Domingo, 17 Feb,2019
En profundidad / FEB 10 2019 / Hace 8 Dias

Me encontré en la vida con… Recaredo Trujillo Gómez

Tuvo distintos cargos, tras sus estudios en derecho, desde procurador delegado, funcionario público y docente en distintas universidades del Valle del Cauca.

Me encontré en la vida con… Recaredo Trujillo Gómez

Recaredo Trujillo nació en Sevilla, Valle del Cauca.

Notable litigante, líder político y ciudadano sin tacha, nacido el 17 de agosto de 1924 en Sevilla, Valle del Cauca. Sus padres Jesús Antonio y Mercedes, prima de Alzate Avendaño, oriundos de Antioquia y Salamina. Nueve hijos: Julio César, Fabio, Jaime, Diomen, Ángel María, Recaredo, Ana Lía, Amanda y Alba.

Hizo sus estudios básicos en la escuela de Tres Esquinas, una vereda de Sevilla y terminó en Caicedonia en 1935; cursó su bachillerato en Armenia, primero en el colegio Rufino J. Cuervo y después en el colegio San José, donde se graduó en 1947.

Lea también: Me encontré en la vida con… Pastorita Botero de Botero

Ingresó a la augusta universidad Externado de Colombia a estudiar Derecho y Ciencias Políticas; por su condición de condiscípulo de Fernando Hinestroza, fue cercano al fundador de la universidad, Ricardo Hinestroza Daza; sin duda, una época de formación y estudio maravillosa que Trujillo aprovecho para su ejercicio profesional y para su existencia vital laboriosa y excelsa. Al concluir materias, aprovechó el decreto de Rojas Pinilla que creó la judicatura y viajó a Caicedonia donde cumplió el requisito de grado, fue el primero de su promoción en graduarse en 1954.
 

Juez Promiscuo Municipal de Caicedonia y del circuito en Sevilla

Su primer cargo en 1955 fue el comienzo de una larga carrera de abogado valioso que continuó en Sevilla como juez civil del circuito, designado por el Honorable Tribunal de Buga. A los dos años en 1960 decidió retirarse a litigar, noble ejercicio que realiza todos los días y a toda hora, hasta hoy, cuando lleva sobre sus espaldas 95 años bien vividos.

En 1955 contrajo matrimonio con la distinguida señora Mariela Marín López, sevillana de postín, ocho hijos: Sonia, abogada, un hijo; Patricia, abogada; Diana, médica, un hijo; Luz Elena, arquitecta, un hijo; Gloria, arquitecta, dos hijos; Diego, abogado, procurador delegado, cuatro hijos; Jaime, administrador de empresas, tres hijos; y Ana María, pintora y fotógrafa, dos hijos. Catorce nietos.

Vea también: Me encontré en la vida con… Julián Velásquez Jaramillo

Su sede inicial de ejercicio profesional fue Sevilla como abogado de bancos como el Cafetero, Agrario y la atención a la clientela de esa región. Además Trujillo Gómez incursionó en la política liberal, su partido y el de sus mayores; estando en esas lides, fue nombrado presidente del directorio Liberal de Sevilla. En varias oportunidades fue concejal de Sevilla.
 

Representante a la Cámara de Representantes en 1962

El dirigente Carlos Lleras Restrepo lo incluyó en la lista del Valle del Cauca, puesto que los jefes liberales del Valle, Pacho Elías Ramírez y Gustavo Balcázar Monzón no se ponían de acuerdo en un nombre. En el parlamento fue cercano al doctor Ancízar López López, quién comenzaba su dilatada carrera de congresista, relación que mantuvo muchos años; en ese corto período realizó tareas en beneficio del norte del Valle.

Le puede interesar: Recordando al Cacique Ancízar López López: Parte I y Parte II
 

Magistrado de la Sala Civil del Tribunal Superior de Cali

El distinguido magistrado Benjamín López de la Pava puso en consideración en 1966, ante la Corte Suprema de Justicia, el nombre del gran sevillano, quién ocupó la magistratura hasta 1970. Ese año renunció para dedicarse a la profesión, porque el salario no le ayudaba con el sostenimiento de una familia numerosa.
 

Secretario de Gobierno del Valle y gobernador encargado

A los quince días de su retiro de la magistratura, el gobernador del Valle, Rodrigo Lloreda, ya fallecido, lo llamó a ocupar la cartera de Gobierno y con motivo de esta gran responsabilidad, ocupó muchas veces el cargo de gobernador encargado.

En 1975 fue elegido diputado a la asamblea del Valle pero no ejerció porque el doctor Carlos Holguín en su calidad de gobernador del Valle, lo nombró secretario de Agricultura y Fomento. Más tarde el 29 de junio de 1983, el recordado Carlos Jiménez Gómez , procurador general, designó al doctor Recaredo como procurador regional del Valle, posición que ocupó durante tres años.

Lea también: Me encontré en la vida con Alberto Gómez Ceballos

Volvió al litigio pero en la alcaldía de Cali, en 1991, del actual canciller doctor Carlos Holmes Trujillo García, fue llamado para ocupar el cargo de asesor jurídico de la alcaldía.
 

Comité pro-adhesión al Quindío

Trujillo Gómez fue un entusiasta amigo de nuestra tierra, gracias a sus estudios de bachillerato y la existencia de muchas amistades políticas, familiares y personales, en la época en que se ventiló la separación de Caldas, organizó un grupo que buscó que Sevilla en asocio con Ulloa, Caicedonia, Alcalá, hicieran parte del Quindío. A la postre los congresistas del Valle se opusieron férreamente a una realidad geopolítica incuestionable.
 

Condecoraciones

Ajeno a los halagos y recibir menciones, aceptó, no obstante, la resolución por medio de la cual la universidad Santiago de Cali lo distinguió como profesor emérito.
 

Carrera docente

Profesor de procedimiento civil y pruebas judiciales en la universidad Santiago de Cali y en la Libre de Cali; de 1977 a 1979 fue decano de la facultad de Derecho de la misma universidad y de ese año hasta 1981, rector de la misma universidad, en total 17 años al servicio de la gran casa del saber vallecaucana. En 1994 se pensionó.

Recaredo Trujillo Gómez es un símbolo del Valle del Cauca y un hijo distinguido de Sevilla, abogado sin fatiga y sin pausa. Su vida ha sido un ejemplo de honradez y fe en su tierra; amoroso y familiar al extremo, con el sudor de su frente levantó una familia unida y amable; su hoja de vida al servicio de sus conciudadanos es un orgullo para Colombia y desde luego para su tierra natal.

Vea también: Me encontré en la vida con… Aníbal Jaramillo Botero

Libre de halagos y con una plenitud vital que le da su don de gente y su sencillez, la altura de los noventa y cinco años, lo muestra como el padre y el esposo que supo levantar una hermosa familia, con la ayuda imprescindible de su gran señora, doña Mariela, fiel representante de las damas bellas y leales del Valle, las bellas sevillanas que engalanan una geografía fascinante.

En su fulgurante carrera pública, en el ejercicio cotidiano de la profesión, en las diversas actividades y tareas en beneficio de su pueblo, en todas, Recaredo Trujillo Gómez ha tenido su corazón cocido al Quindío; quiero destacar esa noble condición de amigo sin sombras; para siempre un quindiano visceral. Con toda su familia alrededor y algunos tangos, la interlocución se torna en una sonrisa general: no te apures Carablanca…


Gabriel Echeverri González
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net