Martes, 18 Jun,2019
La Salida / MAR 29 2019 / hace 2 meses

La promesse a faite à ma soeur se presentó en la Alianza Francesa de Armenia

Joseph Ndwaniye, escritor y enfermero ruandés, visitó el Quindío para hablar sobre su premiada y reconocida obra en Europa.

La promesse a faite à ma soeur se presentó en la Alianza Francesa de Armenia

Se inspiró en el genocidio de Ruanda en el año 1994.

El escritor y enfermero, Joseph Ndwaniye, visitó la Alianza Francesa de Armenia para presentar su más famosa y premiada obra en Europa titulada La promesse a faite à ma soeur, un libro que narra la historia del genocidio vivido en el año 1994 en Ruanda. El literato contó sobre cómo ese país ha alcanzado el proceso de paz con éxito y enfatizó en que en Colombia se debe hacer lo mismo y luchar porque no se vuelva a la guerra.

¿Cómo llegó al Quindío?
He venido invitado por la Alianza Francesa de París dentro del marco de la semana de la francofonía y ya he visitado una decena de alianzas de todo el país y por supuesto ahora en el Quindío, que me ha impactado por sus bellos paisajes y todo el verde que le rodea.

¿En qué se inspiró para hacer La promesse a faite à ma soeur?
Al principio fue una promesa a mi hija, después de pasar 10 años por fuera de Ruanda, regresé a verla y me pidió llevarle un cuadernillo con historias y le di uno con doce. La novela, que aunque es de ficción, está basada en hechos reales, habla de la hermana del narrador que lamentablemente, al igual que el resto de su familia, sufrieron los horribles hechos del genocidio.

Usted además es enfermero y especialista en cáncer, ¿por qué se fue por esa línea?
Me acerqué mucho a los pacientes con cáncer, especialmente a los de trasplante de médula ósea, porque me parecía un tema muy técnico y me llamaba mucho la atención la parte sicológica con esas personas que atraviesan momentos muy difíciles.

¿Qué inspiración le dan sus pacientes en sus escritos?
Quiero expresar los sentimientos, sufrimientos y pensamientos de las personas con las que trabajo y por eso trato siempre de contar la realidad y la novela de muchas historias en mis libros. En cada caso siempre hago un dibujo con un texto sobre los pacientes que trato en mi profesión.

Aunque no estuvo en el año 1994 en Ruanda durante el genocidio, pero sus familiares y amigos sí, ¿cómo ve el panorama hoy en día después de firmado el proceso de paz en ese país?
Así es, yo no estuve involucrado pero tuve familiares y amigos fallecidos en esa masacre, pero puedo decir que no es fácil enderezar un país que ha sufrido tanto, sin embargo, se han tomado muchas medidas para que el país salga adelante, porque el gobierno siempre está pensando en pro del desarrollo sin el odio entre los habitantes. Siempre es importante conversar con los jóvenes para que sepan qué fue lo que realmente pasó y que conozcan la historia para que sigan ese ejemplo de vida. 

¿Qué le diría al gobierno colombiano pese a los truncos que ha vivido actualmente el proceso de paz?
Lo importante es dejar el odio atrás, así como se hizo en mi país y saber que en todas las guerras no ha habido ningún ganador, lo más importante es perdonar, seguir el proceso de paz de manera continua, luchar por él, no renunciar y que así como lo hizo el anterior presidente, seguir sentando las partes y llegar a acuerdos y no volver a una guerra sin sentido.

Carolina Marín
LA CRÓNICA.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net