Miércoles, 21 Nov,2018

En profundidad / ABR 30 2017 / Hace 1 Año

Me encontré en la vida con... Camilo Cano Restrepo

Notable profesional y dirigente cívico de todas las horas, nacido en el sector de La Nubia en Salento el 22 de enero de 1935, sus padres Joaquín Cano Cárdenas, de ascendencia antioqueña, sobrino de Luis Cano y Gabriel Cano, veteranos periodistas y forjadores de la gran casa periodística El Espectador, y María Restrepo López de Armenia, viuda cuando apenas Camilo tenía dos años, en un hogar de trece hijos en total.

Me encontré en la vida con...  Camilo Cano Restrepo

Cano ha sido un profesional dedicado y honrado y su trayectoria ha estado enmarcada en una conducta intachable y eficiente.


Hizo sus estudios primarios en la Escuela Alfonso López de Armenia donde contó con profesores como Joaquín Cardona, Jesús López y Rafael Sanmiguel; pasó a la complementaria y allí fue educado por Félix Castro, Germán Gutiérrez y Pedro Hoyos. Cursó su bachillerato en el colegio Rufino J. Cuervo que culminó en 1953.

Su señora madre María le dijo con firmeza: Yo soy muy pobre y no lo puedo mandar a Bogotá a tirar piedra, en clara referencia a los problemas que suscitaba, a veces, la universidad Nacional. Se fue para la universidad Javeriana a estudiar Odontología, profesión que terminó el 5 de julio de 1960. Cano Restrepo recuerda con alegría a su compañero de apartamento los cinco años de estudios, el famoso y brillante arquitecto Alberto Jaramillo Botero, ya fallecido, quien hizo fulgurante carrera política, el conocido Bigotes, dotado de sumo talento. Camilo dice sin titubear que es el hombre más inteligente que ha conocido. Los últimos tres años arrendaron una casa grande y también llegaron Gonzalo López Ospina, Óscar Mejía Vélez, Daniel Ramírez Londoño y Ómar Mejía.


Regreso a casa

Arturo Ocampo, su antiguo profesor y jefe de odontólogos del ministerio de Salud, lo nombró para hacer el rural en Calarcá y a partir de este momento comenzó su ejercicio profesional y su brillante trayectoria de servidor social y hombre cívico, colaborador de todas las causas sociales a favor de su tierra.

Contrajo matrimonio el 27 de abril de 1964, con la bella señora Gloria Mercedes González Arango, hija del capitán Pedro González Londoño, clave en la defensa del Quindío el 9 de abril, fallecido el mismo día en Colillas.

Una hija Luz Patricia, docente en Arkansas, casada con el Físico Nuclear, Jorge Uribe, dos hijos.


Cargos y responsabilidades

Cano ha sido un profesional dedicado y honrado y su trayectoria ha estado enmarcada en una conducta intachable y eficiente, con responsabilidad y diligencia en el servicio de salud, el Instituto de Seguros Sociales como jefe de salud oral, como secretario de Salud en la Alcaldía de Alberto Gómez Mejía, como Jefe de planeación del ISS, superintendente de Salud en el Gran Caldas, secretario de Gobierno en la alcaldía de César Hoyos Salazar, gerente de la Lotería del Quindío, decano de la facultad de Odontología de la universidad Antonio Nariño de Armenia, de gran figuración a nivel nacional, en la rectoría del ingeniero y matemático Jorge Iván Salazar Palacio, en fin, como presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas de Armenia; muchas más tareas de salud y de servicio social realizadas con alegría y eficacia. Desde luego partícipe de numerosas juntas y entidades, entre las cuales conviene mencionar: vice- presidente del Servicio Seccional de Salud (1968-1973); representante del ministro de Educación Jaime Arias en el consejo superior de la universidad del Quindío (1980- 1984); fundador del Círculo Odontológico; presidente de la Unión Javeriana-Federación Nacional de Asociaciones de Exalumnos de la Universidad, en cuyo desempeño recorrió varios países (1980-1996); representante de la comunidad de Texas, pro-damnificados del terremoto de Armenia, durante 18 meses, comunidad que aportó, para la época, 3 aviones y 20 containers, con ayudas para mitigar la tragedia.


Juanito

El programa bandera en el cual ha intervenido largos años de su vida, 40 para ser más exactos. Ideado por Inesita Sánchez de Niño, esposa admirable del conocido personaje Jesús Antonio Niño Díaz en su primera gobernación, se constituyó en un maravilloso paliativo, con la presencia del gobierno y los particulares en los sectores más deprimidos para celebrar las fiestas de Navidad; casi hasta hace apenas dos años, Camilo embargaba su tiempo en organizar este admirable festejo, un mensaje humanitario de hondos alcances afectivos y uno de las programas más bellos en materia de labor social encomiable.


¡El orgullo de mi vida es mi madre!

El excelente exsecretario de Gobierno de Armenia, enmudece su rostro al recordar a la señora María. Viuda muy joven, con su pequeña parcela de 7 cuadras levantó a su familia y Camilo tuvo la suerte de que algunos de sus hermanos mayores no quisieron estudiar; me salvó el azar y su carcajada llega hasta el Monumento al Esfuerzo; ese monumento podría ser un homenaje para quien sufrió penurias con su familia y ya en Bogotá debió imponer austeridad y sacrificio: en sus años de estudio no podía desayunar para poder almorzar más o menos, como tampoco tuvo zapatos bien avanzado el bachillerato. Con todo se fue haciendo a pulso gracias a su tesón y su inmensa capacidad de trabajo que aún conserva.

Cano Restrepo merece el afecto y el reconocimiento de la región; su admiración por César Hoyos Salazar corresponde a un gobierno de elección popular catalogado como uno de las mejores en la historia de Armenia; César tuvo el mérito de escoger figuras descollantes como Camilo, Germán Hincapié, Miguel Ángel Rojas, para citar los que vienen a mi memoria.

En su amplia carrera cívica, la imagen de su esposa desaparecida y de su mamá acompañan sus horas: es la misión cumplida de un gran colombiano que ha participado en campañas de salud y múltiples tareas en beneficio de nuestro pueblo, sin esperar recompensa distinta al agradecimiento de sus coterráneos. La tarde concluye este diálogo inacabado con un gran hombre que aún camina de prisa por la calle real; aspiró a ser alcalde y bien que lo merecía pero no fue necesario, goza del respeto y admiración de todos. Ciudadano ejemplar.
 

Gabriel Echeverri González
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net