Jueves, 15 Nov,2018

Economía / AGO 24 2017 / Hace 1 Año

Más del 60% de las abejas han muerto en Quindío

En el marco del evento Buenas Prácticas Apícolas y Agrícolas, liderado por la Cámara de Procultivos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, se reveló que en el Quindío y el norte del Valle del Cauca más del 60% de las abejas han muerto. 

Más del 60% de las abejas han muerto en Quindío


Ante el incremento de mortandad en la región, la Andi, con el apoyo del gobierno departamental y el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, reunieron a 15 agricultores y 15 apicultores en el centro cultural metropolitano de convenciones de Armenia para que ambos renglones productivos establezcan una alianza que contribuya a contrarrestar la problemática. 

Recomendado: En el mercado quindiano, entre el 80% y el 90% de la miel es falsa


María  Helena Latorre Castañeda, directora ejecutiva de la Cámara de Procultivos de la Andi, indicó: “Nosotros estamos sumando la apicultura y la agricultura para poder garantizar más alimentos, calidad, cantidad y mejores productividades. La apuesta es que ambas actividades deben trabajar en alianza para obtener mejores resultados agrícolas”.

“Esta jornada se trata de que con buenas prácticas agrícolas y apícolas se cuide la salud de las abejas y así ayudar a que la agricultura produzca mejor calidad porque sin la polinización el sector no va a obtener buenos resultados. Tenemos una oportunidad de oro para trabajar juntos”, agregó.  

El secretario de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Quindío, Carlos Alberto Soto Rave, manifestó que la relación entre ambos sectores debe fortalecerse porque se necesitan mutuamente. 

“Si logramos la sinergia e implementar las buenas prácticas agrícolas en todos los productores del departamento vamos a garantizar mayor productividad, una calidad excepcional en los productos, reducir el impacto al medio ambiente y proteger la salud de los trabajadores. Además, vamos a entregar a los consumidores alimentos libres de residuos químicos, ese es el objetivo final de la estrategia que tenemos que es Campo Sano”.

Vea también: Cerca de 1.000 colmenas se perdieron en el departamento por fumigaciones

Édgar Buitrago Gallego, apicultor de Armenia y miembro del colectivo Abejas Vivas, resaltó que con el encuentro se empieza a llenar un vacío que hay, en especial el desconocimiento entre los agricultores en el manejo de los agroquímicos, lo que genera que se estén muriendo millones de abejas que son muy valiosas para el campo.  

“Desafortunadamente se está haciendo un uso excesivo o inadeacuado y tenemos estas consecuencias catastróficas. Que no haya abejas nos llevaría a una hambruna porque entre el 70% y el 80% de los alimentos que consumimos son gracias a la polinización  y no solo abejas sino colibrís, murciélagos, mariposas, entre otros que están siendo afectados con los plaguicidas”. 

El agricultor de Salento, Jaime Alberto Collazos, resaltó que desafortunadamente existe desconocimiento entre el sector y eso lleva a que no se hagan debidamente las prácticas por lo que son importantes estos espacios de orientación.

“El compromiso que nosotros vemos importante es certificarnos y estamos en la obligación de hacer bien las prácticas. Se ven muchas personas que utilizan agroquímicos restringidos. Con este encuentro aprendemos más sobre no utilizar químicos, no desproteger los suelos y conservar la flora que es muy importante”.


Los factores que han incidido en el Quindío

Soto Rave explicó que hay un uso indiscriminado de productos que ya habían sido vetados como el insecticida Endosulfán o Tiodán para el control de la broca. 

“Hace varios años el ICA lo había vetado para Colombia porque tiene un amplio espectro en su acción y acaba con los controles bilógicos, sin embargo, estamos conociendo que llega el producto de contrabando de Venezuela y de Ecuador. Hacemos un llamado para que no lo usen y en su lugar apliquen insecticidas de acuerdo a las dosis y los tiempos especificados en la etiqueta”.

Le puede interesar: 
Productores de plátano atraviesan crisis por caída de precios

El jefe de la cartera departamental indicó que otro de los factores es que los predios del Quindío son de menos de 5 hectáreas, entonces se puede dar la situación que haya un cultivo de café enseguida de uno de cítricos y en la mitad un apicultor.

“Cualquiera de los de alrededor fumiga en tiempo de floración, lo que acaba con las abejas. Hay que entender que los polinizadores pueden volar entre 500 metros y un kilómetro si el alimento está cerca, pero si no puede llegar a otra área y tener una cobertura mayor en la región donde la actividad agrícola es intensiva y ahí es donde hay que concertar entre todos para que esta sea una región productiva y próspera”, concluyó. 


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net