Miércoles, 14 Nov,2018

Ciencia y Tecnología / NOV 07 2018 / Hace 6 Dias

La seguridad a la hora de hacer compras por internet

Existen una serie de protocolos que usted debe conocer antes de aventurarse a hacer compras a través de este canal. 

La seguridad  a la hora de hacer compras por internet

Cada vez existe una mayor tendencia de compras por internet y aunque el escenario virtual ofrece un universo de posibilidades en materia de productos y precios, surge un gran halo de dudas al momento de hacer la transacción.

Con miles de páginas web de todo tipo de negocio, con un número infinito de tiendas virtuales ofreciendo lo divino y lo humano, con portales intermediadores como mercado libre u OLX, con las redes sociales ahora más abiertas al comercio, las cosas parecen complicar cualquier toma de decisiones. Sin embargo, es posible dar pasos seguros para evitar los fraudes, que son pan de cada día en el mundo virtual.

Recomendado: Los desafíos del community manager
 

Terreno confiable pero con precauciones

Existen una serie de protocolos que usted debe conocer antes de aventurarse a hacer compras a través de este canal. Es importante saber que internet es la plataforma de mayor crecimiento mundial en ventas y ese fenómeno ha sido constante porque diversos actores han puesto todo su empeño para que este proceso pueda resultar seguro y los productos lleguen de manera satisfactoria a las manos de los consumidores. Aquí también resulta vital aplicar el sentido común.
 

Transacciones con conexión segura

Empiece por tener una conexión segura, es decir, a través de su plan de datos o en un sistema Wifi confiable, nunca lo haga en una red pública porque los datos que usted entrega pueden quedar expuestos y vulnerados. Evite, por ejemplo, consultar sus datos bancarios por este medio, porque podría sufrir un fraude.

Vea también: 
Marketing de contenidos, el poder de contar lo que hace su negocio
 

Procedencia de la tienda

No se deje descrestar por productos muy económicos sin conocer a ciencias cierta la procedencia de la tienda. A este nivel la confianza es el elemento de mayor valor y es el primer problema que se debe resolver para seguir adelante con la pretensión comercial. Haga un seguimiento a través de google.com, verifique que tenga una dirección física real y sin es posible contáctela y encuentre comentarios en las redes sociales que le permitan formarse un criterio objetivo con respecto a sus inquietudes.

Es conveniente visitar su portal web, que en este caso debe tener en la barra de estado o donde se digita la dirección, un candado, seguido de la sigla https antes del nombre. Ello quiere decir que posee un certificado que garantiza su seguridad. Si no aparece esto, desconfíe y deserte de su intención.
 

Forma de pago con garantías

Genera certeza conocer el mecanismo utilizado para efectuar el pago. El sistema Paypal es efectivo porque responde por devoluciones, incluso si los productos ofrecen desperfectos. La diferencia de pagar con este sistema es que actúa como un intermediador de garantías, mientras que las tarjetas débito o crédito no lo hacen.

Le puede interesar: Marketing de contenidos, el poder de contar lo que hace su negocio
 

Productos excesivamente baratos

Desconfíe de ellos porque puede ser presa de un fraude. Muchas páginas se mimetizan como si fueran la tienda original para confundirlo y perpetrar el hecho. Se recomienda aplicar los protocolos explicados en los puntos anteriores.
 

Las comunicaciones como factor de confianza

Las tiendas virtuales buscan ganar mayor confianza a través de campañas publicitarias y diversas estrategias de comunicación que le permitan demostrar su existencia. Resulta confiable, por ejemplo, comprar en Amazon, en Makro o en Falabella, empresas de reconocida trayectoria. Las redes sociales y Youtube ayudan de manera significativa en este propósito. Por esta razón, ante cualquier duda, una tienda virtual real, habrá desarrollado la divulgación de sus productos de manera pertinente para matizar las dudas de sus clientes potenciales.
 

Mercado Libre y OLX

Estos portales actúan como intermediarios comerciales. En realidad no venden productos propios, sino que establecen un ambiente propicio para facilitar compras por medio de sus plataformas. En el caso de la primera marca tiene una buena imagen, aunque es indispensable tomarse ciertas atribuciones para comprobar la veracidad de la transacción, por ejemplo pagar a quien aparece con su nombre como vendedor y no un tercero que figure de manera espontánea.

Fíjese en la reputación que otorga mercado libre a sus vendedores, son distinciones que ofrecen garantías al momento de hacer las compras. Cuando se decida por el producto, procure pagar con depósito bancario o transferencia, nunca a través de giros postales o casas de cambio porque no queda registrado el nombre del titular de la cuenta, lo cual ocasiona un vacío que puede significar un engaño.

Vea también: Los signos de que tu marketing digital no va por buen camino

En el caso de OLX, no envíe dinero por adelantado, hágalo contra entrega del producto. Así mismo revise bien el artículo de compra, porque en su mayoría se trata de elementos de segunda mano y podría llevarse una sorpresa. No se reúna con el vendedor en lugares solitarios y alejados, siempre hágalo acompañado.

 

Las redes sociales y el boom comercial

Las redes sociales han buscado formalizar su perfil comercial al mejor nivel. Whatsapp presentó su nueva aplicación Whatsapp Commerce, que pretende ofrecer las mayores garantías a sus consumidores. Por su parte Instagram shopping, ofrece un manejo innovador a las tiendas para que exhiban sus productos, con etiquetas que contienen los precios de los productos, dentro de un ambiente de absoluta confianza.

Así mismo, Facebook, cuenta con un market place, que funciona similar a mercado libre, es decir, como intermediador, y para ello hace los esfuerzos técnicos necesarios con el compromiso de crear una buena experiencia de usuario.

Le puede interesar: Descubriendo nuevas herramientas de mercadeo

Pese a lo anterior, no ha sido fácil este camino porque muchos usuarios de las redes sociales han empleado técnicas informales para hacer sus propios negocios y los hay de todo tipo. En este caso, diríamos que desconfiar, averiguar todo lo que se pueda del vendedor y de su trayectoria puede acercarnos a experiencias satisfactorias. De lo contrario podemos poner en juego nuestro dinero.
 

Carlos Eduardo Alzate Ortiz
Twitter:
@carlozedo
LinkedIn: Carlos Eduardo Alzate Ortiz
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net