Domingo, 18 Nov,2018

Armenia / SEP 07 2016 / Hace 2 Años

“La guerra me quitó la oportunidad de conocer a mi abuelo”, María del Mar Loaiza

María del Mar Loaiza Grillo es una niña de tan solo 9 años de edad que hoy le reclama a la guerra el no haber conocido a su abuelo paterno. “A mí la guerra me quito la oportunidad de conocer a mi abuelo”, aseguró Loaiza Grillo.

“La guerra me quitó la oportunidad de conocer a mi abuelo”, María del Mar Loaiza

María del Mar pide a la comunidad verdad y reparación en el caso de su abuelo. La historia y la fotografía es publicada con autorización de los familiares, para sensibilizar a la sociedad sobre este flagelo.

Pedro José Aristizábal, abuelo de María, está desaparecido desde el año 1991 según cuenta su hijo adoptivo, Duberney Loaiza, unos hombres a bordo de un campero color rojo se lo llevaron, y hoy 25 años después aún lo esperan en su casa. En ese entonces Pedro José tenía 52 años y se dedicaba al comercio.

Esta historia se reveló durante el homenaje que se rindió la semana anterior en Armenia para honrar la memoria de las personas desaparecidas.

Así, Duberney Loaiza, presidente de la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos, Asfaddes, aseguró que toda historia que rodea a un desaparecido es solo un rumor, él con tristeza en sus ojos narra cómo un amigo suyo, de quien se reserva el nombre, le contó lo que supuestamente le pasó a su padre, después de su desaparición. Al parecer Pedro José fue raptado, torturado y luego asesinado, cuentan que le sacaron uno de sus ojos y lo lanzaron al río Cauca.

Cuando Duberney se enteró de lo sucedido con su padre, intensificó su búsqueda y aseguró que fue incluso al río a buscar el cuerpo de su padre. “Nunca encontré nada, pero pude hacer una especie de duelo”.

Algo que ha marcado a Duberney es que su hija a pesar de no conocer a su abuelo paterno, lo reclama. “Mi hija desde muy pequeña me pregunta por su abuelo, yo siempre le he dicho la verdad por más dolorosa que sea. Ella se ha unido a nuestra lucha y cada vez que puede alza su voz para reclamar la verdad del paradero de los desaparecidos”, afirmó el presidente de la asociación.

Los familiares de las víctimas aseguraron que no quieren convertir a su ser querido en un cheque, pero que si esperan que las autoridades se comprometan a que este delito de lesa humanidad no se presente más.

“No quiero que más familias pasen por esta dolorosa situación, y que como en el caso de mi hija María del Mar, no quiero que otros niños sufran el dolor de una guerra, mi hija tenía todo el derecho de conocer y disfrutar a su abuelo, pero no lo pudo hacer”, concluyó Duberney.
En el Quindío hay registradas 1.177 víctimas de desaparición forzada de los cuales 863 corresponden a Armenia. 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net