Martes, 17 Sep,2019
La Salida / JUL 27 2016 / hace 3 años

“La discapacidad es mental, no física”: Ruiz

Alexánder Ruiz es un estudiante de comunicación – social periodismo próximo a graduarse, con 25 años de edad ha ganado dos premios y otros reconocimientos por su documental ‘Que no se rompa el hilo’. 

“La discapacidad es mental, no física”: Ruiz

Alexánder Ruiz ha participado en varios festivales de cine a nivel nacional y en muchos ha obtenidos premios.

Pero su hazaña es aún más grande. Él no puede ver, pero más allá de una imagen física, tiene, una más poderosa, su imaginación, que no le ha cortado las alas para seguir creando, y como el reconocido sonidista italiano Mirco Mencacci, quiere dejar huella en el mundo del cine. 


Su trabajo audiovisual fue realizado en Marulanda el año pasado y desde entonces no ha dejado de ser galardonado. El primer reconocimiento, una mención de honor, fue en el Festival Internacional Verde de Barichara, 2015; luego en el Festival Audiovisual Los Montes de María fue seleccionado como mejor documental nacional; en noviembre, en el festival de Cine de Tunja, obtuvo el primer premio al mejor director promesa regional, ganando beca para estudiar en la escuela nacional de cine. 


Este año fue invitado a Medellín a una exposición de tejedoras en la que se realizó un festival audiovisual, allí compartió con 21 producciones de varios países.

La más reciente participación y galardón fue en el II Festival Internacional de Cine en las Montañas en Salento, en el que ganó el premio al mejor corto regional y una beca para estudiar en la escuela de cine y fotografía Zona Cinco de Bogotá.

Háblenos un poco del documental


El documental fue realizado en Marulanda, Caldas, se realizó el primer semestre de 2015, con la participación de 10 estudiantes de la universidad del Quindío. Trata sobre el proceso artesanal de la lana de ovejo. Este municipio queda a 2.800 metros sobre el nivel del mar.


Hace más de 78 años había una tradición de este proceso artesanal, pero ahora se ve a punto de desaparecer. Porque allá solo hay una persona que lo hace artesanalmente, que se llama ‘Cucho’ o Jesús Arango, él labora junto a su esposa, en la casa. Quienes lo hacían ya están muy viejas o se murieron.

¿Por qué se interesó por abordar este tema en el reportaje?

Porque yo soy de allá, viví 12 años en Marulanda, a los 13 años llegué a Armenia y siempre quise hacer algo referente a mi región. Así que cuando llegué a la clase de televisión, el profesor me dijo que por qué no hacía algo con esta región y entonces comencé a investigar.


Me fui con un compañero que fue el director de fotografía y estuvimos ocho días buscando una historia, y fue así como la misma gente nos llevó hasta allá, donde don ‘Cucho’, al principio no estuvo muy interesado en el proyecto, pero al final permitió que se hiciera el trabajo. De manera que se involucró a campesinos que tenían sus ovejas y le vendían a él la lana.

¿Cómo fue esta experiencia?

Para mí y creo que para mis compañeros fue muy buena, porque era la primera vez que me enfrentaba a una dirección, porque aunque antes había estado en un documental, había sido en la dirección de sonido. Así que aquí era un reto más grande, pero la colaboración de los compañeros ayudó a que saliera adelante. Así que todo fue muy bonito, por todas las experiencias que vivimos.

¿Piensa seguir en la dirección?

Yo creo que uno de mis sueños ahora es estudiar sonido. Hacer alguna maestría de sonido para cine, y si se me da la oportunidad de volver a dirigir yo creo que sí. Lo que sé es que quiero seguir en el tema de cine. Por ahí estoy escribiendo el guión de un corto, porque no quiero dejar la película. 

Su historia se parece mucho a una de la vida real contada a través de un filme italiano de Cristiano Bortone llamado Rojo como el cielo, basada en la historia de uno de los editores de sonido más reconocidos del mundo.

¿alguna vez ha escuchado hablar de la película?

