La Región / Junio 14 de 2012 / Comentarios

La situación financiera del hospital La Misericordia de Calarcá ya tocó fondo

La situación financiera del hospital La Misericordia de Calarcá ya tocó fondo El no pago por parte de las EPS Asmet Salud, Caprecom, Cafesalud, y Salud Vida llevaron al principal centro médico de Calarcá a una profunda crisis financiera.

La cartera al corte de abril de 2012 es superior a los 9.600 millones de pesos, de los cuales más de la mitad corresponde a deudas que EPS del régimen subsidiado tienen con la entidad, según indicaron miembros del Sindicato Nacional de la Salud y la Seguridad Social Sindess, Quindío.

De igual forma, el Sindess afirmó que el cuarenta por ciento de esta deuda lleva más de 360 días de mora, por lo cual es de difícil recaudo, y por consiguiente es muy probable que estos recursos ya no se recuperen, sin embargo, la administración del hospital considera que si los aseguradores reconocieran y pagaran los servicios prestados dentro de los términos legales, la institución no estaría en estas condiciones de postración a que la someten los intermediarios de la salud.

Por su parte, Ana Milena Jaramillo Henao, gerente encargada del hospital La Misericordia de Calarcá explicó: “El problema del centro hospitalario en este momento es de ingresos, más no de gastos; eso quiere decir que lo que nosotros vendimos durante el 2011 y 2012 no nos lo han pagado”.

Los servicios de primer nivel que son prestados por La Misericordia son pagados directamente por el ministerio de la Protección Social, “con quien no hemos tenido ningún problema”, afirma Jaramillo Henao, quien a su vez manifestó: “La mora se presenta por parte de las aseguradoras del régimen subsidiado, quienes no cancelan el dinero que cuestan los servicios de segundo nivel brindados por la institución”.

La gerente de la institución médica sostuvo: “El hospital tiene una cartera de $5.000 millones y un déficit de recaudo de $2.000 millones, debido a que no tenemos ingresos para contrarrestar los gastos que tiene y asumir la institución como tal, los costos de proveedores y demás compromisos que se tienen como hospital”.

La funcionaria dijo: “Algo que hay que dejarle claro a la población es que La Misericordia no se va a cerrar, el gobierno departamental tiene muy claro que la red pública de hospitales hay que fortalecerla, razón por la que en el momento se buscan los mecanismos para que las aseguradoras se comprometan a cumplir con los pagos. También la representante a la cámara Yolanda Duque Naranjo con el superintendente nacional de Salud y a su vez con el presidente nacional de Cafesalud, lograron un acuerdo en de pago”.


Situación actual en la institución

Cerca de ocho mil usuarios de la EPS Caprecom en Calarcá ya no reciben atención de segundo nivel en el hospital La Misericordia. Quiere decir que pueden acudir a la institución en caso de una urgencia vital, más no pueden ser hospitalizados, ni recibir atención de consulta externa ni cirugías programadas.

En la actualidad se adelantan unas mesas de trabajo en conjunto con el gobierno departamental en las cuales se quedó de gestionar por medio del gerente nacional de Caprecom el pago de lo que la EPS le debe a La Misericordia como IPS. De lograrlo se podrá dar una solución concreta a toda la problemática del hospital.

Con las otras aseguradoras se han tenido acercamientos y en algunos casos se desarrollaron cronogramas de conciliación, lo cual refleja una voluntad de pago de su parte, razón por la cual sus usuarios no se verán afectados.
Las urgencias vitales seguirán siendo atendidas sin discriminación de EPS. De igual forma se mantienen los servicios respectivos del primer nivel de complejidad.

El hospital La Misericordia atiende alrededor de 38 mil usuarios del régimen subsidiado en el departamento del Quindío.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2009- 2014 todos los derechos reservados