Domingo, 26 May,2019
Armenia / AGO 12 2015 / hace 3 años

Llegó el programa Armenia, ¿cómo vamos?

Armenia quedó incluida entre las ciudades colombianas que analizan con cifras y encuestas el desempeño de sus comportamientos en lo social, económico y político a través del programa ¿Cómo Vamos? que impulsa la Fundación Corona.

Llegó el programa Armenia, ¿cómo vamos?

Ángela Escallón, directora ejecutiva de la fundación Corona.

Los socios son las universidades del Quindío, La Gran Colombia, Alexander von Humboldt, Escuela de Administración y Mercadotecnia, EAM; el Sena, la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, Ccaq; Comfenalco Quindío, la Empresa de Energía del Quindío, Edeq y LA CRÓNICA.

La directora ejecutiva de la fundación Corona, Ángela Escallón, habló con este medio sobre el proyecto.

 

¿Está listo el proyecto para Armenia?

Sí, está listo. Los socios que están interesados en vincularse y en impulsar la iniciativa de la ciudad son la mejor garantía de que podemos comenzar muy bien, que tenemos todos los elementos técnicos que son la experiencia que trae la fundación y la red de ciudades cómo vamos. Además, están comprometidos con la ciudad y con el futuro y el desarrollo mismo de la ciudadanía.

 

¿Qué es el proyecto?

Es un ejercicio ciudadano que pretende hacerle seguimiento a los planes de desarrollo municipales y genera un informe de calidad de vida, donde a través de indicadores objetivos, que son los mismos que la administración produce como el cumplimiento del estado de la salud, la educación, vivienda, movilidad y otros, reflejan cómo está la ciudad y cómo avanza en el tiempo.
A la vez se tiene otro instrumento que es el seguimiento de la percepción ciudadana sobre esos mismos factores de la ciudad. 
El cruce de ambos da una foto permanente de cómo y hacia dónde va la ciudad.

 

¿Cómo funciona, cuál es la metodología que se emplea?

Durante el primer trimestre de cada año se analizan los indicadores objetivos que entrega la  municipalidad y luego se produce un informe concreto que indica cómo va la ciudad en cada uno de los ítems.
En Colombia tenemos 14 ciudades ¿cómo vamos? Y compartimos 130 indicadores tanto en las fuentes de información como en la calidad del indicador.
En el segundo semestre se produce la encuesta de percepción ciudadana, generalmente a 1.200 personas que dan su opinión sobre cómo perciben el municipio.
Con esta información se hacen reuniones con la administración y en los barrios para que la gente aprenda a manejar los datos y a tener una interlocución informada sobre el estado de la región.

 

¿Para qué sirve el proyecto?

Para generar conciencia ciudadana, tener una veeduría cualificada con la administración, generar alertas tempranas en el desempeño de los logros y las metas que se establecieron y en el cumplimiento de las mismas y para generar sentido de pertenencia, pues lo que se ve es una apatía con lo que pasa en las ciudades. 
A la gente se le olvida que es cada uno con su comportamiento el que hace que la ciudad sea de una forma u otra.
Aprender a tener los datos y a manejar la información hace que la comunidad tenga una participación más cualificada con sus necesidades y requerimientos.

 

¿En qué medida llega este trabajo al público?

Todos los ¿cómo vamos? tienen página web. El informe tiene varias versiones, hay unas técnicas y académicas y otras de fácil consulta con infografías, gráficos e interactivos. 
Además existen redes sociales y difusión de la información para que la gente la conozca y la maneje.
Próximamente tendremos una plataforma de datos abiertos, lo que va a permitir hacer aplicaciones móviles y darle otros usos.

 

¿El proyecto se hace también en América Latina?

Sí, se extendió en 2003 y de eso nos sentimos muy orgullosos en la fundación Corona. 
Está en 64 ciudades de 11 países de América Latina, se ha vuelto un modelo para tener una actividad de veeduría ciudadana.

 

¿Hay ejemplos de transformación de esa conciencia ciudadana a través de este proyecto?

Sí, ejemplos casuales que muestran cómo las personas cuando se apropian de la información pueden tener una interlocución mejor.
En Cali, por ejemplo, la gente ha sido entrenada en la definición del POT para que tengan la información y así puedan opinar de manera constructiva.
En Cartagena hay una red entre los grupos comunitarios que se apoyan en la comunicación con la administración en las demandas que tengan en sus barrios y en Pereira hay un colectivo que sabe cómo usar los datos.

 

¿También les sirve a los que hacen política?

Les sirve y mucho. Los años electorales tenemos una participación muy fuerte porque como contamos el  histórico de la ciudad, podemos demostrarle a los candidatos cuál ha sido la evolución, la línea de base de cómo reciben la ciudad y el énfasis es hacia dónde la deben llevar.

Hay ciudades que ya tienen el ejercicio de perspectiva de ciudad y el debate con muchos candidatos es si el porcentaje que prometen mejorar, en cualquier aspecto, es el correcto para en 2032 tener la meta de ciudad. Algunos políticos las establecen porque les parece, pero no porque sepan el punto de partida y cuánto les cuesta lograrlo.
Esta información lo que hace es cualificar el debate y dar insumos para los planes de desarrollo.

 

¿Cuándo puede tener la primera encuesta Armenia?

Este año. Findeter, que es uno de los socios, va a financiar la encuesta de este año que sería como el primer insumo del trabajo. 

Para el segundo semestre lo que queda es conformar el equipo, los socios y empezar la transferencia de la metodología para tener en 2016 el primer informe de calidad de vida.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net