Lunes, 16 Sep,2019
En profundidad / SEP 01 2019 / hace 2 semanas

Me encontré en la vida con… Emilia Jaramillo de Jaramillo

La reconocida pintora nació en Medellín en el año de 1908 y falleció en la capital del departamento del Quindío el 23 de noviembre de 1998. 

Me encontré en la vida con… Emilia Jaramillo de Jaramillo

Emilia contrajo matrimonio en el año de 1934 con José Manuel Jaramillo.

Distinguida matrona, baluarte cívica y pintora excelsa, nacida en Medellín en 1908 y fallecida en Armenia  el 23 de noviembre de 1998, sus padres Miguel Jaramillo Mejía de Rionegro y María Josefa Uribe Arellano  de la Ceja. Con seis hijas: María, Carlina, Emilia, Matilde, Gabriela y  Esther;  para la época del nacimiento de Emilia , Miguel era el flamante gerente del Ferrocarril de Antioquia.

Hacia los años veinte Miguel trasladó la familia a Bogotá ciudad en la que  floreció el abuelo Miguel Jaramillo Chorem  quién había cursado estudios de derecho en la universidad de París y fundado el famoso colegio Caldas;  Emilia comenzó estudios de arte y arquitectura  en la Escuela Nacional de Bellas Artes  con profesores franceses, en su mayoría , y a lo largo de su vida proyectó admirablemente su notable vocación de pintora.

De sus primeras obras, debo destacar el mural principal de la Exposición Industrial Nacional para el Pabellón del Tolima  hacia 1925 e incursionó en negocios de antigüedades con mucho éxito, sin descuidar sus actividades artísticas cotidianas; en este período de su bella juventud cosechó numerosas amistades en  la política , las letras y el arte, como Germán Zea Hernández, un enamorado de su belleza, Guillermo León Valencia, Mariano Ospina, Antonio Álvarez Restrepo y otros. 

Vea también: Me encontré en la vida con… Inés González de Ángel

En 1934 contrajo matrimonio con José Manuel Jaramillo Uribe nacido en Neiva. Bachiller en letras y filosofía de la universidad de Antioquia el 27 de octubre de 1904, siendo rector Tulio Ospina; interesante personaje, gran lector y comerciante en telas, cafetero y ganadero. 

En primeras nupcias con Inés Uribe Bernal tuvo cuatro hijas: Soledad, Marina, Aleyda  y Soleil; ya viudo, en el matrimonio con Emilia en el corregimiento el Ocaso de la ciudad de La Mesa, cuatro hijos: José Manuel , Rodrigo ya fallecido, Elsa —reina de los periodistas­— y José Miguel , conocido arquitecto. Fijaron su residencia en nuestra ciudad amada. Se recuerda que Elsa fue una dama cívica conocida: Las señoritas Elsa Jaramillo Jaramillo y Carlota Escobar Gutiérrez , aportaron para la construcción  del hospital de zona de Armenia y unidas a ellas estuvieron Carmelita Londoño Botero y Luz Estella Vélez Mejía; fueron participantes , en el reinado que buscaba aportar para el equipo de rayos X, del hospital de zona, fue lo que se propusieron los organizadores del reinado del carnaval que celebraba los sesenta años”(1).


Civismo destacado

Fue protagonista en primera línea de las Juntas pro creación del departamento del Quindío, presidenta  de la primera junta, sobresalió por el trabajo de contactos y cabildeo que había hecho en Bogotá, gracias a su gran simpatía y capacidad de hacer amigos y conocer personas.

Se vinculó a la SMP y con el apoyo de don Emilio Acosta, promovió y construyó bajo sus directrices el Parque El Edén, lateral al aeropuerto, sitio de recreación popular durante muchos años; en su calidad de presidente de la SMP  fue artífice en la consecución de recursos en la capital, con destino a las escuelas de sectores pobres de la ciudad;  fue muy activa en colaborar con la correccional de menores  que contó con una sede en el sector que hoy ocupa el Sena Agropecuario, y luego trasladada al sur del aeropuerto el Edén; en su labor pictórica diseñó y remodeló la casa donde funcionó el club social Club América ; algo similar hizo con su casa de residencia bellísima edificación de estilo colonia, donde hoy funciona almacenes Olímpica. Además hizo los planos y construyó la capilla de Vallejuelo en Zarzal. 

Lea también: Dos mujeres de Circasia que se despidieron en agosto
 

El gran José Manuel

A la par con su esposa, el brillante José Manuel realizó múltiples actividades cívicas como la promoción y construcción del aeropuerto El Edén,  con otros ciudadanos, uno de los promotores de La Cámara de Comercio, el batallón de Ingenieros Cisneros y fundación del cuerpo de Bomberos. La pareja trabajaba de consuno por  obras  sociales  en beneficio de la ciudad hasta 1958, cuando falleció el distinguido esposo Jaramillo Uribe.


Condecoraciones

La Asociación de Sociedades de Mejoras Públicas de Colombia le otorgó en 1959 la Medalla de Mérito Cívico Nacional, una altísima distinción a su admirable tarea en bien de la ciudad; años más tarde el Senado de la República le impuso la Medalla de Mérito Cívico Nacional, en ceremonia efectuada en el mismo Congreso. Recibió numerosas condecoraciones y reconocimientos a su admirable actividad social y artística.


Pintora de todas las horas

La notable crítica de arte, museóloga y curadora María Cristina Mejía señaló sobre su acabado y valioso  trabajo  artístico: “Pinturas al aleo de corte clásico, con un excelente manejo de la luz y el color, donde la naturaleza como su protagonista especial  se integra a las edificaciones o constituye el primer plano de las obras”; una pintora de escuela y de largo aliento que pintaba con amor y conocimiento, muchas de sus obras se encuentran en las casas de amigos y coterráneos. 

Le puede interesar: Me encontré en la vida con… Mayra Vélez Uribe

Emilia Jaramillo Uribe de Jaramillo fue una dama maravillosa, bella y atractiva que brilló con luz propia como aventajada líder cívica y como artista valiosa;  su formación personal, el legado de su familia, su actividad social en su juventud bogotana, le permitieron desplegar una colaboración inconmensurable a la creación del departamento, a su esposo en las tareas cívicas, a la vida social y artística de la ciudad milagro. Madre de una reina como Elsa Jaramillo, Emilia logró el cariño de las gentes de la ciudad  en todos sus estratos sociales, gracias a su simpatía desbordante y su gran don de gentes.

Con el amigo y arquitecto José Miguel Jaramillo recorremos el espacioso  apartamento que fue la  última morada de su señora Madre: todos los espacios de los corredores,  la sala y aún los recovecos, están ocupados por la belleza exhibida de muchos cuadros pintados a lo largo de su existencia; el visitante queda extasiado por lo que observa, apenas una parte de la obra completa.

Una antioqueña de pura cepa, amable, exuberante y pletórica de buenas maneras y gentileza, que sentó su residencia  entre nosotros y a su alrededor formó una familia admirable

Emilia  es un gran ejemplo para las nuevas generaciones  porque su trayectoria social y artística es la imagen de una mujer que supo servir bien a su Patria y a nuestra región, una bella dama con todas las letras en la primera línea  de nuestra gran historia. 


Gabriel Echeverri González
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net