Martes, 25 Sep,2018

Ciencia y Tecnología / FEB 05 2017 / Hace 8 Meses

La ciencia no se doblega ante el cáncer

Las células de todo ser viviente son las ‘piedras’ básicas con las que se construyen nuestros órganos, que en su conjunto forman ese inmenso número de la diversidad biológica.

La ciencia no se doblega ante el cáncer

La sonrisa del médico manifiesta su alegría porque su paciente será diagnosticado de las primeras manifestaciones del cáncer, lo cual garantiza el control de la enfermedad.

Si el cuerpo tiene células anormales y estas se multiplican y se extienden invadiendo otros órganos -proceso que técnicamente se conoce como metástasis-, entonces tenemos el temeroso cáncer que está venciendo a la vida.

Desde que la ciencia médica tiene conocimiento de este mal, viene haciendo investigación para combatirla, logrando éxitos parciales. Pero son millones de personas que fenecen cada año que pasa, por su causa, Para sensibilizar a la sociedad y llamar la atención sobre este problema, la ONU declaró el 4 de febrero como Día Mundial del Cáncer.

En la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se dice que el término cáncer es genérico y designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo; también se habla de tumores malignos o neoplasias. En el último “Informe Mundial del Cáncer de la OMS” se afirma que en 2012 se registraron 8,2 millones de nuevos casos y estima que esa cifra subirá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas.

La OMS también informa que los cánceres que causan un mayor número anual de muertes son los de pulmón, hígado, estómago, colon y mama. Además, revela que aproximadamente un 30% se debe a cinco factores de riesgos comportamentales y alimenticios (índice de masa corporal elevado, consumo insuficiente de frutas y verduras, falta de actividad física y consumo de tabaco y alcohol).


El tabaquismo es responsable del 22% de muertes

Así que los fumadores podrían considerase como “suicidas pasivos”, pues el tabaquismo es un factor de riesgo que en el mundo es el responsable de un 22% de las muertes por cáncer y un 71% de quienes dejan de existir por cáncer de pulmón. Asimismo, quienes tienen este vicio son los responsables de las posibles dolencias adquiridas por las personas fumadoras pasivas.

Esos cinco factores externos están acompañados por un agente interno, el genético heredado, sobre el que la ciencia también puede tener respuestas, con todo el avance que se tiene en el estudio del ADN. Y como entre todos -científicos y personas en general- podemos prevenir este mal, el lema del Día Mundial del Cáncer es: “Nosotros podemos. Yo puedo”.

Ese otro ‘cáncer’ de la humanidad, como es el de las desigualdades sociales, se refleja en la manifestación de este flagelo, más notorio en las zonas más pobre del mundo. La OMS evidencia esta situación cuando expresa que el 70% de todas las muertes por cáncer registradas en 2012, se produjeron en África, Asia, América Central y Suramérica. 

Igualmente, la OMS expresa: “Las infecciones que pueden provocar cáncer, como las causadas por los virus de las hepatitis B y C y el del papiloma humano, son responsables del 20% de las muertes en los países de ingresos bajos y medianos, y del 7% en los países de ingresos altos. 


Hay que invertir en investigación

Por lo tanto, hay dos retos que se deben asumir: Seguir invirtiendo en investigación para descubrir cómo controlar el cáncer y, por otra parte, emprender mecanismos que superen el otro ‘cáncer’, el injusto reparto de la riqueza en el mundo; desafío que deben asumir los gobiernos, organizaciones sociales y las instituciones internacionales como la ONU, OEA, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, etc. 

Este segundo reto implica luchar contra un tercer ‘cáncer’: el de la corrupción, que en el caso de la salud, es responsable de tantas muertes y que en el caso colombiano pareciera que está haciendo metástasis, porque ¿qué órgano del gobierno no tiene células anormales? 

