Sabado, 17 Nov,2018

Curiosidades / MAR 30 2018 / Hace 7 Meses

La polémica de nunca acabar: ¿Cómo era el verdadero aspecto de Jesucristo?

Estudios han considerado que Jesús podría haber sido, en realidad, una mezcla de pueblos con la tez oscura, como egipcios, etíopes o babilonios

La polémica de nunca acabar: ¿Cómo era el verdadero aspecto de Jesucristo?

Jesús de Nazaret. /Wikimedia Commons

La figura de Jesús de Nazaret ha sido representada a lo largo de la historia de muchas formas diferentes. De hecho, cada época tiene un Jesucristo icónico, pero la imagen imperante es, como pasa a menudo, la originaria del viejo continente. En Europa Occidental, Jesús es caucásico: rubio, con tez blanca y ojos claros. Y aunque lo cierto es que, probablemente, nadie llegue a saber si esta figura de la mitologia cristiana existió o no, y mucho menos, confirmar cómo eran sus rasgos, hay investigadores que han puesto su grano de arena para erradicar el eurocentrismo que impregna el arte y la historia, y han elaborado una imagen de Jesucristo más fiel a las circunstancias y a la época de los relatos bíblicos.

Muchos estudios han considerado que Jesús podría haber sido, en realidad, una mezcla de pueblos con la tez oscura, como egipcios, etíopes o babilonios; y otros, han concretado que sus facciones deberían ser fuertes, una características de los habitantes en zonas desérticas. Una corriente teológica afirma que Jesús formaba parte de una tribu que había emigrado desde Nigeria; y la teoría convencional es que vivió en Egipto, y nada hace pensar que destacara por su aspecto. Por eso, el cristianismo etíope, anterior al europeo, siempre representa a Cristo como un africano.
 

Negro y corpulento


Imagen de Jesucristo elaborada por Richard Neave. /Pinterest

 


Hace unos años, el científico Richard Neave, de la Universidad de Manchester, Reino Unido, reconstruyó el rostro de un hipotético Jesús de Nazaret usando antropología forense, y valiéndose para ello de tres cráneos del siglo I bien conservados que habían sido hallados en Israel, a partir de los cuales, una tomografía computarizada intentó obtener el mayor número de detalles. Según el investigador, su color debería ser negro, con una nariz más grande de la representada habitualmente y un aspecto mucho más corpulento.

Hay cierto concenso en que esta recreación de Jesús podría ser la más exacta que se ha realizado hasta la fecha. De hecho, el periódico News Nation —dirigido a personas de raza negra— eligió en 2008 a Jesucristo como el mayor "icono negro de la historia". Neave ya había reconstruido la cara de otras figuras históricas como Filipo II de Macedonia —padre de Alejandro Magno— o el Rey Midas.


Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net