General / Diciembre 04 de 2011

La edad escolar: ¿Otro problema de la educación?

A pesar de todos las reformas educativos que han implementado los gobiernos en Colombia, los problemas que hay en muchas escuelas aún están por resolverse: deserción, violencia, droga, sexo, bajo niveles de aprendizaje, y en los últimos años, el suicidio.

Los agentes educativos, unos más que otros, hacen esfuerzos para superar tantas dificultades a las que se ven abocadas las instituciones de educación.

Educadores, psicólogos y sociólogos, entre otros, plantean diagnósticos y lanzan propuestas para superar la crisis educativa, pero desconozco un planteamiento en el que se diga qué incidencia tiene, en esos problemas, la edad de ingreso a la escuela de los infantes y si ese aspecto hace parte del problema.

Aunque es cierto que el aprendizaje no exige una edad determinada y el ser humano aprende desde que está en el vientre materno hasta que muere, si así se quiere, también es atinado decir que hay edades más apropiadas en las que el proceso de formación se hace más fácil, dependiendo del área del conocimiento. Por ejemplo, hay estudios que indican los 5 años como la edad ideal para que una persona se inicie en la formación musical. Claro que hay genios que desde la más temprana edad muestran su virtud musical e incluso aprenden solos, como Bach, Mozart, Beethoven y otros pocos, pero ellos son la excepción y no la regla.

Para ubicar lo que he considerado un problema más de la educación colombiana, me he puesto en la tarea de indagar con qué edad inician el ciclo escolar los infantes en los países líderes en calidad de educación, así como la edad promedio de ingreso a la universidad y comparar esos datos con los de Colombia.


En Finlandia ingresan a la escuela a los 7 años

Empiezo con Finlandia, que es el sistema educativo más prestigioso del mundo y se sitúa en los primeros puestos del ranking por excelencia como es el informe PISA (por su sigla en inglés), que elabora la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

En esta prueba, esa nación obtiene la mejor puntuación en las tres categorías que se evalúan: lectura, matemáticas y ciencias. Un elemento clave para su éxito, está en que ser maestro es una profesión de prestigio a la que solo aspiran los mejores.

Siendo consistente con la educación, ese país tiene la economía más competitiva del mundo según el Foro Económico Mundial. El adolescente termina sus estudios secundarios con notas excelentes, hablando un perfecto inglés y leyendo un libro por semana. Allí, el 71% de sus 5,3 millones de habitantes obtienen un título universitario.

Los políticos, los empresarios, los pedagogos, los estudiantes y la sociedad en general, saben que la educación es el principal recurso para competir en el mercado internacional y para construir una ciudadanía cívica. No es casualidad que Finlandia también encabece las estadísticas de transparencia y menos corrupción pública. Para los estudiantes los deberes son sagrados y está muy mal visto que alguien copie, incluso por los mismos compañeros. Que alguien saque un “chancuco” es impensable. Para el finlandés es muy importantes dos valores: la honradez y el trabajo.

En ese país nórdico, donde la calidad de la educación y el estado de bienestar van de la mano, la escolarización empieza a los 7 años, Según Eva Hannikainen, agregada cultural de la embajada de Finlandia en España “hay quienes lo atribuyen, y hay algo de verdad en ello, a que los finlandeses nos gusta dejar que los niños sigan siendo niños mientras puedan y que jueguen el máximo tiempo posible. Pero también es cierto que hasta los 7 años los niños no llegan a esa madurez intelectual que les permite asimilar y comprender la información que van recibiendo”.


Calidad en la educación y calidad de vida van de la mano
El modelo escandinavo de bienestar o de Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia e Islandia que han escogido para financiar y organizar sus sistemas de seguridad social, servicios de salud y educación, es producto de un fuerte desarrollo institucional con gobiernos transparentes, bajísima corrupción, fuerte inversión en investigación y altos impuestos que se reinvierten a toda la población en educación, protección a la familia, salud gratuita de alta calidad y subsidios a la vivienda para los ciudadanos de menores ingresos. En todos estos países la edad del inicio escolar es prácticamente la misma y la edad promedio de ingreso a la universidad es de 18 años.

China está en el otro extremo, respecto a Finlandia. Con Casi 1.500 millones de habitantes y muy rica en recursos naturales, también es obsesionada por la calidad de la educación, lo que la ha llevado a ser la segunda economía después de la de Estados Unidos.

En esta nación oriental hay preescolar, pero la edad para empezar la primaria es de 6 años, con una duración de 6, es decir, en ese país el escolar termina la primaria con una edad promedio de 12 años. Los alumnos que terminan sus seis años de estudios primarios pueden presentar el examen de entrada en los centros de enseñanza de segundo grado. Ingresan a la universidad con una edad promedio de 18 años. Es común que los estudiantes dediquen sus vacaciones a algún trabajo o a proyectos especiales de investigación.