De otro lado, los científicos vienen haciendo su tarea y son muchos los resultados positivos que se han logrado. Por ejemplo, recientemente la revista Nature publicó una lista de los diez acontecimientos científicos que serán claves en 2017, y uno de los puntos es el protagonismo que tendrán las células T o linfocitos T, que hacen parte del sistema inmunitario y protegen el cuerpo de infecciones, ayudando a combatir el cáncer. 
Niveles superiores o menores a los normales de células T, pueden deberse a la presencia de cáncer y ya hay técnicas que pueden modificar los linfocitos T del propio paciente para dirigirlos contra las células cancerosas. Dos compañías farmacéuticas podrían empezar a comercializar una técnica de inmunoterapia llamada CAR-T, tratamiento que ya ha dado resultados esperanzadores contra la leucemia infantil más común, la linfoblástica aguda.


Origen de la metástasis

¿Cuál es el origen de las metástasis? Es una de las preguntas que se sigue formulando, aunque hay avances al respecto. En diciembre pasado, Salvador Aznar-Benitah, jefe del grupo de células madre y cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona -IRB- (España), anunció en Nature, uno de los factores desencadenantes de los tumores.

Los investigadores han identificado un tipo de célula que tiene la habilidad para iniciar la metástasis; es una subpoblación de células CD44+- que manifiesta altos niveles de un receptor de ácidos grasos llamado CD36. Como expresa Aznar-Benitah, se conocían otros mecanismos implicados en la metástasis, pero es la primera vez que se identifica a un grupo de células cuya acción inicia la metástasis.

Los investigadores del IRB, que trabajaron en colaboración con el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Valld’Hebron de Barcelona, verificaron que una vez eliminadas las células malignas, el tumor pierde la capacidad de reproducir células anormales. 

También se ha propuesto que el proceso canceroso está en las mutaciones que se presentan en las propias células madres. Al perderse el control sobre la autorrenovación se genera un conjunto de células madre predispuestas a convertirse en malignas; luego las células madre o sus descendientes podrían experimentar eventos oncogénicos que desencadenasen la proliferación de las células malignas para formar el tumor. 

Otra propuesta afirma que las mutaciones oncogénicas se desarrollan en las células madre, pero las etapas finales de la transformación del cáncer se dan en las células progenitoras predispuestas. En este caso, es necesario la reactivación de la capacidad de autorregulación que las células progenitoras habían perdido. Las investigaciones apoyan ambas hipótesis en varios tipos de cáncer.

Si bien es cierto que todavía no hay control sobre el cáncer, sí se puede decir que los descubrimientos logrados hasta la fecha permiten ralentizar la enfermedad y darles al paciente y a su familia una vida más tranquila.
 

En Colombia el cáncer no se detecta en sus inicios

En Colombia, según un artículo divulgado por el periódico El Tiempo de febrero 2015, los tumores de estómago, próstata y mama, que podrían curarse si se detectan y tratan a tiempo, son los que más afectan a la población y genera más fallecimientos. Según el Ministerio de Salud, la mortalidad por cáncer de próstata se ha triplicado en los últimos 30 años.

Además, expresa que cerca de 5.000 muertes por cáncer gástrico que se presentan cada año ubican a este tumor silencioso como uno de los que más muertes causan en el país, a pesar de ubicarse en el tercer lugar de incidencia. De acuerdo con el hematólogo y oncólogo clínico Joaquín Guerra, el principal problema es que la mayoría de los casos se diagnostican tarde, incluso cuando el tumor se ha convertido en un mal metastásico, sin posibilidad de cura.

De todos es conocido que el país del “sagrado corazón”, el diagnóstico y su control es peor por el “cáncer de la corrupción” y está en mora de iniciar otro “diálogo de paz” entre la sociedad y el gobierno para que se frene el crimen que se está cometiendo con este tipo de paciente y el manejo de otras enfermedades.

En este caso no se debe dialogar con los que se han robado y siguen robando el dinero aportado por todos con los impuestos, más bien se les debe aplicar todo el peso de la ley. Si se hace esto, aunque suena utópico, irá a favorecer los acuerdos de La Habana y los que se inician en Ecuador, y Colombia podrá ver el horizonte de la paz más cercano.   


Diego Arias Serna
Profesor-investigador universidad del Quindío
[email protected]
[email protected]
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net