Lunes, 23 Sep,2019
Salud / AGO 25 2019 / hace 4 semanas

Los enemigos de la seducción en la pareja

En un mundo acelerado, como ocurre en nuestros días, son muchos los enemigos que le han resultado a la seducción. Lo cual se ha convertido en una piedra en el zapato para alimentar la fuerza del amor.

Los enemigos de la seducción en la pareja

Húyanle al espíritu competitivo, pierden más tratando de estar un paso adelante del otro.

En una relación de pareja no conviene, jamás, esconder o matizar las emociones. No solo es insano, sino que puede resultar en una forma de perjurio erótico. La dilación de las palabras o de los motivadores permanentes del amor, no tienen explicaciones ni perdón, ya que, a la hora de seducir, lo que para usted es mucho, puede resultarle insuficiente a su par. 

La seducción es más que palabras. Se trata de un arte milenario. No obstante, para mantener viva la flama del amor, este juego se debe jugar de forma permanente y en todo momento, además requiere constancia, creatividad e inteligencia, a fin de conservar despierto el interés de la dupla. 

Recomendado: La sexualidad no se hace, con ella se nace

En una pareja que no hay seducción, o donde existe el abandono por el coqueteo, el ‘toque toque’, o lo que en nuestro medio llamamos el ‘maniculichimbeo’; el desprecio o desdén por la relación solo es superado por el desprecio o el desdén de permanecer juntos. 

En un mundo acelerado, como ocurre en nuestros días, son muchos los enemigos que le han resultado a la seducción. Lo cual se ha convertido en una piedra en el zapato para alimentar la fuerza del amor. Hoy no resulta fácil despertar la atracción del otro; no hay espacio para el diálogo, una cena, o para la misma intimidad. 

Si desea conservar las mieles de la seducción, es justo empezar por enumerar las fortalezas y trabajar en las debilidades. Nadie es lo suficientemente idóneo como para dominar todos los frentes del galanteo, pero tampoco lo suficientemente inepto, como para no querer estar bien con su consorte. 

La magia se puede cultivar. No deje pasar el tiempo restándole importancia al nexo vivido en pareja. El secreto está en no ser torpe o descuidado, eso pasa factura, y al final terminan cada uno por su lado. 

En el siguiente decálogo sugiero cómo hacer, para organizar su propio plan de seducción, a pesar de parecer actuaciones non sanctas:

Le puede interesar: El sexo casual no solo es frívolo sino también una fuente de intimidad y afecto


a) aprendan juntos, contribuyan por igual sin caer en los monólogos;
b) compartan todo, sin sacar ventaja del otro;
c) eviten creerse mejor que su pareja;
d) hablen de diferentes temas, sin enfocarse en sí mismos;
e) húyanle al espíritu competitivo —pierden más tratando de estar un paso adelante del otro—;
f) no mencionen antecedentes amorosos;
g) olvídense de sentir o despertar lástima —tienen una pareja, no un protector—;
h) permítanse espacios para escuchar la opinión mutua.
i) salgan de los cllichés, busquen sus propias expresiones;
j) valoren los detalles —las pequeñas cosas nutren y fortalecen la relación—, dejando de lado el precio.

A la hora de seducir a la pareja, se debe pensar en mantenerla cautiva con todo tipo de sortilegios; olvidarse de esto, resulta equivocado, siendo un ejemplo de lo que no se debe hacer, y va en contra de los objetivos de una relación de pareja.


Franklin Espitia de La Hoz
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net