Martes, 13 Nov,2018

General / ENE 22 2017 / Hace 1 Año

Me encontré en la vida con Judith Sarmiento Granada

Descollante figura de la vida nacional, nacida en Armenia y con todos sus ancestros en nuestra tierra mágica, ella misma define su perfil profesional : “ Periodista con formación profesional en asuntos jurídicos, comunicación corporativa y experiencia en conducción de espacios informativos en radio y televisión, así como en moderación de debates sobre temas de interés público, con énfasis en derechos humanos, familia, infancia y adolescencia, sostenibilidad y responsabilidad social empresarial”.

Me encontré en la vida con Judith Sarmiento Granada

Judith Sarmiento Granada.

Hija de Gilberto y Ofelia, ya fallecidos; nieta de Eudoro Granada y sobrina de Luis Granada Mejía, un hermano llamado Gilberto como el padre. Tiene una hija, Sofía y un nieto de siete años.

Toda su formación la hizo en Bogotá, en el famoso colegio departamental de La Merced, en la universidad externado de Colombia donde culminó derecho y ciencias políticas y en la universidad de La Sabana donde curso su especialización en comunicación organizacional.

Gracias a su excelente voz, a su formación rigurosa y a su inteligencia, Judith descolló en cadenas radiales, en programas televisivos y en el cubrimiento de eventos especiales, toda una vida dedicada al mundo de las comunicaciones, tareas en las cuales puso en práctica sus estudios y fundamentos jurídicos.


En radio

Por años su cálida voz ha sido escuchada por los colombianos, en Todelar, en Caracol, en Radio Sucesos de RCN, en 6 a. m. -9 a. m. de Caracol, en el programa Colombia responsable de la Radio Nacional como directora y conductora y actualmente en el programa En Familia, en horario estelar de Caracol los domingos, a las diez de la mañana que todavía conduce y dirige.


Televisión

Su quehacer no ha sido ajeno al trabajo en la televisión en el noticiero Telediario de Arturo Abella, en el Noticiero Nacional, en TV Hoy; y como componedora o moderada de muchos programas como las teleconferencias de la Procuraduría General de la Nación, de la Escuela Superior de Administración Pública, Defensora del televidente del Canal Capital, muchos más.


Cubrimientos especiales

Su conocida seriedad le ha permitido participar en eventos internacionales o en misiones periodísticas en Israel, Washington, Cumbre mundial sobre la mujer en Beijing, enviada por Caracol; Chile, Méjico, Alemania, debates sobre el bicentenario enviada por la Radio Nacional. Sarmiento ha realizado más cubrimientos en su actividad profesional, como moderar debates y participar en múltiples simposios como jurado o participante.

Ha sido profesora de periodismo en televisión, comunicación organizacional, proyecto radial, en las universidades Externa, Militar y Politécnico Grancolombiano; autora y docente del curso democracia y medios en el curso virtual de Pnud.

Por su brillante carrera ha sido distinguida con diversos premios como el India Catalina de Oro y premio Simón Bolívar a mejor Presentadora de noticias en TV, en 1990; premio Asociación Colombiana de Locutores a mejor locutor de noticias en Radio y en Televisión, placa Asociación Nacional de Anunciantes, en fin, condecoraciones y reconocimientos diversos de municipios y organizaciones.

¡Verde que te quiero verde!

Con motivo del Centenario de Armenia en 1989, Judith vino al Quindío invitada para el acto principal, ante el maravilloso panorama de su tierra, antes de aterrizar, quedó nuevamente fascinada con la tierra de sus ancestros y decidió al finalizar su periplo laboral, vivir definitivamente en nuestro suelo. Algunos fragmentos de su artículo para la revista Semana, con motivo de la separata sobre el Quindío, expresan, sin duda, un sentimiento colectivo: “En la casa de mis abuelos había espacio en la mesa para los once hijos, sus esposas, los nietos, los primos con sus hijos, los amigos entrañables, las personas que servían esa familia tan numerosa y aún para aquellos que tocaban a la puerta pidiendo un plato de comida. Y se les daba de lo mismo que comíamos todos… no las sobras, sino los mismos alimentos que parecían multiplicarse en las ollas como lo hizo Jesús con los panes y los peces en Galilea y más adelante señala: “He ahí el detalle, si bien es cierto que es necesario ofrecer a los turistas instalaciones adecuadas y servicios hoteleros de calidad, no podemos perder de vista lo que verdaderamente vienen a buscar. Esas bellezas naturales del Paisaje Cultural Cafetero que tenemos a granel en el Quindío y que por hospitalidad y comensalidad, gozamos al compartirlas con los visitantes. Y enseguida anota algo que compartimos: “Aprovechemos la lección que nos da el colibrí, que tiene entre sus características la de ser la única especie de ave capaz de volar en todas las direcciones…para enderezar el rumbo del desarrollo turístico y urbanístico, siempre teniendo como prioridad ese verde hospitalario, esos verdes que si cuidamos y protegemos, vamos a seguir compartiendo con visitantes de todos los rincones del planeta”.
Judith ya está bien instalada en su tierra pero mantiene vivas sus inquietudes vitales que han hecho parte de sus preocupaciones como la familia y desde luego la sostenibilidad, traducida en el medio ambiente, la planeación, la vida de las regiones y el desarrollo personal. Alterna el canto en sus actividades diarias y comenzó en el coro de música antigua Medinacheli, gracias a que su señora Madre era voluntaria del hospital Samaritano de Bogotá, donde comenzó el coro en el año 2000, con el tiempo fundó con otros amigos Didascalia, especializando esta coral en música antigua.

Ya en casa entró al maravilloso grupo coral que dirige Leonel Arboleda llamado Discantus, una agrupación con un prestigio bien ganado, donde Sarmiento Granada ha sido recibida con regocijo.
Su agudeza mental no esconde la influencia de su apellido y la imagen de su abuelo Eudoro Granada está presente en su vida y en sus actos. Lo está también, sin duda, su tío Luis Granada Mejía, del cual afirma tajantemente: La historia le dio la razón a Luis Granada Mejía. El hecho de que exista la marca Eje Cafetero como reconocimiento de esta región en el mundo, le da la razón a Luis Granada Mejía de oponerse a la creación del departamento del Quindío.

Déjelo así me dice, mientras empieza a entonar Malena, el bellísimo canto sentimental: Malena canta el tango con voz quebrada cuando se pone triste con el alcohol…

 

Por Gabriel Echeverri González


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net