de la creación

Cuéntenos un día en su vida diaria, ¿cómo es? 

Muy temprano me levanto y organizo, despacho a mi hija para el trabajo y dedico unas horas a ser ama de casa, incluido preparar los alimentos. Almuerzo con Valentina y a las 2:00 p. m. inicio el recorrido habitual para encontrarme con una población que hace parte de la gente que me reconoce y apoya en la música, la comunidad Lgtbi. Los encuentro desde la plaza de Bolívar hasta el parque Sucre y me detengo a escucharlos, aconsejarlos, conocer sus necesidades, gestionar la consecución de medicamentos y comida. Además les colaboro logísticamente para organizar eventos festivos, conseguir lugares, silletería y refrigerios.

¿Esta labor social quién la respalda?

Amigos, políticos, funcionarios de la gobernación y la alcaldía. También personas vinculadas a ONGs.

¿Qué opina de esa faceta de vida?

Me encanta la labor de servicio, de ser y sentirme útil. Es valioso que pueda ayudarlos. Es una tarea en la que valoro el reconocimiento que me hacen.

Lea también: Carlos Melvi, un artista del género popular y romántico

¿Su música le gusta a la gente mayor?

A los ancianos a quienes visito en los hogares de adultos mayores les corren las lágrimas al escuchar los temas que canto. Me dicen que recuerdan historias que vivieron. También a loteros, taxistas, cantineros, gente del común. 

¿Cómo surgió su nombre artístico?

Astolfo Martínez, quien fue mi pareja sentimental era conocido como el Chamaco de la canción popular y al fallecer, me quedé con ese legado. A él le debo no solo la identidad en la vida del arte, sino mi cercanía con la música.

¿Qué música interpreta y de qué artistas ?

El género popular y de despacho. Canciones de Claudia Patricia, Yolanda del Río, Francy Helena, Arelis Henao... reconocidas cantantes populares.

Le puede interesar: Rael Quintero, el ‘vigilante’ de la música parrandera

Cuéntenos sobre su inicio artístico y su desarrollo profesional

En la institución educativa Santa Eufrasia donde estudié, participé en varios concursos de talento y siempre ganaba. Eso fue como a los 8 años. Comencé con fonomímica y posteriormente con pistas. Canté en bares, billares y lugares nocturnos del centro de Armenia. Hacía recorridos de jueves a sábado y como se dice ponía la ponchera, para tener un ingreso por mi trabajo. Con el tiempo llegaron los contratos para eventos y serenatas.

Pareciera desencantada de los hombres... ¿qué piensa y siente hacia ellos?

Son valiosos e importantes en la vida de una mujer, una familia y la sociedad. Los veo como compañeros, como apoyo y en el plan de amigos. En verdad creo que nunca me he enamorado.

También le puede interesar: Brindo por la que no vino, lo nuevo de Sebastián Ayala

¿Un anhelo en el campo musical?

Sí, quién no. Conseguir patrocinio para grabar el tema ‘Me cansé de ser la otra’, que compuse hace 9 años. También quiero contar con un empresario del espectáculo, me gustaría producir este sencillo en el estudio de Diego Pareja, en Pereira. Ufff, ¡cuánto diera por hacerlo realidad!

¿Ha tenido quebranto de salud? 

Sí, me repongo de una cirugía. Desde hace 2 meses retomo mis actividades artísticas y las acciones de servicio con el grupo de adultos mayores Canitas Verdes.
 

Adriana Patricia Matiz Ramírez
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net