Lunes, 19 Nov,2018

En profundidad / MAR 12 2017 / Hace 1 Año

Me encontré en la vida con Hugo Palacios Mejía

Salvo por los cortos períodos que dedicó a la política y a ejercer cargos públicos, Hugo se ha consagrado al dinámico ejercicio del derecho, como litigante, asesor y juez en arbitramentos nacionales e internacionales.

Me encontré en la vida con Hugo Palacios Mejía

Hugo Palacios Mejía ha sido por largos años profesor universitario, principalmente en la universidad Javeriana.


Una de las más brillantes personalidades del Quindío con figuración nacional, su trayectoria de ministro, jurista, litigante, asesor y político ha dado lustre a su familia y a la región merced a su admirable vocación existencial. Nació en Armenia el 3 de septiembre de 1942 en el seno del hogar formado por Víctor Palacios Triviño, abogado de la universidad del Cauca, oriundo de Florida, Valle y de Mariela Mejía Jaramillo, pereirana de origen antioqueño. Comenzó sus estudios primarios en la escuela de la señorita Carmen Tulia Gutiérrez y de segundo hasta primero de bachillerato, inclusive, en el colegio San José de los Hermanos Maristas, los años siguientes hasta su graduación de bachiller en 1959, en el colegio San Bartolomé de la Merced en Bogotá. Ingresó a la universidad Javeriana donde se graduó con tesis laureada como doctor en derecho y en economía.

Se casó con la distinguida economista María Mercedes Lleras Posada, cuatro hijos: Miguel PHD en finanzas de la universidad de Vanderbilt, profesor universitario; Andrés, especialista de altos estudios de la universidad de Harvard, PHD en derecho de la competencia de la University College de Londres ( UCL), actualmente socio de Estudios Palacios Lleras y profesor de la universidad de los Andes; María, economista de la universidad de los Andes, termina MBA en la universidad de Virginia, y Ana sicóloga e ingeniera industrial. 

Palacios hizo estudios de post-grado en la universidad de Vanderbilt y en la universidad Georgetown de Washington. Son sus hermanos, Víctor, arqitecto y Luz Amparo, con estudios en lenguas modernas, y poeta.

Abogado de todas las horas
Salvo por los cortos períodos que dedicó a la política y a ejercer cargos públicos, Hugo se ha consagrado al dinámico ejercicio del derecho, como litigante, asesor y juez en arbitramentos nacionales e internacionales. 
Recién graduado trabajó con Aníbal Fernández de Soto y Augusto Ramírez Ocampo y paralelamente como presidente ejecutivo de la Asociación de Corredores de Seguros. En 1971 fue nombrado viceministro de Hacienda y Crédito Público, cargo que ocupó hasta 1973; viajó enseguida a Washington para ocupar el cargo de director ejecutivo principal del Banco Interamericano de Desarrollo ( BID), regresando en 1975. En esta fecha regresó a su oficina y se incorporó a la política, siendo elegido Representante a la Cámara por el Quindío, gracias a un fuerte apoyo de la ciudadanía regional, para el período 1978-1982; hizo parte de la Comisión Cuarta de Presupuesto.

Gerente General Banco de la República
En la campaña presidencial de 1982, Palacios Mejía trabajó con intensidad en la candidatura de Belisario Betancur, una vez comenzó su gobierno, Belisario lo nombró como gerente general del Banco Central, en donde el notable cuyabro realizó una gestión admirable que se extendió a la cultura y a la construcción de valiosos inmuebles, entre los cuales, es dable mencionar el bellísimo Museo de Oro Quimbaya, un regalo esplendoroso del Banco a la Ciudad Milagro, gracias a la directa gestión de Hugo Palacios Mejía.

Ministro de Hacienda y Crédito Público
En 1985 fue llamado por el presidente a dirigir la hacienda pública, 
tema que no era ajeno a sus reconocidas capacidades profesionales, además por su experiencia como viceministro del ramo que le permitió realizar con su equipo de trabajo un excelente manejo de las finanzas públicas.

Al culminar esta gestión en 1986 con la conclusión del gobierno Betancur, Palacios se ha dedicado al ejercicio profesional como socio y representante legal de Estudios Palacios Lleras SAS, ejercicio orientado hacia temas de regulación de la economía (derecho constitucional, administrativo, financiero y comercial); entre sus funciones, prepara conceptos y representa directamente a algunos de los clientes de la firma en actuaciones administrativas, litigios y arbitramentos y como “testigo experto” en arbitramento fuera de Colombia.

Escritor, profesor, ponente, columnista
Ha sido por largos años profesor universitario, principalmente en la universidad Javeriana que le confirió el título de Profesor distinguido, en las cátedras de derecho tributario, servicios públicos, finanzas públicas, el sector externo de la economía en el derecho público colombiano. Autor de varios libros y de numerosos documentos y ponencias, quiero destacar: Introducción a la teoría del Estado (1965); Antecedentes del Estatuto Normativo del Presupuesto General de la Nación. (1973); La economía en el derecho constitucional colombiano. (1999); El derecho de los servicios públicos (1999).

Es necesario destacar su trabajo “Equilibrio económico y financiero del contrato en la ley 1150” publicado en la revista Economía colombiana de la Contraloría General de la República (Noviembre, 2007). Por su sólida formación jurídica y económica, Palacios Mejía ha sido asesor de numerosas entidades y personas que me haría extenso en enumerar en esta nota. Durante varios años escribió en El Siglo y El País de Cali; en Armenia dirigió La Patria del Quindío.

Actuaciones como árbitro
Entre sus actuaciones más sobresalientes debo destacar: árbitro designado de común acuerdo por las partes en la controversia entre Banco de la República y un conjunto de aseguradoras y reaseguradoras, para dirimir la controversia entre el consorcio Miel e Hidromiel S.A; controversia entre la Fundación para la Educación Superior y la Financiera Fes. Además fue apoderado en varios procesos arbitrales.

Corporación José Ignacio de Márquez
Fundó y presidió por largos años la meritoria corporación, dedicada a promover el estudio del derecho económico en las universidades colombianas, con sede en Armenia la entidad realiza año tras año el famoso concurso de derecho económico, con el valioso apoyo de distinguidas personalidades y la dirección de los doctores Nilson Pinilla y Gloria Tobón, se trata de otra de las obras que Hugo le ha entregado a su tierra y que constituye, sin duda, uno de los eventos más importantes para la vida jurídica nacional.

A comienzos de 2012, su nombre fue incluido en la lista de “Best Lawyers” de Colombia, que se precia de ser la más antigua y la más respetada publicación internacional sobre la profesión de abogado y que califica a los abogados y las firmas con base en las opiniones de otros miembros de la respectiva comunidad legal.

Es lo menos para este valioso intelectual y jurista colombiano que ha desempeñado sus tareas con admirable dedicación, señalado como Caballero de Gracia Magistral de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalem, Rodas y Malta.

Cofundador de la Academia de Historia del Quindío. A través de los años he mantenido con el ilustre hijo de Armenia una interlocución activa y generosa, gracias a su brillantez y don de gentes, una de esas figuras preclaras que llenan de orgullo a la región y al país. Y desde luego a su familia ejemplar.

Gabriel Echeverri González
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net