Viernes, 22 Mar,2019
Región / MAR 14 2019 / hace 1 semana

Luz Marina Ruiz denunció que a su hermana le hicieron ‘el paseo de la muerte’

Lucelly Ruiz Giraldo ingresó por un dolor abdominal al hospital San Juan de Dios y no salió de allí con vida. 

Luz Marina Ruiz denunció que a su hermana le hicieron ‘el paseo de la muerte’

En el hospital San Juan de Dios pasó Lucelly Ruiz Giraldo sus último días.

“A mi hermana le hicieron ‘el paseo de la muerte’”, comentó Luz Marina Ruiz Giraldo, indignada por el fallecimiento de su pariente, según ella, por la mala atención en el hospital San Juan de Dios. La mujer, que ingresó por un dolor abdominal, permaneció, luego de una intervención, “con el estómago abierto hasta el último día de su vida”. 
 

La historia

Todo inició el 22 de marzo de 2018, la mujer fue al hospital por un dolor muy fuerte en el abdomen, de allí la devolvieron con la justificación de que eso no era una emergencia, continuó con la dolencia y volvió a consultar, no la atendieron por lo mismo, aconsejándole que ingresara por consulta externa, se dirigió a la Sagrada Familia, allí le indicaron que sí era una emergencia y le dieron la orden para que la atendieran de inmediato.

Llegó al hospital el 25 de marzo y la devolvieron el 26 a la madrugada. “El médico que la recibió dijo que necesitaba una cirugía exploratoria, pero ella venía con un antecedente de una endometriosis, la cual le habían dicho que no se podía tocar. Al operar hubo una perforación que le causó una peritonitis, el médico dijo que habían realizado la intervención y que quedaba con el estómago abierto y había que hacerle recurrentemente un lavado, pero no explicó porqué”, contó Ruiz Giraldo. 

Recomendado: San Juan de Dios, en riesgo por atención a usuarios de Medimás

Continuó con el relato señalando que empezó un proceso en el que la bajaban, la limpiaban, la volvían a subir, “estaba en un sitio expuesto donde había más pacientes, lo que la ponía en riesgo de infección”. Le pusieron un catéter para poderla alimentar, ya que estuvo más de dos meses que no podía comer bien, porque todo lo que consumía le salía por la abertura. Se quemó en la parte exterior del abdomen por los jugos gástricos.

De acuerdo con la denunciante, desde que le hicieron la operación y hasta el día de la muerte, su hermana estuvo con el estómago abierto. “Nunca hicieron algo para arreglar la situación, porque según ellos no había cómo hacerlo. Empezamos a consultar en otras partes como en Cali, donde había un especialista, pero nos decían acá —hospizona— que lo mismo que le hacían allí se lo harían en otra parte”, expuso. 

“Un día llegué y estaba con la mirada perdida y la boca torcida, me dijeron que era por los medicamentos. Ella ya no se paraba y cierto día quiso estar de pie y se cayó, cuando le hicieron el examen descubrieron que le había dado un derrame. Ella terminó con insuficiencia renal, respiratoria” relató.

Recomendado: Con $12.778 millones, hospital de zona se modernizará en 3 segmentos

Explicó que faltando unos 15 días para fallecer, se hicieron muchas cosas. Fue hasta la Defensoría del Pueblo y le dijeron que era en la Personería, y finalmente llegaron a la Superintendencia de Salud, donde les habrían dado la orden de hacer el traslado a Cali “y nunca lo hicieron. Cuando firmaron escribieron que la paciente era remitida porque la familia lo solicitaba, ¿quién nos iba a atender así?”, comentó. 

“Se hinchó. No caminaba por temor a que se le salieran los intestinos, así que su organismo se fue deteriorando. Cuando la remitieron a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, el médico dijo que iban a tratar de armar los pedacitos que dejaron de ella, pero no nos dio ninguna esperanza de que se recuperara”, contó Luz Marina Ruiz G.
 

Último día

Un intento por mejorar su calidad de vida, la llevó a la muerte. El 6 de junio le realizaron una intervención en la que la entubaron, a las 3:00 de la mañana salió del lugar y tres horas después murió. “Ella entró lúcida, aunque a veces tenía momentos de demencia. Nos despedimos de ella y eso fue lo que pasó”, relató entre sollozos la hermana.

Murió con el estómago en la parte baja quemado. Al final, los doctores dijeron ‘hicimos lo que pudimos’. Nunca hubo un médico que sintiera compasión, que nos dijera qué le había pasado, nunca aceptaron que en la intervención que le hicieron le perforaron el intestino y eso la mató”, señaló con tristeza.

De archivo: Denuncian mala atención médica a profesora que murió en Semana Santa

Aclaró que lo que busca con esta información es sentar un precedente, para que de verdad humanicen el hospital y la atención en el mismo, que aunque contó con personas de calidad humana, hubo otros funcionarios que hicieron el caso más caótico. 

LA CRÓNICA trató de obtener la declaración de los funcionarios del hospital sobre este hecho, sin embargo, no se pronunciaron al respecto aclarando que una vez haya una queja formal la pasarán al comité de ética para que este revise el tema.  


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net