Sabado, 17 Nov,2018

En profundidad / MAR 04 2018 / Hace 8 Meses

La ruta cultural de Montenegro

Este poblado invita permanentemente a su recorrido. Se aprecia en el trayecto todavía el ambiente plácido de cualquier villa o ciudad intermedia del Eje Cafetero. 

La ruta cultural de Montenegro

Se conoce a esta población quindiana por su cercanía con el Parque Nacional del Café. Se podría decir que tal ubicación topográfica ha bloqueado un reconocimiento identitario de otros matices que la den a conocer al país y al mundo con otras características de proyección. Es también en el campo del turismo que se ha vuelto invisible su emplazamiento urbano, por las mismas circunstancias. O sea, se apunta sólo a la existencia del Parque del Café y no a un municipio que lo alberga.

Cuando se recorre a Montenegro en su parte urbana y rural, se viene notando un desencanto en su consideración de ser el centro neurálgico de la producción cafetera. Las casas tradicionales de la simbólica campesina ya no están, pues se han reemplazado por las nuevas propuestas de la necesidad turística. Y las construcciones de bahareque de la muy vernácula costumbre instalada en las llamadas viviendas de la colonización del casco urbano, han desaparecido paulatinamente en los últimos años.

No obstante, este poblado invita permanentemente a su recorrido. Puede ser éste simplemente proyectado y realizado desde la iniciativa de caminar por sus calles, ahora un poco empolvadas por cuenta de una obra pública que se realiza desde hace meses. Se aprecia en el trayecto todavía el ambiente plácido de cualquier villa o ciudad intermedia del Eje Cafetero. El lugar que concentra todo el espíritu de este panorama es el parque principal, donde dos monumentos se destacan. El primero se llama simplemente Cuturrumbí y el otro es la estatua de Bolívar. Como ha ocurrido con la dinámica cotidiana, la gente pasa al lado de ellos, sin preguntarse en qué consiste su presencia allí o -algo más profundo – cuál es su esencia y diferencia con otras de la región.

Recomendado: De Tacurumbí a Cuturrumbí, entre historia y sonoridad

Cuturrumbí permanece más acompañado que Bolívar, aunque el primero concita más individuos que se sitúan a su alrededor, porque en ese entorno todavía quedan árboles de sombra propios de una antigua ornamentación que le dio fama a Montenegro, y que le dio el título del “Parque Jardín más Bello de Colombia”, antes de que un alcalde lo refaccionara.

Pero donde más se concentra un mérito cultural y educativo para el turismo creciente está en el interior del Parque de La Familia, de la Sociedad de Mejoras Públicas del municipio. Allí se encuentran varios espacios de exhibición que sólo podrían ser visibles si se accede a sus instalaciones: el barranquismo del artista autodidacto Efrén Fernández Varón, un conjunto escultórico único en Colombia, realizado desde los ochentas por un quindiano singular, que logra la impresión artística en los barrancos del Quindío. Éste, en especial, es de belleza y valores patrimoniales y familiares, porque detalla las escenas de las casas de la región, con su gente y detalles. Un salón creativo y novedoso que posee una bóveda celeste para apreciar los astros a manera de observatorio. Un espacio contiguo que presenta didácticamente los planetas. Y una joya lúdica, la representación del traje de un astronauta. Todo ello podría parecer un resultado institucional.

Vea también: 
Montenegro y su patrimonio cultural para el turismo

En realidad, fue gestado, soñado por los miembros de la junta directiva de una entidad altruista que maneja el Parque, la Sociedad de Mejoras Públicas de Montenegro. Sus miembros son intelectuales, gestores culturales y otros integrantes de la sociedad civil montenegrina, que piensan en el espíritu científico que puede proyectarse en esas instalaciones. 

Montenegro cuenta con otras condiciones patrimoniales que lo colocan en un plano diferencial, como que ella es la única municipalidad que pertenece al área principal del Paisaje Cultural Cafetero, PCC, en cuanto tiene que ver con el departamento del Quindío. Es un factor que pone en valor las casas de su arquitectura tradicional de bahareque, y entre las cuales se destaca una que es su símbolo del turismo, la Casa Cadavid. (Lea: Montenegro es la Casa Cadavid)

También tiene una Casa de la Cultura que posee la pieza arqueológica más antigua del Quindío. Se estima que cuenta con 9.000 años de antigüedad, pues es un vestigio de piedra, llamado por los arqueólogos “punta de proyectil”, hallado en una excavación arqueológica controlada. Esta situación especial cambiará el panorama turístico de Montenegro, que podría ofrecer una verdadera ruta cultural.

En estribaciones del Río De la Vieja está Samaria, el puerto donde viven los Embera Chamí, un grupo indígena que todavía no es conocido por los quindianos. No existe tampoco conciencia sobre la importancia de estos compatriotas en el perfil de la discusión identitaria. Algún día se podría pensar en una ruta étnica que fortalezca el turismo de esta región.

Le puede interesar: Pueblo Tapao, un trozo del corazón quindiano

Desde la perspectiva del patrimonio inmaterial, Montenegro cuenta con bastantes fortalezas, representadas en historias de vida, en microhistorias que destacan a sus habitantes, lo mismo que en la recuperación del valor de la cultura cafetera, que podría compilarse en un Centro de Memoria Local Patrimonial. Entre los bienes allí compilados, se encontrará uno de los más importantes archivos de prensa antigua y documental de Colombia.

Perteneció al docente montenegrino Orlando Cardona, quien murió accidentalmente en 2002. Gracias a la gestión y seriedad de sus hijos se logró salvar esta colección, que por poco cae en manos de un comprador de chatarra y papel viejo.


Artículo ampliado del trabajo denominado “Recuperación de la memoria local del Quindío como un insumo para la construcción del componente de identidad y patrimonio del Paisaje Cultural Cafetero”, resultado de la beca de investigación en patrimonio otorgada en 2017 por la gobernación del Quindío.


Roberto Restrepo Ramírez
Especial para LA CRÓNICA

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net