Viernes, 15 Feb,2019
Curiosidades / ENE 14 2019 / Hace 1 Mes

La ubicación de las estatuas de la Isla de Pascua tienen una razón y la ciencia acaba de descubrirla

Los antiguos pobladores de la isla construyeron sus famosos monumentos ahu cerca de las fuentes costeras de agua dulce. 

La ubicación de las estatuas de la Isla de Pascua tienen una razón y la ciencia acaba de descubrirla

La isla de Rapa Nui —Isla de Pascua, Chile— es conocida por su elaborada arquitectura ritual, en particular por sus numerosas estatuas moái y las plataformas monumentales que las sustentaron (ahu). Los científicos se han preguntado durante años el por qué de estas construcciones, y ahora , un equipo de investigadores de varias universidades estadounidenses ha descubierto que los antiguos pobladores de la isla construyeron sus famosos monumentos ahu cerca de las fuentes costeras de agua dulce. 

Los autores del trabajo, publicado en Plos One, utilizaron un modelo espacial cuantitativo para explorar las relaciones potenciales entre los lugares de construcción de ahu y los recursos de subsistencia, como los huertos agrícolas de roca, los recursos marinos y las fuentes de agua dulce, los tres recursos más críticos de Rapa Nui. Sus resultados sugieren que las ubicaciones de ahu se explican por su proximidad a las limitadas fuentes de agua dulce de la isla.
 


Maxpixel

"El problema de la disponibilidad de agua ha sido mencionado a menudo por investigadores que trabajan en la isla. Cuando comenzamos a examinar los detalles de la hidrología, notamos que el acceso al agua dulce y la ubicación de la estatua estaban estrechamente vinculados. No era obvio al caminar: con el agua que emerge en la costa durante la marea baja, no necesariamente se ven indicios de agua. Pero cuando comenzamos a observar las áreas alrededor de ahu, descubrimos que esas ubicaciones estaban exactamente vinculadas a los lugares donde emerge el agua dulce subterránea", explica el antropólogo de la Universidad de Binghamton Carl Lipo.
 

Muchos investigadores, habían especulado durante mucho tiempo asociaciones entre ahu / moái y diferentes tipos de recursos, por ejemplo, agua, tierras agrícolas, áreas con buenos recursos marinos, pero estas asociaciones nunca habían sido probadas cuantitativamente o demostraron ser estadísticamente significativas.

"Nuestro estudio presenta modelos espaciales cuantitativos que muestran claramente que los ahu están asociados con fuentes de agua dulce de una manera que no están asociados con otros recursos ", dice el autor principal Robert DiNapoli de la Universidad de Oregon.

Según Terry Hunt, de la Universidad de Arizona, la proximidad de los monumentos al agua dulce nos dice mucho sobre la antigua sociedad isleña. “Los monumentos y las estatuas se encuentran en lugares con acceso a un recurso crítico para los isleños a diario: el agua dulce. De esta manera, los monumentos y las estatuas de los ancestros deificados de los isleños reflejan generaciones de compartir, tal vez a diario, el agua, pero también en los alimentos, la familia y los lazos sociales". Y esto podría explicar lo que los científcos llaman "la paradoja de la isla: a pesar de los recursos limitados, los isleños lograron compartir actividades, conocimientos y recursos durante más de 500 años hasta que el contacto europeo interrumpió la vida con enfermedades extranjeras, el comercio de esclavos y otras desgracias".
 


Flickr

Actualmente, los investigadores solo tienen datos completos sobre el agua dulce para la parte occidental de la isla y planean hacer un estudio completo de la isla para continuar probando su hipótesis de la relación entre el ahu y el agua dulce.

La Isla de Pascua, llamada Rapa Nui por sus habitantes, es famosa por sus casi 900 estatuas gigantes repartidas por sus escasos 24 kilómetros de longitud y 12 de ancho. Esto ha sido la causa de uno de los misterios que rodea este pequeño y remoto enclave del Pacífico que pertenece administrativamente a Chile, ya que, cuando los europeos llegaron por primera vez en 1722, estimaron una población de 1.500 a 3.000 personas, algo que no parecía concordar con el vasto patrimonio monumental que habían creado. Sin embargo, la comunidad podría no haber sido tan pequeña: según una investigación pudo albergar hasta 17.500 habitantes en su apogeo, lo que haría más fácil de explicar la construcción de tantas y tan enormes estatuas. 

 

Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net