18 años, ¿edad ideal para ingresar a la universidad?
Corea del Sur tenía hace 50 años una calidad de vida comparable a la de Afganistán, hoy cuenta con una de las economías emergentes mejor posicionadas a nivel mundial y ha logrado ubicar su sistema educativo entre los más eficientes y con excelentes resultados en las pruebas internacionales. Ese país demuestra que la inversión económica no es lo fundamental para hacer realidad la calidad de la educación. El gobierno de Corea del Sur invierte casi la mitad que el de Estados Unidos en los estudiantes de la educación primaria, pero ha logrado resultados muchísimos más altos.

Su sistema educativo consta de seis años de primaria, otros seis de secundaria y de dos a cinco años de educación superior (que pueden realizarse en institutos técnicos y universidades). La educación secundaria se divide en la académica y la profesional y la educación superior está clasificada en cuatro categorías: universidad, universidad de profesores, universidades teológicas, seminarios y educación por correspondencia o a distancia. La edad promedio de ingreso a la universidad coreana es de 18 años.

La educación escolar básica en el Reino Unido está dividida en tres categorías: educación preescolar de 2 a 5 años, educación primaria de 5 a 11 años y educación secundaria de 11 a 16/18 años. Una vez terminada la educación secundaría, pueden continuar su educación optando por dos caminos, que duran aproximadamente 2 años. Los que optan por el sendero académico rendirán un examen avanzado a los 18 años, requisito para poder acceder a estudios universitarios. El segundo camino es el vocacional y es la opción orientada hacia una salida laboral inmediata. No obstante, si se logra un nivel alto en los exámenes puede optar a estudios superiores.


Colombia, tal vez, el único país donde no se deja crecer a la niñez
En Colombia pareciera que el desarrollo cognitivo de nuestra niñez empezara a más temprana edad, ya que a la universidad están llegando con 14, 15 y 16 años en un porcentaje significativo. Son pocos los que ingresan con 18 años. En mi caso particular, puedo atestiguar que he tenido grupos de primer semestre en el que el número de alumnos que tienen menos de 17 años (de un grupo de 54) es un 70 por ciento aproximadamente. La pregunta obligada es: ¿cuántos de esos niños tienen claro lo que aspiran estudiar?

En nuestro país, la obsesión por la educación parece que tiene su centro de gravedad en empezar el ciclo escolar básico en la más temprana edad posible. Hay padres de familia que dicen con mucho orgullo que su hijo terminó el bachillerato con 14 años. Pero nunca se preguntan, cuál es la calidad de su formación, cómo está su desarrollo emocional, si tiene claro su proyecto de vida. Ya conocemos que en Colombia, con contadas excepciones, la educación sigue fracasando. ¿No es momento de que el ministerio de Educación reflexione sobre el aspecto de la edad escolar?

El pedagogo Juan Doménech en su libro “Elogio de la educación lenta”, identifica el panorama educativo actual como una oferta y demanda donde se destaca “una educación acelerada, programas sobrecargados y objetivos pensados para ser alcanzados antes de tiempo”. Como lo resalta el pedagogo, la formación se ha confundido con educar más y más de prisa con la finalidad aparente de educar mejor.

Son diversas las teorías que categorizan el desarrollo intelectual del ser humano y es indiscutible que hay casos excepcionales de un desarrollo cognitivo y emocional más temprano, pero no puede ser que los países élites en calidad de educación, estén equivocados cuando reglamentan el inicio de la edad escolar en promedio a los 7 años y cuando el ingreso a la universidad se hace con una edad promedio de 18 años. La formación desde cero a 5 años es fundamental para evitar la deserción escolar desde la primaria hasta la universitaria, pero obviamente no debe estar escolarizada.

No sigamos permitiendo que la vida acelerada de la sociedad se refleje en la escuela y que nos preocupamos por graduarnos rápido, sin importar la calidad.


Por: Diego Arias Serna
Doctor en Física, Universidad Complutense de Madrid - Profesor-investigador Universidad del Quindío - Presidente Fundación Semillero Científico (EAM) - [email protected] - [email protected]

Enviar | Imprimir |

COMENTAR ESTE NOTA

Otras Noticias

Quienes han oído cantar a Olga Lucía Vaquero Correa dirán que su sentimiento a la hora de interpretar los temas del despecho y la popular, no tiene igual en el Quindío.


Poco más del 70% de las tutelas que aquejan a la salud son por incumplimientos en el Plan Obligatorio de Salud, POS. Así lo informó la Defensoría del Pueblo en un comunicado en que se manifiesta que la mayoría de las demandas son por las deficiencias en temas como la diligencia en medicamentos, tratamientos y citas médicas.


“Los países donde el virus del dengue es endémico en América del Sur, también son más propensos a la llegada y expansión del chikunguña, el cual azota el continente”.