Sí, la escuché hace poco, me pareció muy bonita. Pues la historia es basada en un niño que pierde la vista, y él al principio era muy reacio a aceptar que había quedado ciego, en el internado donde estudiaba, encuentra algo que le da sentido a su vida, y él a través del sonido empieza a recrear cosas, que con la imagen no podía a hacer.

¿Se siente identificado con la historia?

Sí, en ciertas cosas, porque el sonido para uno lo es todo. Igual yo desde que quedé ciego a los 14 años, mi refugio fue la radio, y mi gran sueño era ser locutor de una cadena grande, hasta que llegó el cine y me desvió. Pero me siento identificado, porque desde un inicio encontré en el sonido un refugio y compañía, ya que cuando uno pierde la vista, es muy difícil, porque queda uno solo y no se pueden hacer las cosas que se hacían antes.


Pero ya cuando me relacioné con el sonido y la producción del cine, comencé a viajar, a hacer muchas cosas, que eso me parece muy bacano, por ejemplo nosotros estuvimos en Bolívar, Cauca, salir de acá y llegar a conocer otras culturas es muy bonito.

¿Cómo perdió la vista?
En realidad yo nací con un problema en la vista, yo sí veía pero era como se dice vulgarmente ‘bizco’, entonces yo veía y me movilizaba normalmente, pero a los 14 años jugando microfútbol me pegaron un balonazo en el ojo izquierdo y se me desprendió la retina, y la vista empezó a disminuir mucho hasta que la perdí casi totalmente.

¿Cómo asimiló toda esta situación?

Yo personalmente creo que no me dio tan duro, porque yo alcanzo a ver un poco, percibo algunas formas, además nunca me dio pena utilizar un bastón, yo comencé a caminar solo, me iba para el centro, y fue más difícil para mi mamá que para mí. 


Entonces muchas veces las personas se limitan por muchas cosas, pero yo digo, si hay personas que lo pueden hacer pues yo también. Y hay cosas muy difíciles porque uno no conoce el espacio, o el lugar, pero todo es de reconocerlo y ya. 

Está a punto de graduarse, lo que quiere decir que continuó estudiando, ¿cómo fue ese nuevo proceso educativo?
En ese momento estudiaba en el Casd, pero me dijeron que fuera a la Camilo Torres, porque ese colegio tiene docentes de apoyo, es una institución donde estudian personas con discapacidad visual. Estaba en séptimo y me ofrecieron esa oportunidad, entonces me pasaron, y allá una maestra llamada Lucía me enseñó el alfabeto Braile y aprendí como a los seis meses.

 
Entonces como ya sabía escribir no me dio tan duro, aunque escribía muy despacio, entonces fue un proceso para agilizar la mano, ahora ya casi no lo utilizo, porque las nuevas tecnologías están diseñadas para facilitarnos esos procesos. Mintic sacó el programa, y eso le ayuda a uno mucho.
 
¿Piensa que se le ha facilitado todo, o ha encontrado obstáculos?

Para mí ha sido fácil, aunque cuando entré a comunicación muchos decían que era irónico que un ciego estudiara comunicación, ya que la carrera es muy visual, pero no me parece así, porque ustedes están viendo las cosas, pero yo en mi mente puedo imaginar muchas más. 


Pero yo creo que la sociedad lo limita a uno, no es uno el que tiene límites, porque por ejemplo me pasa que voy por la calle y la gente dice, ¡ay tan joven que está y por ahí solito!
 
¿Qué les puede decir a todas esas personas que se limitan y ponen límites?

Lo que siempre he dicho es que la discapacidad es mental, no física, si uno se limita no puede lograr las cosas. Por ejemplo con el documental yo dije, tenemos que trascender, entonces nos propusimos esa meta de mandarlo a festivales, darlo a conocer, ganáramos o no, pero mostrarlo. Lo que uno puede hacer, lo puede lograr, de pronto se pueden presentar dificultades, pero con propósito se puede lograr.

¿Qué proyectos tiene?

Por el momento necesito hacer la pasantía, estoy buscando dónde hacerla, por ahí hay varios proyectos, como el de hacer cine en las cárceles. Parece que es factible, pero sigue el proceso de los recursos. 

 

Por Lily Dayana Restrepo


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net