Lunes, 12 Nov,2018

En profundidad / MAR 05 2017 / Hace 1 Año

Ni notaría ni municipio para Barcelona

Barcelona es cuna de compositores, poetas, escritores, artistas, empresarios y profesionales de gran trayectoria nacional y desde hace años cumple los requisitos para ser municipio.

Ni notaría ni municipio para Barcelona

Hasta la fecha de hoy y desde que la Asamblea Departamental del Quindío aprobó la Ordenanza 15 para la creación del municipio en 1984, ningún gobernador del departamento ha firmado el decreto


El corregimiento de Barcelona, Quindío está ubicado en una zona cafetera de inmensa riqueza agrícola pero todos los impuestos de la zona rural y urbana van a engrosar las arcas del municipio de Calarcá. Hasta la fecha de hoy y desde que la Asamblea Departamental del Quindío aprobó la Ordenanza 15 para la creación del municipio en 1984, ningún gobernador del departamento ha firmado el decreto por el cual se ratifica el nombramiento de Barcelona como municipio por manejos políticos internos e intimidación.

Barcelona es a la vez un centro de abastecimiento de alimentos, servicios médicos, materiales de construcción, recreación, entre otros, para los campesinos que bajan de las montañas de los municipios de Génova, 

Buenavista, Córdoba, Pijao y áreas rurales aledañas. Además, durante los inviernos estas zonas cordilleranas quedan incomunicadas y Barcelona es el único sitio de acceso y tránsito.

Antecedentes 

Desde su fundación en el año de 1914, Barcelona ha dependido de Calarcá, ya que está bajo su jurisdicción. En 1918 Barcelona fue instaurado en corregimiento por el concejo municipal de Calarcá mediante acuerdo número 10. El 1957, la honorable asamblea departamental de Caldas mediante la Ordenanza 33, Barcelona fue elevado a la categoría de Corregimiento Especial Departamental. En 1984 la asamblea departamental del Quindío en la Ordenanza 15 del 30 de noviembre creó el municipio de Barcelona y dictó las disposiciones para su organización.

En 1984, en el Auto No. 13 del 5 de diciembre, el gobernador del Quindío Rodrigo Gómez Jaramillo objetó el proyecto de Ordenanza para nombrarlo como municipio del departamento del Quindío.

En 1991 se hizo la Asamblea Nacional Constituyente y de ella se plasmó en el artículo 40: “Son válidas las creaciones de municipios hechas por las asambleas departamentales antes del 31 de diciembre de 1990”. En el oficio No 2450 por el jefe de la oficina jurídica, Olivia Cotrino de Varo, fechado en Bogotá el 19 de noviembre de 1991, y de acuerdo con su estudio del caso determinó que: “Analizada la Ordenanza que creó el municipio de Barcelona en el departamento del Quindío, en criterio de esta oficina dicho acto quedó convalidado por el artículo 40 transitorio de la Constitución de la República en consecuencia dicho municipio recobró vida jurídica y debe ser organizado y funcionar con las normas que rigen la generalidad de los municipios…”.

Solicitud de notaría 

En 2011 se solicitó ante Orlando García Herreros Salcedo, superintendente de Notariado y Registro, mediante derecho de petición de información, conforme a lo que establece el Art. 23 de la C.N y Arts 5 y 17 de C.C.A, respecto a la creación de una notaria ya que por ser corregimiento especial requería el servicio. Esta petición sobre información se hizo con base en una respuesta de García Herreros Salcedo, quien en el 2009 envió una carta diciendo que se habían dado instrucciones a la oficina de asesora de planeación de la Superintendencia para llevar a cabo la verificación de los datos y los estudios técnicos particulares. Jorge Eliécer Delgado Salas, jefe de la oficina asesora de planeación respondió a la solicitud de una notaría en una carta del 29 de julio de 2011 dirigida a la excorregidora de Barcelona, la Dora Márquez, Gerardo Santander y Martha Yanet Niño en donde expresó “por el momento aplazar la creación de una notaría para el corregimiento”. 

En 2012 se envió una carta de nuevo a la Superintendencia de Notariado y la petición fue negada porque de acuerdo con la ley para creación de las notarías solo se asignan a los municipios y Barcelona no lo es.

En 2014 Cecilia Flórez Céspedes de la oficina asesora de planeación de la Superintendencia de Notariado y Registro explicó en una carta, después de evaluar la situación, que en el decreto ley 960 de 1970 en su artículo 128 : “No podrán agruparse en un mismo círculo de notaría municipios que pertenezcan a distintos departamentos. Cuando se constituya un nuevo municipio, el gobierno dispondrá a qué círculo de notaría habrá de pertenecer y a falta de declaración al respecto continuará adscrito a aquel a que pertenecía el municipio de donde se desprendió, y si se formare de varios, al que pertenecía la cabecera”.

Actualidad

En la actualidad Barcelona cumple con las exigencias mínimas en cuanto a la población requerida, nivel socioeconómico tanto para que se le asigne una notaría como para que se reconozca el nombramiento de municipio ya que desde 1984 se creó la Ordenanza. Cuenta con 16.000 habitantes, 28 barrios, colegios, casa de la cultura, José Rubén Márquez, biblioteca, cuna de compositores, poetas, escritores y artistas. Don Arturo Calle fue propietario de tierras y benefactor de Barcelona. Tiene bancos, cajeros automáticos, salas de internet, acueducto, electricidad, hospital, iglesias de distintas denominaciones, supermercados, parques y centros turísticos rurales y deportivos, gasolineras, condominios. Barcelona cumple con los requisitos de planeación, rentas, ingresos corrientes de la nación, territorialidad y demás indicaciones en concordancia con la ley. 

Es claro que de acuerdo con la ley, al formar un municipio se crea la notaría o el gobierno señala a qué círculo notarial debe pertenecer. Sin embargo, las necesidades cambian, algunas poblaciones crecen más que otras, desaparecen, se transforman por distintas circunstancias orgánicas, y es imperativo cumplir con los servicios que se requieren para beneficiar a sus pobladores. La formación y nacimiento del departamento del Quindío ilustra este proceso evolutivo de las regiones y vale la pena recordar que precisamente fueron algunos líderes calarqueños los que se opusieron a la creación del nuevo departamento, además de nuestros vecinos caldenses.

Asimismo, una de las maneras para propiciar la autogestión y desarrollo de una comunidad periférica es que se le permita su autonomía responsable y el reconocimiento, por ejemplo, a convertirse en municipalidad en el marco jurídico y legal de territorialidad y planeación nacional. La ratificación de Barcelona como municipio de Colombia y por lo tanto el derecho a su propia notaría es necesario y justificable para, entre otras, registrar a sus vivos y muertos, los matrimonios, las transacciones comerciales y para facilitar el trámite de documentos de una población numerosa de emigrantes que vivimos por fuera de Colombia. Tarea que requiere el inmenso esfuerzo y compromiso directo de la población barcelonesa y de los distintos sectores económicos y políticos de la región. Creo que sería un gran beneficio también para el Quindío contar con su décimo tercer municipio.

Alister Ramírez Márquez
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net