Martes, 20 Ago,2019
Armenia / OCT 16 2016 / hace 2 años

Las fiestas aniversarias de Armenia en 1955

En 1955, celebrando el Cincuentenario del departamento de Caldas, Armenia presentó a sus ciudadanos una variada programación de su aniversario 66 de fundación, que contaba con todos los matices de lo cultural, la diversión y la fiesta.

Las fiestas aniversarias  de Armenia en 1955

Las fiestas de la época estuvieron engalanadas con toda clase de eventos, entre ellos los deportivos.

Dos fotografías sobresalieron en la cartilla que contenía en detalles los eventos y actos de la efeméride, desde el 8 hasta el 16 de octubre.  Eran las del alcalde de Armenia, teniente coronel Antonio Cote Cote (encabezando la publicación) y de Jesús María Ocampo (Tigrero), fundador de Armenia, en el centro de la cartilla.

Algo poco usual se incluyó en el programa: “la entrega de obras públicas estatales.  En el primer día se tuvo en cuenta la inauguración de la canalización de la quebrada San José y la misa campal en el barrio Las Américas para la  “inauguración y bendición de las casas construidas para empleados públicos”.

 

Inauguración de obras
La inauguración del primer ramo del edificio de la Casa de Menores y de la Granja Vocacional Agrícola de Navarco fue lo dispuesto para el segundo día, que además contó con la presencia del gobernador de Caldas, coronel Gustavo Sierra Ochoa.  

El mandatario aprovechó para recordar a los cuyabros que el 27 de marzo de 1954, en Armenia, se había comprometido con un plan de electrificación para la Hoya del Quindío, lo que ratificó en nueva visita a la ciudad el 20 de enero de 1955, cuando firmó un contrato entre la Chec y el municipio de Armenia.

En la visita del 9 de octubre de 1955 manifestó “la colaboración del Banco Nacional del Café, cuyo préstamo con destino  a Armenia, por la suma de seiscientos mil dólares, le permitirá a esta ciudad solucionar el grave problema que tiene  por falta de energía eléctrica” (“Una política, discursos y alocuciones 1953 – 1956”.  Brigadier General Gustavo Sierra Ochoa. Imprenta Departamental, Manizales).

 

La equivocación de Sierra Ochoa
El tercer día, lunes 10 de octubre, cinco inauguraciones: Centro Pulmonar, una escuela en el barrio Obrero,  otra en la avenida 14 de octubre (nombre dado a la vía al aeropuerto El Edén), dos casas para obreros en el barrio Popular Modelo y el Casino del Cuartel de Bomberos.

Algo que no aparece en el programa de la cartilla sí se registra en el libro de “discursos y alocuciones”.  Se trata del Homenaje de Armenia”, realizado este día para el gobernador, donde pronunció su discurso, que así termina: “El Gobierno que tengo la honra de presidir, ha querido asociarse con justo orgullo a las fiestas cincuentenarias de esta ilustre municipalidad y os felicita por el brillo con que habéis sabido realizar esta maravillosa fiesta aniversaria”.

Es llamativa la equivocación frente a la mención de la celebración: no son 50, sino 66 años de aniversario de Armenia.  Igualmente se destacan varios hechos del resto de días de festividades: el martes 11 de octubre, “la inauguración de la avenida Rojas Pinilla y colocación de la primera piedra para el Parque del mismo nombre”.  

El desfile, hacia el aeropuerto El Edén para recibir a los invitados especiales, el 12 de octubre.  Inauguración de la arborización de la avenida 14 de Octubre, el mismo día, más la “solemne inauguración de la Plaza de Ferias, la inauguración del Parque Infantil (enseguida de la Parroquia San José), la inauguración de la Escuela Teresita Montes y el hecho más singular, “la colocación de una Medalla de oro al alcalde de la ciudad, en honor al mérito”.

A renglón seguido, en el evento de las 6 de la tarde se consigna: “Durante el acto será servido un tinto especial por distinguidas damas de la Sociedad de Mejoras Públicas”.

Tan profusa programación para el miércoles 12 de octubre de 1955 pudo estar justificada por la presencia del gobernador de Caldas y por la esperada asistencia del general Rojas Pinilla con su comitiva.  Aunque en los registros de discursos de la gobernación no aparece dato alguno que lo confirme.

El jueves 13 se caracterizó por los siguientes actos: colocación de la primera piedra para el Cuartel de la Policía.  Inauguración de la pavimentación y ampliación de la carrera 18 y Avenida Bolívar.  Mientras el viernes 14, día clásico de Armenia, se dispusieron otras inauguraciones: Primera parte del edificio para el Palacio Municipal.  7.000 metros de alcantarillado.  

Moderna Planta de Purificación.  Casas para obreros en el barrio Popular Modelo (calle 31, carrera 25).  Avenida Coronel Antonio Cote Cote.  Ya en la noche se programaron dos eventos sociales: “una sesión solemne en los salones del Club América, en donde se hará la imposición de las medallas conferidas a los servidores de Armenia y condecoración con la Cruz de Boyacá otorgada por el gobierno nacional a la distinguida matrona señora Inés González de Ángel, la cual estará a cargo del señor Gobernador”.  

Y un “regio baile de fantasía en el Club América con los siguientes premios: para la mejor comparsa, $200; para el mejor disfraz femenino,  un frasco de perfume; para el mejor disfraz masculino una botella de whisky”.

 

El traje típico
El sábado 15 y el domingo 16 de octubre de 1955 no presentan en su programación más entregas oficiales de obras públicas, aunque dos hechos llaman la atención: la prohibición expresa de usar “traje típico regional” para el baile de fantasía del Club América, que sí se solicitó “como requisito indispensable” para la inauguración de la Plaza de Ferias del día 12.

El otro hecho no aparece reflejado en la programación. Se trató del “Homenaje de La Tebaida” que sus pobladores hicieron al gobernador el 15 de octubre.  Parte de su discurso: “yo os invito, habitantes de La Tebaida a perseverar en este afán  magnífico. Debéis continuar habitando el mejor municipio colombiano, sin permitir que los rencores y los odios envenenen el agua clara de vuestro espíritu, debéis amar la aldea y utilizar el ejemplo de su paz para el servicio de los hermanos perseguidos.  

Dos semanas más tarde, el 29 de octubre de 1955, el gobernador Sierra Ochoa volvería al Quindío para el  “Homenaje de Calarcá”, tal cual aparece en la obra que me sirvió como referencia documental.

 

Por Roberto Restrepo Ramírez


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net